Jesús Cintora: «En este país hay poderes fácticos que quieren a Unidas Podemos fuera del Gobierno, y ahora también se está viendo»

Confinados ha arrancado la semana con el periodista y presentador Jesús Cintora. Conocido por sus análisis políticos, Cintora ha publicado un nuevo libro titulado La conjura: Así se fraguó el primer Gobierno de coalición de la democracia (Espasa).

En él analiza el camino que llevó al pacto PSOE-Unidas Podemos y los obstáculos que se encontraron plantados por aquellos que no estaban de acuerdo con esta coalición. 

«¿Por qué Felipe González, Aznar o algunos obispos y empresarios no querían un Gobierno de PSOE y Unidas Podemos?, ¿cómo influyó el auge de la extrema derecha?, ¿por qué Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se movieron con urgencia para acordar en horas lo que no habían pactado en años?», son algunas de las cuestiones que se abordan en el libro y que han protagonizado parte de la conversación con Ignacio Escolar.

El periodista ha explicado que esas «resistencias» y «poderes fácticos que quieren que Unidas podemos estén fuera del Gobierno», ahora también se están viendo». 

Cintora cree que esto se debe a que se ha «olvidado» cuál fue el motivo de la moción de censura, que llegó «después de una condena por corrupción». «Fue la corrupción la que llevó a esa alternancia, pero no ha sido castigada. Que siga impune hace que haya habido un cambio de gobierno pero que haya dejado de hablarse de ello y que haya pasado a tachar al Ejecutivo de «ilegítimo» y «golpista»». 

Repreguntas en peligro de extinción

Han sido varios los socios y socias que se han interesado por el papel de los medios de comunicación y por cómo ve las tertulias. Sobre la crispación trasladada a los medios, Cintora ha explicado que su mejor técnica para lidiar contra argumentos crispados es sonreír. 

El presentador ha asegurado que algunos usan la etiqueta de «periodista incómodo» o «radical» para amedrentar a los profesionales y ha asegurado que se está «dando pasos atrás en determinadas cuestiones» ya que ante el miedo de «que pueda haber llamadas» hay «bastante autocensura».

En este sentido, Cintora se ha mostrado preocupado por la situación en el gremio. «Estoy viendo continuamente ruedas de prensa y me parece tremendo lo poco que se puede repreguntar», ha asegurado. «Las repreguntas están en peligro de extinción, y el periodismo consiste en eso, en trasladar preguntas de interés para los ciudadanos y que los representantes del pueblo lo respondan», ha añadido. 

Siguiendo con el tema de la crispación, el autor de La conjura ha asegurado que echa de menos «política de nivel». 

La crispación no alimenta

«La crispación son los huesos que se le echan al pueblo para que se peleen como perritos, cuando la chicha buena, la que solventa los problemas de la ciudadanía, es lo que realmente mueve a este país», ha afirmado.

Así, ha pedido que se deje de «alimentar la polarización» y que se camine hacia «la alta política». «Veo demasiado postureo y poca política de nivel», ha lamentado.

El presentador también ha sido preguntado por otros temas de actualidad, como la crisis política existente en el gobierno de la comunidad de Madrid. Cintora cree que hay que tomar nota de las lecciones aprendidas por las consecuencias de la privatización. «Hay quien se ha llenado los bolsillos y al mismo tiempo han vaciado de dignidad las residencias de ancianos», ha denunciado.