La agenda sanitaria oculta de Núñez Feijóo

El programa electoral de Núñez Feijóo propone reformar en profundidad el Sistema Sanitario Público para lo que pretende, caso de ganar, elaborar una nueva Ley General de Sanidad; suprimir las regulaciones que considera un freno para las relaciones dentro del sistema; y actualizar la gobernanza del Sistema Nacional de Salud.

sanidad-feijoo
  • Privatizar la provisión y gestión del sistema sanitario

  • Suprimir las regulaciones sanitarias públicas que obstaculizan la creación de un mercado sanitario

  • Desmantelar la Atención Primaria

  • Acabar con las Áreas Sanitarias

  • Recentralizar el Sistema Nacional de Salud

  • Acabar con el derecho al Aborto y a una Muerte Digna

  • Perpetuar el modelo MUFACE

  • Aprobar un Nuevo Modelo de Financiación Autonómica (que incluye la Sanidad Pública) que responda a los intereses de la Comunidades afines y más desarrolladas

Estas propuestas, aparentemente neutrales e inocentes enmascaran el verdadero objetivo del Partido Popular en materia sanitaria.

Privatizar la provisión y gestión del sistema sanitario

Núñez Feijóo en su etapa al frente del INSALUD que administraba el sistema sanitario público en la mayoría del Estado antes de ser definitivamente trasferido a las Comunidades Autónomas, pretendió utilizar la Ley de Fundaciones de manera fraudulenta para extender la gestión empresarial privada a todos los Hospitales del Estado. Aunque esta propuesta no prospero por la oposición de organizaciones sociales, sindicales y profesionales, fue utilizada en los años 90 para iniciar el proceso de privatización (en Madrid, Galicia, Baleares, La Rioja…) para gestionar hospitales, con escaso éxito (en Galicia los 4 hospitales comarcales acogidos a esta fórmula fueron reintegrados a la Red de Gestión Pública por el gobierno del PSOE y BNG). En Valencia, gobernada por Eduardo Zaplana, privatizo los nuevos hospitales de la Comunidad (Alzira, Denia, Elche) utilizando la fórmula de concesión que otorgo a grupo Ribera Salud la financiación, construcción, gestión y provisión de la Atención Hospitalaria y de la Atención Primaria. Algo parecido aplico Esperanza Aguirre en Madrid para financiar y gestionar siete nuevos hospitales de esta Comunidad. Paralelamente el Partido Popular aprobó la Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión que permitió extender las privatizaciones de los centros sanitarios mediante numerosas fórmulas legales. Por lo que es más que previsibles que Feijóo utilice el cambio de la Ley General de Sanidad para consolidar y blindar este marco legislativo para generalizar la privatización a todas las CCAA, y frenar la reversión al sistema público de los hospitales privatizados. En el Reino Unido el desmantelamiento del National Health Service ha ido asociado a un aumento de la mortalidad de la población.

Núñez Feijóo en su etapa en el INSALUD, pretendió utilizar la Ley de Fundaciones de manera fraudulenta para extender la gestión empresarial privada a todos los Hospitales del Estado

Suprimir las regulaciones sanitarias públicas que obstaculizan la creación de un mercado sanitario

Esta una medida complementaría a la anterior y estaría destinada a eliminar trabas y barreras legales para crear un espacio de mercado público – privado en el Sistema Sanitario con centros públicos y privados, vieja aspiración del neoliberalismo y del lobby del sector sanitario privado (IDIS) integrado por poderosos fondos de inversión internacional que han penetrado en España en los últimos años (Quirón-Fresenius de capital alemán, Ribera Salud-Centene de capital norteamericano, HM Hospitales con fuertes vínculos con hospitales oncológicos yanquis).

Desmantelar la Atención Primaria

La Comunidad de Madrid, gobernada por Ayuso, ha introducido importantes recortes de personal, cerrado Centros de Salud y PAC y suprimido la actividad de tarde den buena parte de los mismos. Aunque en Andalucía el gobierno del PP dio marcha atrás en su intento de concertar servicios de Atención Primaria con la privada debido a la presión social y profesional, es previsible que no haya renunciado a la misma, para generalizarla al conjunto de Servicios de salud Autonómicos. Las barreras para acceder a los Centros de Salud y PAC han favorecido el crecimiento de los seguros privados hasta el 25% de la población lo que supone privatizar la financiación sanitaria que ya alcanza el 30% del gasto sanitario.

