Podemos propone bajar la factura de la luz con el impuesto a las eléctricas

Desde la formación proponen que la recaudación se utilice para financiar la compensación a las eléctricas que ahora se carga en la factura

El “mecanismo del tope al gas” ha permitido contener y reducir sustancialmente el precio de la electricidad en el mercado mayorista, al desconectarse parcialmente el precio del gas de la remuneración que reciben el resto de tecnologías. Desde el partido han estimado que el tope del gas ha generado un ahorro medio del precio mayorista entorno al 19% (equivalente a 62 €/MWh). Según la OCU, para los consumidores adscritos a contratos PVPC, sobre quienes recae mayoritariamente la compensación, el ahorro medio estimado en la factura eléctrica es de 13,5%.

Pero, según explican desde el documento de propuestas publicado por la Secretaría de Economía, Energía y Modelo Productivo de Podemos, al financiarse la compensación a los ciclos combinados en la propia factura eléctrica, se está impidiendo que la contención de las facturas que propicia la ‘excepción ibérica’ pueda ser aún mayor. Es decir, el tope al precio del gas funciona pero la compensación que se les paga a las empresas a modo de compensación en caso de que el precio del gas se sitúe por encima de lo estipulado para cada mes evita que el ahorro en las facturas de la luz se incremente. Para ir más allá y aumentar el ahorro a las familias, desde la formación morada han planteado nuevas medidas.

Una de las principales y que afectaría directamente a las facturas de la ciudadanía sería buscar una alternativa al actual diseño de la compensación que se paga a los generadores gasistas, que corra a cargo de las empresas del sector mientras se mantengan, tal y como hoy sucede, las actuales retribuciones a las tecnologías inframarginales, muy superiores a los costes de generación.

Pero desde Podemos ofrecen otra alternativa a este problema aprovechando los vientos de cola europeos en cuanto al impuesto a las eléctricas y la propuesta de la Comisión Europea de utilizar la recaudación del gravamen para ayudar a las familias y empresas más vulnerables e intentar aminorar la factura: financiar dicha compensación que se carga directamente en la factura de los consumidores con el impuesto extraordinario a las eléctricas.

De esta forma la reducción de la factura de consumidores sería mucho mayor, especialmente en los momentos en los que se necesita mucho gas en el pool eléctrico. Además, esto supondría una reducción mayor de la inflación, en la medida en que el INE calcula dicho rubro a partir del mercado regulado, que es el que soporta la compensación en sus facturas.

Otra de las propuestas ha sido acelerar el trámite parlamentario y aprobar el proyecto de Ley por el que se actúa sobre la retribución del CO2 no emitido del mercado eléctrico

Otra de las propuestas ha sido “acelerar el trámite parlamentario y aprobar el proyecto de Ley por el que se actúa sobre la retribución del CO2 no emitido del mercado eléctrico. El precio de la tonelada de CO2 en el mercado europeo ha pasado de situarse entre 20 y 30 euros en 2019 a entre 70 y 80€ en el año actual. Estos precios también se repercuten en el mercado mayorista de la energía y provoca unos nuevos beneficios extraordinarios a las centrales que no emiten CO2. Dicho Proyecto de Ley planta recortar los ingresos que reciben las centrales nucleares, el 80% de la potencia hidroeléctrica instalada y los parques eólicos anteriores a la publicación de la Directiva 2003/87/CE, que creó el mercado europeo de CO2. Con un precio de la tonelada de CO2 a 100€, la minoración de ingresos sería de 1.691 millones de euros. Lo que, según el documento de Podemos, dado el precio actual de la tonelada ayudaría a rebajar la factura entre el 4 y el 5%.

Reformar el mercado eléctrico

Pero ante los parches provocados por la actual situación y la tensión de los mercados energéticos, desde Podemos vuelven a exigir que una reforma del mercado eléctrico que reduzca el precio mayorista y los beneficios caídos del cielo de las empresas eléctricas, a la vez que impulse la generación de electricidad con energía renovable.

Para ello, piden que la reforma ha de acercar el precio que reciben las distintas tecnologías en el mercado mayorista al coste de producción de la energía, permitiendo la generación de unos beneficios razonables para favorecer la inversión en energías renovables.

Además, proponen avanzar hacia el desarrollo de ‘contratos por diferencias’, específicos para nucleares, hidroeléctricas y renovables, lo que según ellos ayudaría a acercar las remuneraciones de estas tecnologías a sus costes de generación.

Fuente: elsaltodiario.com
Foto: Planta de regasificación de Cartagena | Enagás

También podría interesarte