Madrid rechaza acoger a personas sin hogar con COVID-19 derivadas de hospitales pero abre un hotel para sintomáticos

El Consistorio anuncia un nuevo recurso para 120 personas con síntomas después de hacerse pública una circular que insta a los trabajadores del Samur Social a no aceptar positivos por falta de alojamientos 

El Ayuntamiento de Madrid no está acogiendo a las personas sin hogar con COVID-19 que vienen de la calle o de hospitales y emplaza a que sea la «red sanitaria» la que se haga cargo de darles un techo en los hoteles medicalizados en la región. 

«No podemos hacernos cargo de ninguna persona que sea positivo en COVID-19, ni en la calle ni en los hospitales. No tenemos alojamiento de ningún tipo. Deberán permanecer en el hospital o se deben comunicar con el 112 y desde allí les darán indicaciones», dice una circular interna distribuida entre los trabajadores del Samur Social el pasado fin de semana y avanzada por El País

A última hora de la jornada, el Consistorio ha habilitado un hotel con capacidad para acoger a 120 personas sin hogar con síntomas de COVID-19, aunque mantiene el criterio de que no recibirán a los positivos derivados de los hospitales. El establecimiento, el Holiday Inn-Las Tablas, se pone en marcha mañana con la colaboración de Cruz Roja. «Si está en un centro del sistema sanitario debe ser el sistema sanitario el que le dé el recurso adecuado», aclaran fuentes del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social. 

El jefe de Departamento del Samur Social, Darío Pérez, informaba esta mañana de que en la red municipal hay 14 personas positivas, pero ha emplazado a la Comunidad de Madrid a que se haga cargo de los Covid-19 porque, al estar enfermos y poder contagiar, deben ser atendidos por la red sanitaria. «La competencia de la atención si sigue siendo positivo es del sistema sanitario para buscar alternativa de ámbito sanitarios», explicaba en un encuentro virtual impulsado por el Ayuntamiento de Madrid para que los ciudadanos puedan preguntar a los responsables municipales. Pérez, después, concluía que «no es cierto que no se atienda».

El área de Familias, Igualdad y Bienestar Social asegura que la nota interna se distribuyó después de que un hospital solicitara al Ayuntamiento «dar alojamiento a una persona sin hogar de la que no se informó que era positivo en COVID-19». «Entendemos que desde el sistema sanitario no se debe derivar a la red de personas sin hogar a personas que han atendido y que sean positivas en Covid», abundan fuentes municipales, que informan de que el Consistorio está trabajando «para crear nuevas plazas, en especial para personas positivas». 

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha recursos extraordinarios para atender a las personas sin hogar en la epidemia, pero la capacidad para aislar a los positivos sigue siendo un problema. El pabellón abierto en Ifema, por ejemplo, solo acoge a personas sanas. Los trabajadores de albergues denunciaron al inicio de la pandemia que el volumen de usuarios no permitía mantener la distancia de seguridad para evitar contagios. La epidemia ha desbordado los servicios sociales de Madrid y de otras ciudades. Las ONG y las redes vecinales están funcionando como red para los casos donde no llega la red municipal. 
Fuente: Sofía Pérez en eldiario.es
Foto: fantareis en pixabay