El «Cara» gana a los puntos el combate, pero el marcador señala 0-0

Si hacemos un símil pujilístico, al final de los 90 minutos el árbitro hubiera elevado la mano al cielo del capitán del Carabanchel, en seña de la superioridad del equipo y la mayor “pegada” que tuvo durante el encuentro. Sin embargo esa pegada no fue suficiente para tumbar al Villaverde, que resistió de pie durante el envite y llegó al último asalto incluso con opciones de voltear el veredicto final.  

Corrían revueltas las aguas por Boetticher en las últimas semanas, con la salida de varios jugadores de forma precipitada y el cambio de entrenador marcado por los resultados. Con esa tesitura los locales sabían que no era un partido para florituras, sino más bien para ser prácticos y no conceder atrás. Esa fue su máxima durante todo el encuentro, y si bien le dio resultado en parte le faltó mordiente arriba para conseguir algo más que el punto final.  

Por su parte el Carabanchel ofreció dos versiones diferenciadas en cada parte: en la primera trató de medir a su rival y aprovechar las dudas que pudieran tener sus jugadores por aquello de ostentar la última plaza en la clasificación. En la segunda parte salió descaradamente a por la victoria y estuvo muy cerca de conseguirla, pero la falta de definición en los metros finales impidió que el resultado inicial se viera alterado.  

Tres acciones podemos destacar en los primeros 45 minutos, en los que el dominio fue del Carabanchel tanto por presión como por intención. Apenas se habían superado los primeros 5 minutos cuando Malote se deshace de un defensor, se interna en el área y allí es trabado claramente por detrás, no siendo así percibido por el árbitro, realmente muy permisivo durante todo el encuentro. Mediada la primera parte era Pradillos quien enganchaba de volea un balón llovido del cielo que hacía emplearse a fondo a Figueroa, el meta local. Justo antes del descanso llegaba la única ocasión local en botas de un debutante, un disparo cruzado de Xavi Torrent en posición franca que consiguió atajar bien Molina.  

La segunda parte fue un carrusel de ocasiones del Cara desde el primer minuto hasta el último. Nada más comenzar Figueroa volvía a convertirse en protagonista, despejando primero una volea lejana de Chino y poco después haciendo lo propio con un disparo de Malote pegado al poste. En otras ocasiones fue la falta de puntería del Cara la que frustró sus continuas acometidas, como por ejemplo en un disparo de Chino que lamió el travesaño, un disparo de Viti que rozó el poste y un remate de Miguel Ángel a la salida de un corner que cualquier otro día hubiera sido gol, pero hoy se resistía a cualquier oportunidad. El Villaverde sólo gozó de un acercamiento en este período, en una falta que no atajó Molina y cuyo rechace consiguió despejar a córner Boriba antes de que fuera rematado por la escuadra local.  

En los últimos minutos se jugaba ya más con el corazón que con la cabeza, afectados los jugadores por la premura del electrónico así como por el esfuerzo previo realizado en todo el encuentro. La última ocasión fue de nuevo para el Carabanchel, en un balón dividido dentro del área al que llegaron Camilo para fusilar y Figueroa para bloquear, ganando de nuevo éste último el asalto para convertirse en el héroe de la mañana.  

Reparto de puntos final que deja más satisfechos a los locales que cortan su herida de tres derrotas consecutivas, mientras que el Carabanchel puede estar satisfecho por acumular 180 minutos con la portería a cero, si bien deberá seguir trabajando la resolución en los últimos metros. En ese objetivo ya podrá ayudar Torres que se estrenó de nuevo con el Cara, gozando de unos minutos que ilusionaron a la parroquia carabanchelera por hacer más temible a su actual delantera.

ALINEACIÓN CARABANCHEL: Molina; Tapia, Miguel Ángel (A), Boriba (A), Vera; Novero (A), Chino, Edu Río (Viti 60′), Malote, Calero (Camilo 75′); y Pradillos (Torres 83’).
Fuente: RCD.Carabanchel
Foto: Carlos Adán

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of