Los Chichos: símbolo de una generación

Cuarenta y ocho años y 22 millones de discos vendidos es el tremendo balance de este trío. Creado en los años 70 más bien como un entretenimiento, los vallecanos nunca creyeron que se convertirían en todo un fenómeno social y musical. Con una trayectoria que no ha estado exenta de polémicas y altibajos.

Julio, Jero (o Jeros) y Emilio formaron, en 1972, un grupo “de andar por casa”, con el que se paseaban por los tablaos de Madrid y las plazoletas de los barrios más pobres, donde pasaban la gorra mientras tocaban sus guitarras al son de los ritmos más rumberos. Ese grupo se llamaba Los Chichos y en ese momento ellos todavía no sabían que se convertirían en todo un fenómeno social, con más de 22 millones de discos vendidos y por el que han conseguido, 12 discos de platino, 10 discos de oro o 12 cassettes de oro.

Gentileza de @carabanchelnet

Los tres integrantes de etnia gitana en aquel momento eran apenas unos adolescentes procedentes de la barriada El Pozo del Tío Raimundo, en Entrevías, al lado de Vallecas, de donde viene el término de ‘rumba vallecana’. Precisamente este barrio en el que crecieron, una zona suburbial llena de chabolas, donde no entraban los payos, fue la fuente de inspiración de muchas de sus letras, que invocan desde historias amorosas a problemas juveniles, pasando por el paro, la droga, la cárcel…

Quiero ser libre, un canto a la libertad a ritmo de rumba

En cualquier caso, temas que nos han hecho a todos arrancarnos a bailarlas o, en el caso de los más tímidos, como poco a chasquear los dedos, mover los pies y dar palmas.

CRECIERON EN LA BARRIADA DEL POZO DEL TÍO RAIMUNDO, DONDE SE INSPIRABAN PARA ESCRIBIR MUCHAS DE SUS CANCIONES.

Al comienzo de su vida artística apenas sacaban lo suficiente de la música como para poder siquiera vivir, pero contaron con la ayuda del padre de Paco de Lucía y después de su mánager, Eduardo Guervós. Ambos creyeron desde el primer momento en el futuro prometedor del trío.

Pronto se convertirían en la banda sonora de la transición: unos chavales que con unas letras sencillas lograron llevar el sentimiento de la calle a sus canciones y pasaron de las ventas en gasolineras a los primeros puestos de listas de éxitos. El apodo de Los Chichos les vino por parte de los dos hermanos, Julio y Emilio, cuya madre les llamaba así por los chichones que les salían tras sus múltiples caídas de pequeños.

Uno de sus grandes éxitos: Ni más ni menos

Cárcel, drogas y suicidio

¿Recuerdas aquello de “el de en medio de Los Chichos”? Ése era Jero, con un don especial para componer y autor de los temas que otorgaron mayor éxito al trío. Sus problemas con la policía le hicieron pasar una temporada tras los barrotes, donde también supo encontrar su fuente de inspiración. De ahí nació el famoso tema que decía “Libre, libre quiero ser / quiero ser, quiero ser libre…”. Otros de los muchos grandes éxitos compuestos de su puño y letra fueron “Ni más ni menos”, “Mujer cruel”, “Amor de compra venta” y “Esto sí que tiene guasa”, entre otros.

Gentileza genteyold.com

UNOS CHAVALES QUE CON UNAS LETRAS SENCILLAS, LOGRARON LLEVAR EL SENTIMIENTO DE LA CALLE A SUS CANCIONES.

En los 80 la cocaína hacía estragos y Los Chichos empezaron a consumirla para sobrellevar el cansancio de sus desplazamientos y actuaciones. Lo peor llegó cuando abrieron el abanico de su consumo y se zambulleron en la heroína.

El Jero volvió en entrar en prisión, tras ser detenido por posesión de numerosas papelinas. A comienzos de la década de los 90 la situación se tornó insostenible: gran parte del dinero que ganaban con su música lo destinaban a las drogas, comenzaron a endeudarse y los tres se vieron al borde del precipicio.

Primer plano del compositor principal del trío, el Jero

Los dos hermanos, Julio y Emilio, consiguieron salir a flote volcando todas sus esperanzas en la secta religiosa que los acogió. No fue el caso de Jero, a quién le faltó voluntad y disciplina para desengancharse. El 22 de octubre de 1995, sin fuerzas ni esperanza, terminó arrojándose a la calle desde una ventana de su casa, casi delante de su mujer y sus hijos, con quienes había estado conversando minutos antes.

EL JERO TERMINÓ SUICIDÁNDOSE ARROJÁNDOSE DE UNA DE LAS VENTANAS DE SU CASA, CASI DELANTE DE SU MUJER Y SUS HIJOS.

Aquella tragedia marcó para siempre a Los Chichos, que decidieron continuar con la formación e integraron a uno de los hijos de Emilio.

Fuente: genteyold.com

spcbnet

En la actualidad, Los Chichos continúa actuando y no piensan abandonar la música «hasta que el cuerpo aguante» – Emilio González Gabarre (más info wikipedia)

Este sábado 14 de Mayo a las 21,30 hs. actuarán en las Fiestas de San Isidro 2022

1981 los chichos sus mejores 47 exitos potpourrí
También podría interesarte