Respuesta comunitaria a la violencia machista: #CuentaConmigoVecina

Como vecinas y vecinos tenemos la responsabilidad de actuar en nuestro portal, en nuestro barrio para que ninguna mujer se quede sola frente a la violencia machista.

Durante estos días de estado de alarma provocado por la pandemia del COVID19, nos vemos en la obligación de pasar más tiempo en casa. Esta situación lejos de ser idílica, puede convertirse en una pesadilla para las mujeres que sufren violencia de género y que conviven con su agresor. 

Durante el confinamiento se ha producido un aumento de las llamadas al 016 en un 18%. Lo cual muestra como la violencia machista se está acentuando durante estos días. Es por ello, que desde la Asamblea Popular de Carabanchel nos sumamos a la iniciativa puesta en marcha por Feminicidio.net para que estemos alertas en nuestros vecindarios y actuemos si detectamos alguna situación de peligro y agresión para estas mujeres. 

Como vecinas y vecinos tenemos la responsabilidad de actuar en nuestro portal, en nuestro barrio para que ninguna mujer se quede sola frente a este problema, que requiere de una respuesta comunitaria. 

Nuestra actuación puede salvar vidas. Llama al 016 si detectas alguna situación de violencia de género en tu vecindario.

Por otro lado, si eres una mujer víctima de violencia de género, y quieres pedir apoyo a nuestra asamblea, no dudes en escribirnos a [email protected], donde de forma confidencial trataremos de actuar para ayudarte. 
Fuente: asambleadecarabanchel.org
Imagen: geoviolenciasexual.com

Vecinas y vecinos contra la violencia de género: Protocolo de actuación

1: Lee, infórmate y sensibilízate sobre las distintas formas de violencia de género, una violación de derechos humanos y el símbolo de la desigualdad estructural que sufren las mujeres por ser mujeres.

2: Muestra tu voluntad de ayudar. Las víctimas necesitan no sentirse solas ya que en muchos casos el maltratador aísla y controla a su pareja.

3: Si tienes algún tipo de contacto con una vecina que sufre malos tratos, observa las señales que te pueda dar. Respeta las medidas de distanciamiento social para evitar el contagio del COVID-19 sin dejar de prestar atención a sus preocupaciones y su situación particular. Intenta entablar un diálogo con ella. Pregúntale si necesita algo y ofrécele tu ayuda.

4: Ofrécele tu ayuda pero no la presiones. Dale tu número telefónico e invítala a que te llame por teléfono o a la puerta si necesita hablar contigo. Ante todo escúchala. No la cuestiones. Dile que puede contar contigo si lo necesita. Sé amable y empática con ella.

5: Busca alianzas en el vecindario. Puede que te encuentres con otras personas de tu portal o tu barrio dispuestas a estar pendientes y ayudar a la víctima. Recuerda que esta situación de violencia no acabará con el confinamiento. Sin romper con las medidas de precaución del confinamiento, aprovecha la cercanía con otras vecinas y vecinos para tejer redes de colaboración comunitaria con el fin de prevenir situaciones de violencia de género en el futuro.

6: En el caso de que no hayas entablado anteriormente trato directo con la víctima, pero ves por tu ventana o escuchas que una vecina y/o su hijo o hija están sufriendo malos tratos o una agresión por parte del maltratador, no lo dudes, llama inmediatamente al 016.

7: Si la situación es de peligro extremo para la víctima, llama tú al 016 y también puedes pedir ayuda a otros vecinos; que llamen ellos al 016 o a otros teléfonos de emergencia como el 112, el 091 (Policía Nacional) o el 062 (Guardia Civil). Una denuncia múltiple y simultánea puede resultar muy eficaz para que intervengan con mayor celeridad las fuerzas de seguridad y, si fuesen necesarios, los servicios sanitarios.

8: Una vez que hayan intervenido las fuerzas de seguridad, colabora con los agentes para que puedan recoger toda la información posible en el atestado policial.

9: Manifiesta tu voluntad de denunciar como testigo de un delito de violencia de género.

10: Como testigo, tu testimonio es clave más allá de que la víctima presente o no la denuncia. Cuando la víctima no quiere presentar la denuncia: si ha sufrido lesiones, la Policía trasladará a la víctima a un centro de salud para aportar un parte de lesiones. Junto al atestado policial, este parte llegará al juzgado de turno.

Si la mujer no ha sufrido lesiones, el atestado no se apoyará en un parte de lesiones y la denuncia se basará en el testimonio de la víctima y de los testigos directos o de referencia. Si la víctima no denuncia, no por ello, como vecino o vecina dejes de denuncia. La denuncia reiterada en estos casos es fundamental. Hazlo las veces que sea necesario.
Más información en geoviolenciasexual.com