El colegio Francisco Arranz, junto al parque de Las Cruces, contará con pistas deportivas y zonas arboladas

  • Las obras comenzaron a principios de septiembre y cuentan con un presupuesto de tres millones de euros
  • Se actúa sobre dos parcelas municipales que tienen una superficie de 21.000 m2 y que contarán con pistas deportivas y un ‘bosque encantado’

Las obras que se están llevando a cabo en dos parcelas municipales de 21.000 m2 situadas junto al CEIP Francisco Arranz. El objeto de la actuación, que cuenta con un presupuesto de tres de millones de euros, es convertir el suelo municipal, que hasta ahora era un espacio con escombros, en una zona con pistas deportivas y arbolado.

En concreto, desde principios de septiembre se está actuando en las parcelas situadas entre las calles de Muntadas, Carmen Martín Gaite y Joaquín Turia. Como parte de la actuación, desde el Área de Desarrollo Urbano se está trabajando junto a la dirección del colegio y el AMPA con el fin de crear una pista de patinaje y un pumptrack en el lateral este del parque.

Por otro lado, en el lateral sur se realizará un circuito deportivo con estaciones de equipamientos de calistenia, mientras que en el oeste se creará una pequeña zona para ejercicios de mayores. El norte de la parcela se reserva para zonas infantiles, dado que es la más cercana al colegio Francisco Arranz. El centro de la parcela contará con una zona de bosque temática para uso didáctico y lúdico orientado al público infantil, para lo que dispondrá de montículos y plantaciones específicas. Este ‘bosque encantado’ estará flanqueado por dos zonas de descanso dotadas de mesas de picnic. Además, se incorporarán caminos que comuniquen los pasos de cebra existentes con los caminos del parque de las Cruces. Estos itinerarios tendrán mobiliario urbano, así como alumbrado y plantaciones tanto arbustivas como de arbolado y, al tratarse de una zona deportiva, se instalarán dos fuentes.

‘Madrid isla de color’, un proyecto para hacer lugares más verdes y habitables

Esta actuación de renaturalización forma parte de la estrategia ‘Madrid isla de color’, desarrollada por el Área de Desarrollo Urbano para recuperar parcelas municipales descuidadas y abandonadas. Así, el Ayuntamiento interviene para mejorar el espacio público, dotando a los barrios de más zonas verdes y de lugares más habitables, contribuyendo al reequilibrio territorial.

Esta acción se suma a otras similares llevadas a cabo en los distritos de Barajas, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Usera, todas ellas con el fin de mejorar el entorno de los centros escolares.
Fuente: madrid.es

También podría interesarte