La Residencia Infantil Acacias en Carabanchel es uno de los traslados de ubicación de la red de protección de menores por los que protesta UGT

UGT contra los cambios indiscriminados e improvisados en la red de protección de menores

La mañana del 26 de mayo, el gerente de la Agencia Madrileña de Atención Social, convocaba al unísono al personal trabajador de varias residencias de la red de protección de menores y a sus representantes sindicales. La bomba que se liberó consistía en la previsión del traslado de 4 centros de sus ubicaciones actuales con su personal, con sus niños y niñas protegidos a otras,  en muchos casos en extremos opuestos de Madrid, y el cierre definitivo de uno de ellos.

Se trata de la voladura controlada (o no tan controlada) de una parte fundamental de la red de protección. Alrededor de 180 plazas de niñas y niños afectadas y el traslado de unas 350 trabajadoras y trabajadores.

– El Centro de Primera Acogida de Casa de Campo se traslada a Barajas como Primera Acogida para todos los menores no acompañados de origen extranjero que ingresen en el sistema de protección.

Casa de Campo se creó con el compromiso firmado por la consejera de Políticas Sociales de que este centro sería de gestión directa con personal público en cuanto se creara la plantilla necesaria. Esa plantilla se creó en 2019 y ahora pretenden incumplir los acuerdos firmados, perpetuar la gestión privada y repartir la plantilla creada. ¿Acaso hemos de considerar papel mojado los compromisos de la Administración? 

– El Centro de Primera Acogida ICE se trasladará de su ubicación actual en el distrito de Hortaleza a la Ciudad escolar de la carretera de Colmenar viejo.

– La Casa de los Niños, centro especializado en niños y niñas de 0 a 6 años con importantes problemas de salud, dejará de existir. Tanto los pequeños a los que atiende como la plantilla que los cuida se repartirán entre otros centros.

– La Residencia Infantil Acacias, situada en Carabanchel, se traslada también a la Carretera de Colmenar, después de derivar a sus adolescentes a diversos recursos concertados y pasar de una capacidad de 50  a 20 Plazas.

Esta cadena de cambios no responde a ningún criterio técnico, no se incluye en el último Plan de Infancia ni en estrategia alguna y se ha diseñado bajo el más absoluto secreto sin contar con las trabajadoras y trabajadores, que son la base y el motor que mantiene en funcionamiento los centros, la red de protección misma.

De hecho, supone efectos tan graves como la segregación por su origen de los menores al ser acogidos, la desaparición de un recurso de atención a pequeños muy especializado y el impacto que causará en los otros dos centros a los que irán los niños y niñas (Rosa y El Valle), así como el sinsentido de trasladar una residencia territorial como es Acacias fuera del casco urbano de Madrid, sin posibilidades de normalización e integración de los niños y niñas participando de los recursos de la zona, del barrio, porque no hay recursos de zona, porque no hay barrio. La Primera Acogida ICE se ubica en la misma carretera, con las mismas dificultades para el trabajo tanto con los niños y niñas como con sus familias, lejos de todo.

En todos los casos se avanza en sentido contrario a todo principio educativo. El último Plan de Infancia de la Comunidad de Madrid (2017-2021) indica que los centros de acogida y residencias deben “convertirse en lo más parecido a un hogar”, sin embargo estos cambios consiguen todo lo contrario, segregar en lugar de integrar, estigmatizar en lugar de normalizar, centros más grandes en lugar de mini residencias u hogares. En definitiva, improvisación en vez de evaluación y planificación, motivos políticos en lugar de razones técnicas, gestión de los centros de menores como inmuebles en lugar de como proyectos educativos.

Por la defensa del sistema de protección a la infancia y adolescencia en riesgo, UGT Servicios Públicos Madrid exige la evaluación inmediata del Plan de Infancia 2017-2021 y la elaboración participada de un nuevo plan, en el que se programen políticas que defiendan de forma efectiva a las niñas y niños con necesidad de protección. Todo cambio, toda modificación substancial de la red y sus recursos, como lo son los que ahora se plantean realizar,  deben ajustarse a esa planificación.

Los acuerdos firmados deben cumplirse. El centro Casa de Campo tiene que pasar a gestión directa y ser dotado del personal público cuyas plazas ya existen, están presupuestadas y aparecen en la RPT de AMAS.

Por todo ello UGT Servicios Públicos Madrid ha convocado una concentración de protesta frente a la Consejería de políticas sociales y familia de la Calle O´Donnell 50.
 

LAURA MUÑOZ, SECRETARIA DE SERVICIOS SOCIALES Y SECTOR PÚBLICO DE UGT MADRID madrid.ugt.org/centro-de-menores

Fuente: FNAVARRO en madrid.ugt.org

spcbnet

Contra el desmantelamiento de la red pública de centros de protección de menores de la CAM

Firmando esta petición apoyas el manifiesto “NI CUIDAN NI DEJAN CUIDAR. CONTRA EL DESMANTELAMIENTO DE LA RED PÚBLICA DE CENTROS DE PROTECCIÓN DE MENORES” y estás en contra de las siguientes medidas anunciadas:

1) Cierre del servicio de la RPI Casa de los Niños y traslado de los niños y niñas de 0 a 6 años y/o con necesidades sanitarias especiales a 2 residencias de Primera Infancia en NÚCLEO URBANO.

2) Traslado de menores con más de 6 años y a adolescentes a residencias fuera de entornos comunitarios.

Firmando demandas que se revoquen dicha medidas porque suponen:

1) La pérdida de plazas y recursos públicos NECESARIOS, en detrimento de los concertados, que se crean o mantienen.
2) Un empeoramiento de las condiciones en la atención de los niños y niñas de La Casita, que pierden un entorno natural privilegiado e incomparable, infraestructuras y espacios adaptados además de los vínculos ya generados
3) Una involución en las políticas sociales y un retroceso en los principios de integración y normalización de la vida de los menores forzados a residir fuera de entornos comunitarios cercanos a sus núcleos vitales esenciales.

GRACIAS POR TU APOYO FIRMA..!!

A continuación puedes leer el manifiesto completo:

LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DE LAS RESIDENCIAS DE LA RED DE PROTECCIÓN DE MENORES queremos manifestar nuestro total desacuerdo con el NUEVO PROYECTO ANUNCIADO por la Consejería de Familia, Juventud y Política Social de la Comunidad de Madrid y la Agencia Madrileña de Atención Social.

MEDIDAS POLÍTICAS comunicadas con una URGENCIA INJUSTIFICADA, además de innecesaria y contraproducente, que muestran una falta absoluta de previsión, aparte de una enorme irresponsabilidad e insensibilidad con los más vulnerables, las y los menores protegidos y sus familias. Se les ha informado sorpresiva y someramente de los cambios, sin haber sido escuchados, tenidos en cuenta o haber participado en decisiones que tienen enormes repercusiones en sus vidas. Con esa misma INMEDIATEZ Y OSCURANTISMO hemos sido informados los profesionales que trabajamos en la red de centros de protección de la CM de los cambios:

1) CIERRE DEL SERVICIO de LA RESIDENCIA CASA DE LOS NIÑOS, LA CASITA y TRASLADO DE LAS NIÑAS Y NIÑOS DE 0-6 AÑOS a 2 residencias de Primera Infancia en NÚCLEO URBANO (RPI El Valle y RPI El Rosa)

2) TRASLADO DE MENORES CON MÁS DE 6 AÑOS Y ADOLESCENTES A RESIDENCIAS FUERA DE ENTORNOS COMUNITARIOS (Centro de la Casa de Campo, RI Acacias, RP Acogida ICE) 

¿A QUÉ RAZONES OBEDECEN REALMENTE LOS CAMBIOS ANUNCIADOS? básicamente a dos cuestiones:

Políticas de privatización en las que se cierran servicios y recursos públicos NECESARIOS, o se pierden plazas públicas (RPI Casa de los niños y R.I. Las Acacias), en detrimento de los concertados, que se crean y/o mantienen atendiendo a población de mismas edades y/o características.

