“Madrid no puede ser un agujero negro que acabe tragándose todo el país”, Joan Baldoví

Entrevista al diputado de Compromís en el Congreso

En un mapa político en pleno proceso de mutación, mientras la ruptura del PP y Ciudadanos en Murcia tiene reflejos en todo el Estado, los focos se vuelven a poner en Madrid. Elecciones, mociones… Sin embargo, el resto de territorios piden la palabra. Es el caso del País Valencià, que lleva años reclamando y viendo cómo se retrasa su petición de un nuevo sistema de financiación económica, por ejemplo.

De consumarse el giro de una titubeante Inés Arrimadas a buscar acuerdos con el PSOE, la correlación de fuerzas impuesta en el Congreso tras las elecciones de noviembre de 2019 puede ser modificada. La mayoría de la investidura, de carácter progresista y plurinacional, observa con inquietud el amor-odio entre PSOE y los naranjas. En cuartopoder, ampliamos el foco y entrevistamos al diputado de Compromís, Joan Baldoví (Sueca, València, 1958), que nos recibe en su despacho de una Carrera de San Jerónimo agitada.

-Falta algo más de una semana para cerrar la central nuclear de Cofrentes o alargar su vida útil…

-Estamos en unas fechas decisivas. La decisión debería ser la natural: Cofrentes ha terminado su vida útil, es una central vieja, la única que queda con esa tecnología actualmente, y prorrogar la vida útil diez años más no tendría sentido. No hace falta, cada día hace menos falta. Además, hay una decisión unánime del Parlament de València para que no se prolongue esta central. Luego, es el momento de apostar ya, decididamente, por otras energías. Seguir con Cofrentes supondría un montón de nuevos residuos radiactivos. Es el momento de cerrar Cofrentes. Espero que una ministra valiente, como Teresa Ribera, lo haga.

-Tendrán hablado algo con la ministra…

“A veces, los que gobiernan no toman las decisiones más valientes”

-No, hasta este momento hemos hablado. El día que le hice la pregunta parlamentaria dijo que habían hecho un esfuerzo. Siempre reconozco el esfuerzo de una ministra valiente como Ribera, pero para eso está también la oposición, para hacer mejores a quienes están gobernando, para estirarles un poco más, para ir un poco más allá… A veces, los que gobiernan no toman las decisiones más valientes. Una decisión valiente sería cerrar Cofrentes.

-¿Y es optimista con que se vaya a cerrar?

-No, soy pesimista. Y mira que yo soy una persona optimista, pero en este tema no lo soy, vistas las respuestas que me dio la ministra. Nunca nos llegó a decir qué decisión iba a tomar, pero creo que va a prolongarla diez años más.

-Esta semana visitaban el Congreso distintas plataformas en defensa de las lenguas minoritarias del Estado. ¿En qué momento se encuentra el valencià y qué reclamaciones hacen para asegurar su supervivencia?

“Si hay alguna lengua en peligro de extinción en el País Valencià es el valencià”

-Mucho de lo que tiene que ver con el valencià está intervenido por los tribunales. Cualquier mínimo avance que se quiere hacer acaba en los tribunales. Y los tribunales han llegado a impedir que gobiernos con lenguas cooficiales, que hablamos la misma lengua con diferentes matices y acentos, como el caso del valenciano, el catalán y el balear, nos podamos comunicar en esa lengua.

Si hay alguna lengua en peligro de extinción en el País Valencià es, precisamente, el valencià. Hay un retroceso en su uso social e institucional, vemos continuos impedimentos para que los funcionarios públicos, que por obligación deberían conocer las dos lenguas oficiales, lo usen. El PP ya ha anunciado que quieren quitar el requisito lingüístico de que un funcionario entienda y atienda a un ciudadano en las dos lenguas. Es un ataque a una lengua que llevamos 700 años hablándola y que ahora está en serio peligro de retroceso y extinción.

-Tanto en la iniciativa de Cofrentes como en la de las lenguas, vemos cómo distintas fuerzas soberanistas o nacionalistas en el Congreso trabajan conjuntamente, ERC, EH Bildu, PNV, JxCat, BNG, CUP… ¿Qué valoración hace de esta especie de equipo plurinacional que coopera en el Congreso?

“Este Gobierno va muy lento, necesita un nuevo impulso”

-Hay una constatación, y es que las izquierdas periféricas somos las que estamos permitiendo configurar este Gobierno. Sin nuestro apoyo, no habría presidente Sánchez ni vicepresidente Iglesias. Creo que a veces el PSOE actúa como si tuviera mayoría absoluta y no cuida lo suficiente a aquellos que le hemos otorgado nuestra mayoría. Es indudable que se están haciendo avances en materia social, el Ingreso Mínimo Vital o el Salario Mínimo Interprofesional, pero se está yendo muy lento.

