La Comunidad de Madrid deja sin gastar el 65% del presupuesto para reducir las listas de espera

La lista de espera quirúrgica es todo un quebradero de cabeza para las diferentes consejerías de Sanidad. Bajar el alto número de pacientes que esperan ser operados, así como reducir el tiempo de paciencia es uno de los caballos de batalla de los gobiernos. Y ante esta situación, las fórmulas ‘mágicas’ aparecen: planes de choque, inyección de presupuestos, medidas en los hospitales (por ejemplo, los criticados Pactos de Gestión)… Sin embargo, el resultado no suele ser el esperado. Algo a lo que no ayuda el presupuesto que se termina ejecutando.

La Comunidad de Madrid dejó sin gastar el 65% del dinero que presupuestó en el plan integral para la reducción de la lista de espera quirúrgica en 2018, según figura en un informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas. Al cierre de ese año, el número de pacientes que aguardaba una operación ascendía a 70.520, ahora –según los últimos datos disponibles correspondientes al pasado mes de noviembre- la cifra asciende a 78.663: se ha incrementado un 11,5%.

Según la Cámara de Cuentas, de un presupuesto inicial de 61,5 millones de euros las modificaciones netas lo redujeron en 59 millones, con lo que los créditos finales ascendieron a tan solo 2,5 millones. Pero de esta cifra, las obligaciones reconocidas se limitaron a 889.000 euros, el 35%.

La situación, lejos de resolverse, empeora. La lista de espera estructural quirúrgica estructural (aquellos pacientes que han de ser operados antes de 180 días y en el que se incluye también a aquellos que han aceptado una derivación a otro centro) se ha incrementado en 25.193 pacientes, un 66,5% desde que el Servicio Madrileño de Salud puso en marcha el plan de choque de esta demora en 2016, según los datos recopilados por UGT Madrid. Actualmente se sitúa en 61.822 pacientes.

Uno de las razones que esgrime el sindicato es el cierre de camas hospitalarias. Los hospitales de provisión privada han incrementado en 92 el número de camas instaladas (la dotación fija del centro) y en 189 el de funcionantes (las que están realmente en uso), mientras que los de provisión pública han perdido 878 instaladas y 518 funcionantes.

Desde que Isabel Díaz Ayuso se encuentra al frente del Gobierno madrileño, la lista de espera quirúrgica se ha incrementado un 11%.
Fuente: E.B. en kaosenlared.net
+INFO: elboletin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *