La aparición de amianto en un parking del Ayuntamiento de Madrid retrasa un año la reforma de plaza del Carmen

El consistorio, que no comunicó el motivo por el que se retrasaban unos trabajos que deberían haber acabado en 2023, asegura que una empresa especializada retiró todos los restos de estas instalaciones municipales junto a la Gran Vía y fija para finales de este 2024 su reapertura

Estado de las obras en el parking de la plaza del Carmen / Somos Madrid

Las obras con las que se está reformando el aparcamiento municipal de la plaza del Carmen encontraron restos de amianto en su estructura, según un informe del Ayuntamiento de Madrid al que ha tenido acceso este periódico. La presencia de fibras de este material, prohibido actualmente en la construcción por su potencial cancerígeno, originó la puesta en marcha de varios protocolos para su retirada sin que la información de su hallazgo haya trascendido hasta el día de hoy.

La aparición del asbesto fue constatada por la concesionaria que ejecuta los trabajos en la zona -Gyocivil- y comunicada a las autoridades municipales y regionales, explican fuentes del área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad consultadas por Somos Madrid. En concreto, esta presencia de fibras de amianto fue puesta en conocimiento del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que depende del Gobierno regional, según marca la legislación vigente.

El amianto fue retirado por una empresa especializada, después de recibir la autorización de la Comunidad de Madrid. “Se tuvieron en cuenta todas las medidas de protección”, explican las mismas fuentes municipales. Al acabar la actuación, la empresa contratada emitió un certificado en el que garantizaba que todos los restos de amianto habían sido retirados.

La localización inesperada del amianto originó un importante retraso en las obras de reforma del aparcamiento, cuya finalización estaba prevista para octubre del año pasado. Fuentes del área de Movilidad indican ahora que el parking podrá inaugurarse “en el último cuatrimestre” de este 2024, lo que implicará al menos un año de retraso. En la dilación de los trabajos también ha influido -según otro documento del Ayuntamiento de Madrid consultado por este periódico- la aparición de una línea eléctrica que suministra luz a una zona cercana, que debería haber estado situada en un vial público pero que pasaba por el área del parking.

El proyecto del aparcamiento municipal situado bajo plaza del Carmen ha estado rodeado de polémica desde el año 2021, cuando se supo que el Ayuntamiento de Madrid renunciaba a su gestión directa y lo sacaba a concurso para su privatización, renunciando a un posible beneficio de 18 millones de euros.

Después se conoció que un hotel de cinco estrellas situado en la propia plaza había redactado el proyecto de reforma, que luego había sido “donado” al consistorio. El hotel se aseguró con esta planificación colocar la rampa de bajada al aparcamiento lo más alejada posible de sus accesos e incluyó un acceso directo subterráneo al hotel desde el propio parking.

El proyecto de reforma de la Plaza del Carmen de Madrid y su aparcamiento /Ayuntamiento de Madrid

Otra de las polémicas actuaciones que incluía este proyecto para un parking público -redactado por un privado con intereses en la zona- fue la desaparición de decenas de árboles de grandes dimensiones, que daban abundante sombra a la plaza. Solo 8 árboles de los 67 existentes han sobrevivido a las talas previas a los trabajos, que despejaron la zona para dar cabida al nuevo diseño de este céntrico lugar situado junto a la Gran Vía.

El Ayuntamiento de Madrid presentó el proyecto de reforma de prometiendo una plaza transformada en “un lugar más habitable, con más zonas verdes”, llena de parterres con árboles. La abundancia de estos elementos en las recreaciones hacía pensar que se aprovecharían los ya existentes, pero 28 fueron derribados y 31 trasladados. También aseguró el equipo de Almeida que el proyecto de reforma había contado “con la participación vecinal para atender a sus demandas”.

A nivel de movilidad, la intervención principal ha consistido en la reorganización del tráfico rodado de la plaza, en concreto en el tramo de la calle san Alberto que discurre entre la plaza y la Calle Montera.

Si se cumplen los plazos municipales, el parking de plaza del Carmen reabrirá a finales de este 2024 con una de las tarifas para abonados más caras entre los aparcamientos públicos que se están reformando actualmente. El equipo de Almeida escogió la oferta más cara para los vecinos. Alquilar una plaza costará 160 euros al mes para los residentes, a gran distancia de los 70 euros mensuales aprobados en el parking de Luna-Tudescos o el euro testimonial que pagarán los abonados en el aparcamiento de Cortes. Las empresas Empark-Gyocivil gestionarán con estos precios las instalaciones durante los próximos 22 años.

Fuente: Diego Casado en eldiario.es

.
También podría interesarte