Sindicatos rompen en bloque el acuerdo con la Consejería de Sanidad madrileña ante el “caos” en las urgencias

LA APERTURA DE LAS URGENCIAS DE ATENCIÓN PRIMARIA, EN JAQUE

“El caos en el servicio nos empuja a desvincularnos del acuerdo ante el maltrato y la humillación que están sufriendo los profesionales de los servicios de urgencias de atención primaria”.

Así de contundentes se han manifestado los cuatro sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad que han anunciado este viernes la ruptura en bloque del acuerdo alcanzado con el Gobierno de la Comunidad de Madrid para la reapertura de las urgencias de atención primaria, ahora renombradas como Puntos de Atención Continuada (PAC).

CCOO, UGT, CSIT UP y SATSE afirman en un comunicado conjunto que el “fracaso” del modelo de las nuevas urgencias extrahospitalarias “es fruto de la inoperancia de la Administración y del incumplimiento de todos los compromisos adquiridos con las organizaciones sindicales” y adelantan que no volverán a acudir a ninguna reunión de la comisión de seguimiento de dicho acuerdo.

Los sindicatos advierten de que el plan ideado por el Gobierno regional y la gestión que está haciendo del mismo “no sólo pone en jaque a la ética y la responsabilidad de los profesionales, sino que también pone en riesgo la salud de la población”.

Las protestas y quejas de sanitarios y ciudadanos no han dejado de sucederse desde la apertura de los PAC el pasado 27 de octubre. Las redes sociales se han llenado de denuncias de sanitarios y ciudadanos al encontrarse con centros cerrados o sin personal médico. Muchos facultativos han sido trasladados a la fuerza a otros puntos de urgencias y han tenido que hacer frente a largas jornadas de trabajo sin prácticamente recursos ni medios. Pero la gota que ha colmado el vaso han sido las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, que ha culpado a los sanitarios de la situación asegurando que “lo que nadie entiende es que haya habido un 60% de bajas sobrevenidas”.

Hasta el momento, los sindicatos con representación sanitaria no habían movido ficha, pero este viernes han decidido levantarse de la mesa y romper el acuerdo. “Firmamos un acuerdo, para proteger las condiciones de los profesionales, evitar una huelga, por responsabilidad con la ciudadanía y para garantizar su seguridad sanitaria, pero no vamos a ser cómplices de esta tropelía”, afirman.

Fuente: nuevatribuna.es

sp

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com

SATSE, CC OO, UGT y CSIT se plantan ante el gobierno de Ayuso, después de firmar un acuerdo que puso fin a una huelga indefinida

pancarta-aguacate-sanidad-publica
Archivo | facebook.com/casadelbarrio.carabanchel

En medio de unas horas frenéticas, en las que se han hecho públicas las dimisiones en bloque de todo el equipo de la Dirección Asistencial Sureste de la Consejería de Sanidad y de la gerente asistencial adjunta de Atención Primaria, Nuria Fernández de Cano, cae otra piedra más sobre el gobierno de Isabel Díaz Ayuso. En esta ocasión, los cuatro sindicatos de la mesa sectorial, SATSE, CC OO, UGT y CSIT, que firmaron un acuerdo con respecto al nuevo modelo de urgencias extrahospitalarias (todos menos AMYTS, que se retiró), se bajan del barco.

Y lo hacen tras una semana caótica en la reapertura de los Centros de Atención 24 horas (conocidos como PAC) con plantillas incompletas, profesionales que denuncian acoso por parte de la conserjería y pacientes que ya han vivido situaciones de riesgo.

“El ‘caos’ en el servicio y la falta de soluciones a todos los problemas planteados, nos empuja a desvincularnos del acuerdo ante el maltrato y la humillación que están sufriendo los y las profesionales de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria por parte de la Consejería de Sanidad y de la Comunidad de Madrid a través de sus acusaciones públicas”, aseguran en un comunicado. Las organizaciones insisten en que el plan ideado por el Gobierno regional pone en jaque “la ética y la responsabilidad de los y las profesionales”, y supone un riesgo para “la salud de la población”.

“Firmamos un acuerdo, que evitaba una huelga, por responsabilidad con la ciudadanía y para garantizar su seguridad sanitaria pero no vamos a ser cómplices de esta tropelía”

“Firmamos un acuerdo, que evitaba una huelga, por responsabilidad con la ciudadanía y para garantizar su seguridad sanitaria y esencialmente para proteger los derechos de los trabajadores que se veían seriamente lesionados con el plan inicial propuesto por la Consejería, pero no vamos a ser cómplices de esta tropelía”, zanjan.

Lo cierto es que el jueves pasado se ponía en marcha el plan de reorganización de las urgencias extrahospitalarias para reabrir 80 centros sobre las cenizas de los antiguos Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y de los Servicios de Atención Rural (SAR), sin incrementar la plantilla.

Desde este viernes 4 de noviembre hasta el próximo domingo 6, trabajadoras y trabajadores están llamados a una huelga convocada por los sindicatos SUMMAT, MATS y CSIF. Un paro para el que se han fijado el 100% de servicios mínimos, cifra que, tal y como valoran los convocantes, va a incumplir la propia consejería ya que muchos de estos dispositivos funcionan sin las plantillas al completo.

El 7 de noviembre comienza la huelga convocada por el sindicato médico AMYTS para este nivel asistencial, el único representante de los trabajadores y trabajadoras presente en la mesa sectorial que no firmó el preacuerdo avisando de los problemas estructurales que se derivarían al reabrir 80 centros con la plantilla de 40.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com

.
Share
También podría interesarte