Esta semana, un hombre me interpelaba, me contaba lo bajo que es el Ingreso Mínimo Vital, que a sus hijos el paro no les llegaba, que aún no habíamos derogado la reforma laboral… Aún seguimos con la ley mordaza. Hitos que todos compartíamos cuando hicimos la moción de censura y que casi dos años después aún siguen vigentes. Hay avances, pero con mucha lentitud. Vemos al PSOE con más retranca a la hora de avanzar, lo vemos también en la ley de vivienda o con los desahucios. Este Gobierno va muy lento, necesita un nuevo impulso.

-El PSOE con retranca y pactando con Ciudadanos en Murcia. Ha supuesto un terremoto en la política estatal, especialmente en Madrid. ¿Cómo puede afectar a la relación con esta mayoría de la investidura?

-El PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos no suman. ERC son 13, el Grupo Plural somos 12… De una manera o de otra, la mayoría de la investidura va a seguir teniendo peso. Veremos cuál es la intención de Ciudadanos. Nos estamos recolocando mentalmente todos, pero es que en Murcia había corrupción y era inaguantable. Ciudadanos tendrá que elegir un camino, o que le marquen la agenda el PP y Vox o quedarse con su propia agenda. Quedándose donde están van directos a la desaparición.

-En València, parece que el líder de Ciudadanos ha apostado por quedarse con la agenda del PP y Vox.

-Un líder que parece una tómbola, que va saltando de barco en barco para mantenerse. Toni Cantó estaba en Ciudadanos, pasó a UPyD, volvió a Ciudadanos y parece que está preparando su desembarco en el PP o en Vox. No sé quién lo acogerá con los brazos abiertos, pero, en fin, que los disfruten. Diría que es un político que no ha aportado nada, que siempre contribuye a la crispación, nunca aporta soluciones en positivo y que le interesa por encima de todo una cosa: Toni Cantó.

-¿Y cómo está la relación del PSPV y Compromís en el País Valencià? 

“Un Gobierno ha de mostrarse unido y ser leal entre sus socios”

-Esto lo comparo con las relaciones de pareja. En todos los matrimonios hay altibajos, hay temporadas en las que podemos estar una semana sin hablarnos y luego las reconciliaciones suelen ser más bonitas. Hemos pasado malos momentos, a veces los socialistas olvidan que no tienen mayoría absoluta y necesitan de los socios.

Las relaciones que duran mucho, yo llevo más de 40 años con mi pareja, se basan en cuestiones fundamentales: respeto y lealtad. Hemos aprendido y, si vemos la hemeroteca de hace dos meses y lo que se publica hoy, hemos recompuesto la relación. Estamos en lo que pedíamos, que las decisiones se tomen conjuntamente. No es un Gobierno presidencialista, sino una coalición donde todos aprendemos y todos sumamos. Un Gobierno ha de mostrarse unido y ser leal entre sus socios.

-Como diputado, ¿qué ha conseguido de este Gobierno estatal de coalición para el País Valencià?

“Es el momento de abordar el nuevo sistema de financiación”

-En los presupuestos conseguimos el compromiso de inversiones que para nosotros son necesarias, como en Cercanías con las líneas entre Alcoi y Xàtiva y entre Alicante y Elche con el aeropuerto de El Altet. También pedíamos que se incrementara la dotación de dependencia, que se acerquen a lo que marque la ley, es decir, que el Estado asuma el 50 por ciento y las comunidades autónomas, el otro 50 por ciento.

Hemos conseguido algunas cosas, pero otras no. Para nosotros es fundamental algo que se recogía en el acuerdo de investidura y es el sistema de financiación. Es un tema al que no vamos a renunciar, para nosotros es absolutamente irrenunciable. En las próximas sesiones, volveremos a ponerlo encima de la mesa para que todo el mundo se manifieste y vote. La financiación forma parte de la reconstrucción y de los instrumentos que ha de tener una comunidad autónoma para combatir la pandemia y la crisis. No puede ser que las comunidades nos tengamos que endeudar para prestar los servicios que el Estado nos delega, como sanidad, educación o servicios sociales. Es kafkiano que no nos den el dinero suficiente y sí nos den préstamos para que desarrollamos los servicios que el Estado nos delega, para lo que nos tenemos que endeudar.

Esta situación dura ya demasiado tiempo, el sistema de financiación está agotado, hace siete meses que tendría que estar solucionado. Ya han pasado los trámites de presupuestos y las elecciones en Catalunya. Madrid, en el tema de la financiación, no es una comunidad autónoma que tenga ningún problema. Es el momento de abordar el nuevo sistema de financiación. Es de justicia, afecta a un 40 por ciento de la población española que está por debajo de la media española en dotación por habitante.

