El tope al gas ha abaratado un 32% la factura de la electricidad en sus primeros seis meses

Según un estudio realizado por Esade, el ahorro es de unos 209 euros de media por hogar

Pese a ser alabada por el resto de gobiernos de la Unión Europea y ayudar a que España tenga la inflación más baja de toda la zona euro, la efectividad de la excepción ibérica a la hora de abaratar los recibos de la luz sigue poniéndose en duda desde algunos sectores. Todavía quedan personas que repiten esa expresión que intentó popularizar el líder de la oposición, Nuñez Feijóo, al tacharlo de “timo ibérico” pese a que los precios energéticos de España y Portugal se encuentran muy por debajo de los que están pagando nuestros vecinos europeos.

El Centro de Política Económica de la Escuela de negocios ESADE ha publicado un estudio de los efectos de esta medida sobre la tarifa regulada de electricidad, denominada “Precio de Venta del Pequeño Consumidor (PVPC), que replica de manera directa el precio del mercado mayorista. Los efectos del tope al gas en los precios, la inflación y el consumo seis meses después es el nombre del estudio realizado por los economistas Manuel Hidalgo, Natalia Collado, Jorge Galindo y Ramón Mateo y compara dicho precio en los últimos seis meses con un modelo estadístico que dibuja esa misma línea pero en un mundo alternativo en el que no se aplica el tope al gas.

La inflación fue 0,3 puntos más baja en la media anual de 2022 gracias al tope al gas y 0,5 desde junio, según Esade

Las cifras no arrojan ningún tipo de duda sobre la efectividad de la excepción ibérica y sus efectos sobre la inflación.  El resultado es que el precio medio de la electricidad en el mercado regulado habría sido un 31,8% más alto sin esta medida, según los cálculos de Esade. Esto se corresponde aproximadamente con un ahorro acumulado de unos 209 euros por hogar de media. Asumiendo que hay 10 millones de hogares en tarifa regulada (cifra de enero de 2022), estaríamos ante un ahorro total de casi 2.100 millones de euros. En caso de que fuera menos, unos nueve millones (cifra de agosto) el ahorro se estimaría en 1.880 millones.

Tal disminución de los precios tuvo su efecto sobre la inflación marcada el año pasado. Según las estimaciones de Esade, la inflación media fue 0,3 puntos más baja. Es decir, en vez de cerrar el año con una media anual del 8,4%, se habría cerrado con un 8,7%. aunque la media desde su implantación, sin tener en cuenta los meses del año sin mecanismo (antes de junio) habría sido de 0,5 (8,6 % observado frente a un 9,1 % estimado).
Fuente: elsaltodiario.com
Foto: Archivo facua.org

.
También podría interesarte