Anoche resonó una cacerolada antimonárquica en Carabanchel y en todos los barrios y ciudades del país

La protesta, difundida ampliamente por las redes, ha sido seguida masivamente, especialmente en los barrios y zonas urbanas de todo el Estado. Una indignación social generalizada, en medio de la crisis del coronavirus, que podría constituir el principio del fin de la monarquía restaurada por Franco.

Al masivo aplauso diario de las ocho de la noche en agradecimiento a los trabajadores de la sanidad que estos días están soportando condiciones laborales durísimas (con protección insuficiente o deficiente, con falta de personal, con numerosos contagios…) , le ha seguido este miércoles -una hora más tarde, a las 9 de la noche, coincidiendo con el discurso del rey-, una atronadora cacerolada en barrios y ciudades de todo el estado para expresar su oposición a la monarquía. Ya a las 12 del mediodía otra cacerolada, seguida también ampliamente, preludiaba la ensordecera de la noche.

La protesta llega después de hacerse público que Felipe VI (que en su bochornoso discurso no ha hecho siquiera referencia a la corrupción que recae sobre la institución) es beneficiario de una sociedad offshore creada por el rey Juan Carlos vinculada a una donación de 65 millones de euros de Arabia Saudí, según publicó el diario The Telegraph. Frente al nuevo escándalo y en un intentando desmarcarse de la figura del padre, el pasado domingo la Casa Real anunció en un comunicado  que Felipe VI renunciaba a la herencia que personalmente le pudiera corresponder del rey emérito, una declaración que, por otra parte, no tiene ningún efecto jurídico real.

Mientras el rey discurseaba…

Fuente: kaosenlared.net

Carabanchel.net utiliza cookies analíticas propias y de terceros para mejorar su navegacion en su visita por esta web. Más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies