La pareja de la colaboradora de Ayuso también cobró del empresario imputado en la trama

Un nuevo informe de la Guardia Civil cifra en más de 35.000 euros la cantidad que Juan Pedro Santos facturó mientras la entonces concejal de Arroyomolinos adjudicaba contratos a Francisco Roselló. La actual número 3 del PP madrileño y su hermana también ingresaron de sociedades del empresario

El caso de corrupción que afecta a Ana Millán, vicesecretaria de Organización del PP madrileño y alcaldesa de Arroyomolinos, acaba de dar un nuevo giro. La Guardia Civil ha descubierto que no solo ella y su hermana cobraron, bajo distintos conceptos, de un empresario que recibía contratos de la Concejalía que Millán dirigió durante ocho años, sino que también su pareja tenía en esa época una relación comercial con Vicente Roselló, el empresario imputado junto a la número 3 de Isabel Díaz Ayuso en el PP madrileño en la causa que se sigue en un juzgado de Navalcarnero (Madrid).

Un nuevo informe de la Unidad Central Operativa (UCO), al que ha tenido acceso elDiario.es, concluye que Juan Pedro Santos Ceballos, pareja de Ana Millán desde hace 15 años, percibió 37.578,04 euros de una Unión Temporal de Empresas (UTE) constituida por dos sociedades de Francisco Vicente Roselló, GE Escuelas de Ocio SL y GE Escuelas Urbanas. Cabe destacar que esta última, GE Escuelas Urbanas, contrató a una hermana de la alcaldesa de Arroyomolinos mientras la entonces concejala de Cultura adjudicaba contratos a las sociedades de Roselló.

Ana Millán está imputada en este caso de corrupción que investiga el Juzgado de Instrucción número 6 de Navalcarnero por haber disfrazado presuntamente una mordida como el pago de un alquiler por parte de un empresario que recibía contratos de su Concejalía. Millán cobró por ese alquiler, un ático en el centro de Arroyomolinos, un total de 44.462,67 euros entre el 3 de enero de 2008 y el 13 de julio de 2012. Por su parte, cuatro empresas de Roselló fueron adjudicatarias, entre 2006 y 2011, de más de 660.915,21 euros en contratos de la Concejalía de Juventud, que dirigía Millán. 

Todos estos datos de la instrucción habían sido desvelados por elDiario.es cuando la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, se convirtió el pasado 20 de mayo en presidenta del PP madrileño y eligió a Ana Millán, muy próxima a ella desde hace años, vicesecretaria de Organización de la formación, número 3 del partido. A estos descubrimientos se une ahora el de los pagos al marido de Millán, que tanto ella como el empresario Roselló callaron en su declaración como investigados en el Juzgado el pasado 22 de abril.

Según recoge el último oficio de la UCO, el compañero sentimental de Millán, Juan Pedro Santos Ceballos, declaró los 37.578,04 euros facturados a la UTE de Roselló en concepto de “rendimientos del trabajo y de actividades económicas” entre 2008 y 2011, en el segundo mandato de Millán como concejala de Juventud. Santos Ceballos fue citado como testigo este lunes en el juzgado de Navalcarnero, pero su declaración, al igual que otras, se suspendió por falta de acuse de recibo. 

La citación de Santos Ceballos como testigo se produjo a raíz de otro descubrimiento de la UCO que consta en atestados: unos ingresos de Ana Millán en el banco realizados en efectivo por valor de 52.950 euros entre 2008 y 2017. Ana Millán le explicó al entonces juez del caso que se trataba de dinero que le entregaba su pareja para los gastos comunes y que ella lo ingresaba en el banco porque no le gustaba tener dinero en casa. Millán explicó que su compañero traía dinero en efectivo porque se dedica a la “hostelería” y al “mundo de la noche”. La acusación popular que ejerce Más Madrid había solicitado antes del lunes que la condición de la pareja de Millán cambie en la causa de testigo a imputado.

La hermana, también contratada

En el nuevo oficio de la UCO, fechado el pasado 22 de junio, los investigadores recuperan todos los vínculos entre el empresario imputado, Vicente Roselló, y Ana Millán, incluida la contratación por parte de una empresa del primero de la hermana de la alcaldesa. Entre 2008 y 2016, dos sociedades de Roselló contrataron a Beatriz Millán, trabajadora social, con una remuneración total de 88.642,42 euros. 

La vicesecretaria de Organización de Ayuso declaró en el juzgado que no influyó en aquella contratación y que su hermana obtuvo el puesto presentándose a un proceso de selección como trabajadora social. El empresario, por su parte, le dijo al juez que él desconoció la contratación cuando se produjo por el volumen y la cantidad de empresas que tenía. Se da la circunstancia de que una de las empresas que contrató a Beatriz Millán Arroyo, GE Escuelas Urbanas, forma parte de la UTE de empresas de Roselló que también contrató al marido de la alcaldesa.

Todos empezaron a cobrar en 2008

A partir de toda esta información, la Guardia Civil establece unas conclusiones provisionales. La primera de ellas es que tanto la propia alcaldesa, Ana Millán, como su pareja y su hermana comenzaron a cobrar de empresas de Roselló en el mismo año, 2008. La segunda, que una vez Ana Millán cambió de Concejalía, de Juventud a Empleo, en el año 2011, las empresas de Roselló dejaron de ingresar dinero público del Ayuntamiento de Arroyomolinos. Y que ese ese año, 2011, es el mismo en el que la pareja de Millán deja de cobrar de la UTE de Roselló. Por el supuesto alquiler camuflado, Millán estaría cobrando algunos meses más, hasta 2012, añaden. 

La alcaldesa explicó al juez que cobraba de Neverland, la empresa de Roselló, aproximadamente el doble del precio de mercado del ático porque el empresario quiso firmar un contrato de alquiler con derecho a compra, que finalmente no ejerció. El magistrado José Luis García Marifl ha sido recientemente sustituido en el juzgado por la titular del mismo, Lidia Prada Zurdo. 

A partir de ahí, los guardias civiles quieren seguir ahondando en la relación de las empresas de Vicente Roselló y el Ayuntamiento de Arroyomolinos, concretamente de la UTE formada por GE Escuela de Ocio y GE Escuelas Urbanas. Por este motivo, solicitan a la magistrada que reclame a la Agencia Tributaria toda la información que pueda servir para hallar conexión entre la administración municipal y la UTE de Roselló que contrató al marido de la alcaldesa. 

Una vida en la política, en el PP y cerca de Ayuso

Ana Millán lleva casi toda su vida adulta en la política profesional. Ya en 2003, con 26 años, era concejala de Arroyomolinos, precisamente del Departamento bajo sospecha, Juventud, Mujer, Infancia y Participación Ciudadana. Repitió en el cargo en la siguiente legislatura, por lo que ocupó la silla hasta 2011. En ese año cambió a Empleo, Formación, Industria y Comercio, donde estuvo otros cuatro años, hasta 2014. Cuando el PP perdió el consistorio fue contratada como asesora de la Comunidad de Madrid hasta regresar de alcaldesa en 2020.

Millán compaginó siempre su actividad en la política municipal con la del partido, llegando a sustituir a Isabel Díaz Ayuso al frente de la secretaría de Comunicación cuando esta fue elegida candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en 2019. Conocida su imputación, Ayuso no ahorró en fotografías con Ana Millán hasta nombrarla en mayo número 3 del partido en Madrid. 

Fuente: Pedro Águeda en eldiario.es

También podría interesarte