23 de mayo concentraciones por el trabajo, por nuestros derechos y por un plan urgente de emergencia social

Desde el PCPE se ha procedido a efectuar la preceptiva comunicación administrativa para la realización de concentraciones el próximo 23 de mayo en diferentes localidades. Los plazos legales (mínimo 10 días) y para garantizar que ninguna traba administrativa o burocrática impida su realización,  ya han sido comunicadas las concentraciones en:

 Las Palmas, Tenerife, Almería, Granada, Aguilar de la Frontera, Puente Genil, Málaga, Huelva, Cádiz, Sevilla, Murcia, Alacant, Valencia, Barcelona, Olot, Lleida, Madrid, Barakaldo y Casteldefells.

El trabajo político para iniciar la  organización y difusión  de estas concentraciones se está desarrollando junto con otros compañeros y compañeras de lucha con quienes  se coincide ampliamente en objetivos y en la necesidad de  lanzar a la ofensiva al pueblo organizado para responder  y evitar que la crisis capitalista la pague el pueblo trabajador.

Hemos  llegado a una cifra record de desempleo, tanto en términos temporales como en destrucción neta de empleo, con una subida alarmante de la pobreza, con 1,1 millones de familias que tienen a todos sus miembros en paro y más de 600.000 hogares sin ningún ingreso, con una escalada represiva y más de 800.000 sanciones a la población, con un déficit de servicios públicos fruto de años de privatizaciones que han diezmado a la población más vulnerable  y  ante la ya anunciada recesión de la economía y contracción del PIB, por lo que nos sobran los motivos para la realización de las  citadas movilizaciones en la reivindicación y exigencia de  trabajo digno, derechos, servicios públicos  y un plan urgente de emergencia social. 

El estado  de alarma, no ha supuesto la suspensión  de ningún derecho fundamental y la  realización y ejercicio de un derecho fundamental es en la actualidad perfectamente compatible con  la situación sanitaria  actual y con la fase de prevista por las autoridades,  no existiendo motivo de salud pública que limite dicho ejercicio. No obstante, se han comunicado también a la autoridad gubernativa medidas sanitarias para garantizar la integridad de quienes participen y de terceros. Entre ellas: un máximo de 50 personas participantes, con la distancia mínima entre ellas de 2 metros y equipadas todas ellas con mascarillas y guantes. Incluso se ha facilitado todo un anexo sanitario a la comunicación, que  a modo de croquis adjuntamos.

SOLO EL PUEBLO ORGANIZADO SALVA AL PUEBLO.

LA CRISIS CAPITALISTA QUE LA PAGUEN LOS RICOS Y NO LA CLASE OBRERA.
Fuente: contrainformacion.es