Primera semana sin oficinas de extranjería

Tras meses de denunciar el colapso en el acceso a citas de extranjería, las personas afectadas afrontan la situación generada por el decreto 463/2020. La suspensión de los plazos administrativos y la ampliación de la tramitación telemática a todos los procesos son algunas de las medidas tomadas ante el cierre de las dependencias.

El estado de alarma decretado el pasado sábado por el Gobierno ha entrañado una situación de disrupción de la normalidad para toda la población. Sin embargo hay un colectivo cuya vida ya padecía desde hace meses disfunciones administrativas de gran trascendencia para el desarrollo de su vida cotidiana y el acceso a derechos básicos, el de las persona que necesitan regularizar su situación o renovar su documentación en las dependencias de extranjería.

“Si ya estábamos colapsados imagínate ahora, nos han cancelado las citas que habíamos conseguido después de mucho buscar, de mucho trabajo. Y encima no hemos recibido ningún correo con nuevas citas o aplazamiento”, contaba el lunes 16 de marzo a El Salto Safia El Addaam, impulsora de la iniciativa #tecedounacita, campaña que surgió ante el colapso en el acceso a las citas para trámites de extranjería y refugio que los colectivos afectados vienen denunciando en los últimos meses.

#tecedounacita surgió ante el colapso en el acceso a las citas para trámites de extranjería 

A través de #tecedounacita las personas que necesitan realizar un trámite podían solicitar el apoyo de voluntarios con tiempo para conseguir uno de los preciados turnos en la web de extranjería. “De momento hemos parado las solicitudes, ahora no dan más citas”, lamentaba Safia a principios de semana. Las 38 personas voluntarias habían logrado hasta el momento unas 450 citas para más de 500 personas. Ante el desconcierto posterior al decreto desde #tecedounacita han estado contactando a las personas para ofrecerles ayuda con los trámites telemáticos para lo que es necesario contar con certificado digital.

“Aunque aún hay cierto desconocimiento de cómo funcionan, las resoluciones que se han tomado pueden ser beneficiosas”, comentaba también el lunes el abogado de extranjería Eder Castillo a El Salto desde Barcelona. Celebraba en particular, que todos los trámites puedan ser realizados telemáticamente en lugar de tener que efectuarse de manera presencial. “Esto lo venimos exigiendo los colectivos, las personas migrantes, quienes trabajamos en extranjería desde hace tiempo, y ahora parece que se concreta gracias al estado de alarma”, comenta el abogado.

Suspensión de plazos procesales

Otra cuestión interesante es que la disposición adicional 3 del decreto contempla además la suspensión de los plazos procesales y administrativos hasta que se levante el estado de alarma.

Son ya dos las comunicaciones que se han realizado desde la Secretaría de Migraciones para afinar los procedimientos ante el estado de alarma. Un primer documento publicado la tarde del miércoles 18 venía a aclarar el alcance real de esta disposición especial.

En conversación con El Salto, Patricia Fernández, abogada de la Coordinadora de Barrios, interpretaba este primer documento con prudencia. “Lo que dicen es que siguen trabajando, que las solicitudes presentadas antes de la entrada en vigor del decreto se seguirán atendiendo”, resume. 

Según el documento quienes hayan presentado solicitudes antes de la aplicación del decreto, cuya tramitación ya haya sido realizada con resolución favorable, no tendrán que esperar a que les llegue el certificado que acredite la resolución. El documento también prevé el silencio administrativo positivo, para quienes entregasen solicitudes anteriormente al decreto cuyo plazo administrativo de respuesta haya expirado. Por último se suspenden los procesos iniciados con propuesta de resolución denegatoria.

El decreto contempla además la suspensión de los plazos procesales y administrativos hasta que se levante el estado de alarma. 

“Es interesante también”, apunta Fernández, “que aclara que si te caduca algún documento necesario para otro trámite, como puede ser el certificado de antecedentes penales, éste mantendrá su validez”. Fernández destaca asimismo la “suspensión de los plazos de expiración de las estancias de nacionales de terceros estados cuyo retorno se vea imposibilitado a causa de la pandemia”. “Esto ya se hizo con los ciudadanos chinos, ahora se extiende a muchos otros países”.

“Se generaliza la posibilidad de presentar solicitudes por medios electrónicos, sin perjuicio del cumplimiento de determinados requisitos exigidos por el ordenamiento de extranjería”, venía a confirmar un segundo documento publicado ayer jueves 19 de marzo. La comunicación, dirigida a las oficinas de extranjería, reafirma el levantamiento de la sujeción a plazos administrativos para los trámites iniciados tras el 14 de marzo.  

Meses sin citas: Una vulneración de derechos

Al estado de alarma se llega con muchos meses de batalla por parte de colectivos y organizaciones de base para denunciar la imposibilidad de conseguir turnos para trámites en extranjería vitales para el ejercicio de derechos. Serigne Mabaye, del sindicato de manteros de Madrid recuerda en conversación con El Salto iniciativas como “Sin citas no hay derechos” en las  han estado presionando para agilizar los trámites. “Para responder a la escasez de citas habilitaron dos horarios en internet, a las 12 y a las 20, pero entrabas en la página, te daba la opción de solicitar y después te decía “no hay citas disponibles. Así una y otra vez, hasta que finalmente dejaron en absoluto de dar citas”, cuenta Mbaye, “imagínate, hemos acompañado a un chico que lleva desde julio intentando conseguir una cita sin éxito”.

Serigne Mbaye denuncia que estos atrasos tienen consecuencias graves, suponiendo una práctica discriminatoria que dificulta que las personas migrantes puedan trabajar

El activista denuncia que estas dilataciones tienen consecuencias graves en la situación de las personas, “por ejemplo en la espera de la cita, aunque se den todas las condiciones para que tu resolución sea favorable, al no conseguir completar los trámites, la persona empleadora puede decidir no contratarte y te quedas sin poder acceder a la residencia por arraigo”. Mbaye ve en estas dificultades burocráticas una práctica discriminatoria que dificulta que las personas migrantes puedan trabajar.

“Cuando presentamos quejas junto al Defensor del Pueblo la delegación del gobierno en Madrid culpó a la reventa, pero si había reventa era por su culpa”, dice Mbaye quien señala que la administración reservaba turnos para el colegio de abogados. “Ha habido gente que ha pagado hasta 400 euros por una cita”, denuncia. Y compara con otros trámites administrativos como el padrón, donde explica, aunque haya gran demanda de citas todo funciona sin problemas. “Sin embargo en extranjería hay una falta de personal visible, yo he ido a hacer acompañamientos, y he visto puestos vacíos, pocos funcionarios trabajando”, comenta el integrante del sindicato de manteros. 

En estos días de excepcionalidad quienes gestionan los trámites están teletrabajando como gran parte de la ciudadanía. Los colectivos temen por las consecuencias de esta situación. “Nosotras haremos una llamada a voluntarios cuando acabe todo esto”, comenta Safia El Addaam de #tecedounacita, en previsión de lo que pueda venir después.

Fuente: Sarah Babiker elsaltodiario.com