Trabajadores y trabajadoras al límite en centros de menores y pisos tutelados de gestión privada en Madrid

  • CCOO Madrid denuncia que las plantillas se han reducido en algunos casos a la mitad por los contagios covid y que al no sustituir la bajas se están viviendo “situaciones insostenibles”.

  • El sindicato pide a la Comunidad de Madrid “que garantice el cumplimiento de los contratos públicos y vele por la protección, atención y cuidado de los menores que están bajo su tutela”.

Los trabajadores y trabajadoras de algunos centros de menores y pisos tutelados de la Comunidad de Madrid de gestión privada están al límite al tener que asumir sus funciones con una plantilla reducida a la mitad en muchos casos. Y esto ocurre, denuncia CCOO de Madrid, porque las bajas por contagios covid no se están sustituyendo, bien por la dificultad de contratar a personal para cubrir las mismas, bien por la falta de interés por parte de las empresas que los gestionan. El sindicato asegura que “recientemente se han vivido situaciones insostenibles”.

“A los contagios de la plantilla se suman los de los propios menores, que tienen que hacer las cuarentenas en los centro y pisos tutelados en los que residen, y son sus educadores y resto de profesionales quienes se encargan de atenderles cuando enferman, con el riesgo que conlleva”, explica Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid.
“La situación es muy preocupante”, advierte. “Estamos hablando de menores tutelados por la Comunidad de Madrid por circunstancia diversas y complejas, que necesitan de un equipo interdisciplinar que se ocupe de ellos y unas plantillas completas para que todo funcione con normalidad y no surjan conflictos”.

Madrid tiene un total de 4.000 menores tutelados, de los que el 60% residen en entornos familiares y el resto lo hace en la red de 83 centros de la Comunidad, el 60% de ellos de gestión privada. El número de trabajadores y trabajadoras que los atienden es de unos 3.000, aproximadamente. A CCOO le consta que hay centros que “sí están haciendo las cosas bien y que han contratado personal suplente, tal como establecen los pliegos de condiciones por los que se rigen, pero no es lo habitual”.

Plantillas insuficientes

Es la Consejería de Familia, Juventud y Política Social quien elabora los pliegos de condiciones y en ellos se refleja el número de profesionales que deben tener los centros para su correcto funcionamiento. “Si ya de por sí las plantillas de estos centros son insuficientes y muy reducidas, cualquier baja que se produzca hace que el servicio que se vea alterado. Es fundamental, por tanto, que las empresas adjudicatarias suplan las bajas de personal, pero desde la Consejería, lamentablemente, no se está atendiendo a este aspecto tan preocupante”, critica Galvín. “La Comunidad de Madrid debe garantizar el cumplimiento de los contratos públicos y velar por la protección, atención y cuidado de los menores que están bajo su tutela. Y lejos de responsabilizarse de esta situación tan problemática, permite ataques indiscriminados de los sectores ultraderechistas y mediáticos a estos centros y a los niños y niñas que los habitan”.

En definitiva, CCOO exige a las empresas adjudicatarias de los centros de menores y pisos tutelados que sustituyan desde el primer momento todas las bajas de personal que se produzcan, y a la Comunidad de Madrid que no permita fraudes en los contratos públicos que regulan a una población tan sensible. “No se puede regatear con la salud de las personas trabajadoras ni con el bienestar de los niños y niñas”, concluye Isabel Galvín.

Fuente: tercerainformacion.es

También podría interesarte