Acabar con las Áreas Sanitarias

Estas estructuras son imprescindibles para poder gestionar de integral e integrada todos de los recursos sanitarios públicos como la Atención Primaria, los centros hospitalarios, los servicios de Salud Pública, Centros de Mayores y de Atención a la Dependencia. Nuevamente la Comunidad de Madrid pilota este proceso, para lo que suprimió 11 áreas de salud en el año 2019. Sin estos recursos organizativos y funcionales, de naturaleza territorial y poblacional, es imposible una planificación en función de los problemas y necesidades de salud locales y la participación social en la gestión del sistema sanitario público. Acabar con las áreas sanitarias es una medida necesaria para poder abrir espacios a la competencia, acabar con la Atención Primaria como gestora de los procesos asistenciales.

Las barreras para acceder a los Centros de Salud y PAC han favorecido el crecimiento de los seguros privados

Recentralizar el Sistema Nacional de Salud

Núñez Feijóo ha llegado a acuerdos con Vox para gobernar en numerosas CCAA. Es más que previsible que si la derecha gana las elecciones entre en el Gobierno de la Nación, aplique las propuestas de este partido de debilitar el Estado de las Autonomías, lo que implicaría la desaparición de los Servicios de Salud Autonómicos que gestionan la sanidad descentralizada y próxima a la ciudadanía y sus problemas y necesidades de salud específicos y el aumento de la irracionalidad del sistema.

Acabar con el derecho al Aborto y a una Muerte Digna

El programa electoral de Feijóo plantea garantizar el ejercicio del derecho a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios para negarse a realizar ciertas prácticas (esencialmente el aborto y la eutanasia) y la prohibición a las menores para interrumpir el embarazo si no cuentan con consentimiento de los titulares de la patria potestad. Ambos derechos ya están muy limitados en las autonomías gobernadas por el PP a lo que habría que añadir que VOX pretende acabar con el derecho de aborto y a una muerte digna mediante la eutanasia.  

No podemos consentirlo, hay que acudir masivamente a votar y hacerlo por quienes defienden un sistema sanitario de titularidad y gestión pública, universal y de calidad

Perpetuar el modelo MUFACE

El Partido Popular ha manifestado su intención de perpetuar y reforzar este modelo que garantiza a las principales aseguradoras sanitarias el acceso a los fondos sanitarios públicos adjudicándolas la función de asistir a los funcionarios del Estado, de la administración de justicia y de las fuerzas armadas. Esta medida supondría mantener la subvención a las grandes aseguradoras sanitarias como ADESLAS, ASSISA, DKV, etc., en manos de fondos de inversión internacional, cuyo lobby está presionando al Gobierno exigiendo el mantenimiento del modelo, su reforzamiento con más dinero público y mejorando las condiciones en los contratos. MUFACE además de descapitalizar la sanidad pública supone una discriminación inaceptable para la mayoría de la población al ofertar al personal funcionarial mayores prestaciones.

Aprobar un Nuevo Modelo de Financiación Autonómica (que incluye la Sanidad Pública) que responda a los intereses de la Comunidades afines y más desarrolladas

La ley obliga a renegociar y aprobar uno nuevo con el conjunto de CCAA. Este, además de obsoleto es irracional es injusto para las comunidades con mayor nivel de envejecimiento y de dispersión de su población (las más envejecidas y rurales precisan más recursos para garantizar el acceso a los servicios sanitarios en condiciones de equidad). En esta negociación deben intervenir los gobiernos autonómicos y central, por lo que es previsible que en caso de ganar Feijóo imponga, gracias a su poder territorial conseguido en las últimas elecciones autonómicas, un modelo que perpetúe la desigualdad, la irracionalidad en la distribución de los fondos públicos beneficiando a las más ricas y con mayor capacidad de influencia sobre el gobierno.

Todo esto podría suceder si la coalición neoliberal de ultraderecha consigue imponerse el 23J, no podemos consentirlo, tenemos que acudir masivamente a votar y hacerlo por quienes defienden un sistema sanitario de titularidad y gestión pública, universal y de calidad.


Fuente: Manuel Martin García | Presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

.
También podría interesarte