La Huelga por el Clima un éxito de cientos de miles de personas

La amplia participación en las convocatorias de la Huelga Mundial por el Clima presiona a los dirigentes del mundo para aumentar la ambición climática y reducir de forma drástica y contundente las emisiones de gases de efecto invernadero.

“La gente está sufriendo, la gente está muriendo. Ecosistemas enteros están colapsando. Estamos en el comienzo de una extinción masiva y todo lo que habláis es de dinero y de cuentos de hadas de crecimiento económico. ¿Cómo os atrevéis?”. Las palabras del Greta Thunberg, la adolescente sueca, icono del movimiento Fridays for Future, instigadora inicial de las huelgas estudiantiles de los viernes desde octubre de 2018, resonaban en oídos de gran parte de los líderes mundiales el 24 de septiembre que había acudido a la Cumbre de Acción Climática celebrada en Nueva York la pasada semana. 

Cuatro días antes, millones de personas se habían manifestado contra la inacción de esos mismos líderes ante la crisis climática en la primera jornada de la Semana Global por el Clima. Este viernes, último día de protestas, las ciudades del Estado español registraban convocatorias masivas en la contribución española a las protestas organizadas por el movimiento global por el clima. 

En el Estado español, más de 500 colectivos han hecho un llamamiento a la población para que se sume a las más de 200 manifestaciones y concentraciones programadas, unas protestas que han ido acompañadas de una huelga estudiantil y de consumo, y paros laborales. Estos  últimos han sido simbólicos en la mayoría de comunidades autónomas —la convocatoria hablaba de paros de cuatro minutos y 15 segundos, en referencia al nuevo récord de 415 partes por millón de CO2 que en mayo registró la atmósfera—, aunque sí se ha convocado huelga oficialmente en Aragón, Canarias,la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra, y en Andalucía solo para el sector educativo.

Dos millones de estudiantes

El Sindicato de Estudiantes cifraba el seguimiento de la huelga en “dos millones de estudiantes de enseñanza secundaria y decenas de miles de universitarios”. Asimismo, cifraba en “más del 90% el seguimiento en los institutos públicos de Galiza, Asturias, Euskal Herria, Aragón, Catalunya, País Valencià, Andalucía y Madrid”, y “cifras superiores al 80% en Extremadura, Balears, Rioja, Castilla León, Castilla-La Mancha, Canarias, Cantabria, Murcia”.

Bilbao era la primera gran ciudad del Estado en salir a la calle. Unas 2.000 personas, en su mayoría estudiantes, llenaban la plaza del Ayuntamiento a las 11h. Una hora más tarde, Palma, Málaga y Sevilla, entre otras localidades, seguían los pasos de la capital vasca, mientras que, por la tarde, Madrid, Barcelona y Valencia encabezaban las protestas por número de asistentes.

“Necesitamos un gobierno ambicioso que tome soluciones políticas ambiciosas”, señalaba por la mañana José Ferreras, portavoz de Fridays for Future, a El Salto. “Pedro Sánchez pidió reunirse con nosotros, pero nos negamos ya que consideramos que instrumentalizan a los colectivos. De hecho, de las 30 medidas que piden los grupos ecologistas, solo han incluido dos”.
Medidas concretas ante el colapso de clima es lo que pedía esta movilización, que este viernes llegó a colapsar los centros de ciudades de todo el planeta, de Auckland (Nueva Zelanda) a Roma (Italia). 77 países se comprometieron a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto en 2050 en la cumbre de la semana pasada. Sin embargo, ninguno de los cuatro principales emisores de gases de efecto invernadero (GEI) —China, Estados Unidos, India y Rusia— está a la altura de semejante desafío.

Concentración de CO2 en la atmósfera

Media global anual en partes por millón (ppm)

China anunció en el encuentro que reducirá en más de 12.000 millones de toneladas anuales sus emisiones, pero sigue sin desvelar cuándo comenzará a reducirlas realmente, ya que las emisiones de GEI del país asiático no paran de crecer. Estados Unidos ni siquiera participaba oficialmente en la cumbre, aunque Trump apareció por sorpresa. India no se comprometió realmente a rebajar sus emisiones, sí a ampliar su capacidad de energía verde. Y Rusia ratificará ahora—cuatro años después— el Acuerdo de París; es la nación número 187 en hacerlo.

¿Es esta la historia que queremos contar a nuestros hijos? ¿Es este el legado que nos queréis dejar?”, reza el manifiesto fundacional de Fridays for Future-Juventud por el Clima España. Mientras, la cuenta atrás continúa y el Panel Internacional de Expertos sobre el Cambio Climático dice claramente que las naciones del planeta deben reducir sus emisiones a un ritmo del 7% anual desde 2020 si no queremos ver una catástrofe amplificada. En 2018, lejos de decrecer, aumentaron un 2,7%.
Fuente: elsaltodiario.com

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Suscribir  
Notificar de