Necesidad de cumplir con promesas políticas de reubicar a los y las menores extranjeros no acompañados fuera del barrio de Casa de Campo. Detonante del rocambolesco juego de desplazamientos entre residencias que va suponer traslados forzosos de menores y trabajadores y trabajadoras.

¡NO AL CIERRE DEL SERVICIO DE RECURSOS PÚBLICOS! El argumento dado por la administración para el cierre y traslado del proyecto de La Casita es que ya no son necesarias tres residencias de Primera Infancia en la Comunidad de Madrid, gracias a las políticas de Infancia que se están desarrollando e impulsando en relación a la promoción del acogimiento familiar, por lo que se reducirán a dos. Si este argumento fuera cierto, los niños y niñas que hoy viven en La Casita se irían con familias acogedoras y no se les distribuiría en otros servicios o residencias de la red.

La realidad es que el cierre del servicio de la Casita supondrá: a) una reducción de plazas 0-6 años en centros públicos. Una red pública ya escasa que se recorta aún más sin esperar a constatar los avances de dichas políticas y un cambio claro de tendencia en la demanda de plazas residenciales para esta franja de edad, mientras se mantienen centros concertados que, deberían ser los primeros que se cerraran, y los servicios sociales de zona denuncian flagrantes casos de desamparo no atendidos. b) Un empeoramiento de las condiciones en la atención de los y las menores, debido a la pérdida de un entorno natural privilegiado e incomparable; la pérdida de infraestructuras (unidades de convivencia) y espacios adaptados a las edades (0-6 años) y necesidades sanitarias especiales; y la pérdida de vínculos emocionales. c) Un gasto innecesario para toda la ciudadanía madrileña, ya que deberá remodelarse y acometer obras de envergadura para adaptarlo a edades superiores a los 6 años.

¡NO AL TRASLADO DE MENORES +6 AÑOS Y ADOLESCENTES A RESIDENCIAS EN LOS ARRABALES! (RI Acacias, la Residencia de Primera Acogida Isabel Clara Eugenia, ICE, y el Centro de la Casa de Campo)

Porque supondrá una involución en las políticas sociales y un claro incumplimiento de las leyes, principios y obligaciones básicas de los centros, que deben promover “la integración normalizada de los menores en los servicios y actividades de ocio, culturales y educativas que transcurran en el entorno comunitario en el que se encuentran” y “la relación y colaboración familiar”, además de procurar “la estabilidad residencial de los menores” (Ley Orgánica 1/1996 de protección jurídica del menor en art. 21, mod. por la ley26/2015 de 28 de julio) Y provocarán la creación de guetos. No puede haber integración comunitaria si la nueva localización está alejada de la propia comunidad.

¿QUÉ NORMAS O INFORMES AVALAN EL CIERRE DEL SERVICIO Y TRASLADOS? Las medidas políticas anunciadas son contrarias al interés de los y las menores y evidencian un desconocimiento absoluto de la realidad de los centros y necesidades de los y las menores, junto con las leyes que les amparan. 

La normativa desarrollada hasta el momento no avala las decisiones tomadas, injustificables desde el punto de vista técnico, familiar, social, económico, ético y legal.

DEMANDAMOS REVOCAR EL CIERRE DEL PROYECTO Y SERVICIO DE LA RESIDENCIA CASA DE LOS NIÑOS (0-6 años, especializados en menores enfermos) y EL TRASLADO DE MENORES EN EDAD DE ESCOLARIZACIÓN OBLIGATORIA (+6 años) Y/O ADOLESCENTES A RESIDENCIAS FUERA DE ENTORNOS COMUNITARIOS FIRMA..!!

.
Share
También podría interesarte