-Ha sacado el tema de Madrid. Durante este año se ha hablado mucho de Madrid en detrimento de otros territorios. Además, desde València se habla mucho del dumping fiscal que realiza la Comunidad de Madrid frente a otros territorios. ¿En qué medida este centralismo mediático y político madrileño perjudica a las periferias?

“Si hay algún separatista en este país, es el Gobierno de Madrid”

-Hay cosas constatables, Madrid tiene todas las sedes de los organismos públicos, aquí tienen empleo una cantidad ingente de funcionarios, por tanto, tiene muchos recursos y se puede permitir bajar impuestos que otras comunidades autónomas no nos lo podemos permitir. Eso ejerce de dumping fiscal frente a otras comunidades. Madrid se aprovecha de su efecto de capitalidad, necesita menos recursos y baja los impuestos, por lo que empresas y gente que vive en otras comunidades se empadrona en Madrid para pagar menos impuestos, en definitiva, para defraudar al conjunto del Estado.

Si algo se ha constatado esta pandemia es que los servicios públicos son más necesarios que nunca. Sin los servicios públicos y las dotaciones públicas la situación habría sido mucho peor para ciudadanos y para empresas. Y esto se paga con impuestos. Nosotros entendemos que se está siendo desleal. Si hay algún separatista en este país, es el Gobierno de Madrid, pues se permite hacer dumping fiscal a otras comunidades o acciones irresponsables como jugar con la salud de los ciudadanos para confrontar con el Gobierno central por puros intereses electorales. Díaz Ayuso ha convocado elecciones, ¿ha pensado en algún momento en las madrileñas? ¿Ha pensado en la salud de los ciudadanos o solo en su propio interés electoral? Me parece que Madrid tiene una presidenta que va sin manos en el volante.

-Se habla hasta de que el corredor mediterráneo pase por Madrid…

“Lo natural en un país es desarrollar otros polos, no que todo siga pasando por Madrid”

-Esto sería un contrasentido. El corredor mediterráneo no puede pasar a 350 kilómetros del Mediterráneo. Hasta ahora todo se hace desde el kilómetro 0 de la Puerta del Sol. Todo es una red radial que empieza y acaba en Madrid. Es el momento, si queremos tener un país equilibrado, Madrid no puede ser un agujero negro que acabe tragándose todo el país, hay que apostar también por el Mediterráneo.

Del corredor mediterráneo ya se hablaba en el año 31. Han pasado 64 ministros de fomento y sigue sin hacerse. Es algo fundamental. En el arco mediterráneo se concentra más del 40 por ciento del PIB, más del 50 por ciento del turismo, más del 60 por ciento de las mercancías que entran y salen, donde se ubican los principales puertos del Estado, unas economías fuertemente exportadoras… Lo natural en un país es desarrollar otros polos, no que todo siga pasando por Madrid.

Es importante en este país que se vea, cuando se hacen inversiones de esta importancia, cuál va a ser el retorno, la utilidad de la inversión… Hasta ahora, no han primado criterios objetivos en las grandes inversiones del Estado en muchas ocasiones. Pongo dos ejemplos: el primer AVE se construyó a Sevilla desde Madrid; el segundo, a Valladolid. ¿Qué criterios hubo? ¿Por qué no se conectaron primero las tres principales ciudades del Estado? ¿Cómo podemos estar aún, 30 años después de que se inaugurara el AVE a Sevilla, sin conectar la segunda y la tercera ciudad, Barcelona y València? Este país tiene que repensar las grandes infraestructuras con criterios medibles y objetivos.

-Tanto hablar de Madrid, y ya le he visto que ha mostrado su apoyo a Mónica García, de Más Madrid, si hay elecciones. ¿Hará campaña en Madrid?

-Ya me he ofrecido a Más Madrid para todo aquello en lo que Compromís pueda ser útil. Creo que Madrid necesita una presidenta, preferiría que fuera Mónica, que piense antes que nada por el interés de los ciudadanos y no por los intereses electorales suyos y de su propio partido. En este sentido, me han dado vergüenza algunas actuaciones de esta presidenta, me han dado miedo actuaciones como cuando en vez de velar por la salud busca la confrontación para un rédito electoral… También he sentido bochorno.

-¿Cómo valora la relación con Más País en el Congreso?

“Las izquierdas periféricas tendremos un papel importante que jugar con Más País”

-Como he dicho, el respeto y la lealtad hacen que las alianzas sean duraderas. Desde Más País hemos encontrado cordialidad, respeto, lealtad y absoluta colaboración. Estoy muy satisfecho de la apuesta que hicimos en su momento. A veces, hay apuestas que no dan resultado en el corto plazo, pero estoy seguro que en el largo plazo las darán. Las izquierdas periféricas tendremos un papel importante que jugar con Más País, nuestros aliados.

Fuente: Sato Díaz en cuartopoder.es