Celadores: “Nos hacen sentir profesionales de segunda dejándonos en el último puesto en el nivel de riesgo”

En más de 70 centros hospitalarios de 13 autonomías, celadores y celadoras llevan a cabo su tercera concentración por el reconocimiento como personal sanitario y de alto riesgo. 

Celadores y celadoras de hospitales en Castellón, Valdepeñas, Burgos, Valencia, Toledo, Zamora, Talavera de la Reina, Murcia, Ávila, Málaga, León, Zaragoza, Palencia, Madrid, Getafe, Leganés… así hasta en más de 70 centros en ciudades de 13 comunidades autónomas, se concentraron por tercera vez este jueves convocados por la Plataforma Reconocimiento para el Celador Ya. Como en las anteriores convocatorias, exigieron su reconocimiento como Personal de Alto Riesgo en los procedimientos de actuación frente al covid-19 emitidos por el Ministerio de Sanidad.

Asimismo, han vuelto a pedir que se les reconozca como personal sanitario. Actualmente, sus funciones abarcan tareas especializadas como trasladar y movilizar pacientes para aseo, pruebas diagnósticas, quirófanos, UVI o psiquiatría; así como tener conocimiento sobre materiales, equipamiento e instrumental, entre muchas otras. Ninguna de ellas están en Orden Ministerial de 1971 por la cual se rige su categoría laboral como de gestión y servicios.

Esta nueva convocatoria se producía tras la nula respuesta a sus reivindicaciones trasladadas tanto al Ministerio de Sanidad y a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales. Desde la plataforma, aseguran sentirse ninguneados por unas administraciones que parecen no darse cuenta del riesgo al que están expuestos todos los días, incluso más allá del coronavirus.

“Yo estoy supliendo a un compañero que está de baja desde hace 13 meses por una agresión de un paciente, y le dejó dos vértebras lesionadas. Cumplía con su trabajo”, contaba a El Salto un celador —que prefiere el anonimato— a las puertas de un hospital madrileño. E iba más allá: “Trabajo en rayos en Urgencias y a diario manejo entre 20 y 30 pacientes covid-19. Si eso no es personal de riesgo, no sé qué puede considerarse peligroso. Nos arriesgamos a que nos agredan, a contagiarnos de muchas otras infecciones. En Urgencias manejamos gente que trae la policía, pacientes psiquiátricos… estamos en riesgo todo el tiempo”.

Otro compañero explica su caso: Salud Laboral le comunicó que era necesario se hiciera la Prueba de Mantoux un mes y medio después de saber que un paciente había sido diagnosticado con tuberculosis. Además, cuentan que en Urgencias había hace unas semanas listas pegadas a las camas donde escribían su nombre si habían estado en contacto con ese paciente, pero desconocen se trataba de algún tipo de registro. 

Los trabajadores aseguran que solo les hacen las pruebas si presentan síntomas de covid-19. Así, un celador denuncia que no se le ha practicado la prueba PCR, sino una prueba serológica que dio negativo dos veces, mientras que otro asegura se ha hecho tres pruebas porque las ha buscado personalmente: “En tres meses, trabajando en Urgencias con pacientes covid-19 positivos a diario, no me han hecho ni una prueba. Nosotros, que manejamos a diario con las manos a estos pacientes, vamos y volvemos a casa en metro todos los días. Somos como bombas ambulantes”. 

Los celadores entrevistados asumen un largo camino por recorrer antes de conseguir sus objetivos de reconocimiento. “Hace tres meses que nos aplaudían, y ahora estamos en la misma leonera y con las misma condiciones: falta de medios, falta de personal… Seguimos siendo los mismos. Aquí al menos las bajas se suelen cubrir, en otros sitios no. Hemos estado muchos años con fallecimientos, jubilaciones y bajas que no se han cubierto si no las mínimas”, concluyen.

En la Comunidad de Madrid, el Hospital Universitario de Alcorcón, así como los hospitales de Móstoles, Fuenlabrada, Ramón y Cajal, La Paz y Niño Jesús, fueron algunos de los centros sanitarios de procedencia de amplios grupos de celadores que acudieron a la concentración de este jueves.

En el Clínico San Carlos no fue posible el acto reivindicativo. Según explicaron dos celadores de este centro a El Salto, el personal no se sintió seguro de salir a manifestarse por rumores desde altas esferas del hospital de que la Policía acudiría para impedir la concentración.  

COMUNICADO  

Como parte de la acción conjunta, en todas las concentraciones se leyó comunicado en el que han subrayado las labores que realizan los y las celadoras en primera línea de un hospital o centro de salud. “Creemos que somos parte imprescindible de los cuidados básicos del paciente, dando alegría y apoyo cuando más lo necesitan. Nos merecemos también una reciprocidad en el trato, no por los usuarios, que en prácticamente todos los casos, nos devuelven con su sonrisa todo lo que reciben de nosotros, sino de la administración y de los propios responsables de los centros de trabajo”, se ha escuchado a través de los megáfonos.

“Queremos reiterar nuestra desilusión ante la continua dejadez de las administraciones hacia nuestra figura dentro del sistema sanitario. No podemos entender ni aceptar que nuestro colectivo siga estando como ejemplo de personal de bajo riesgo en la tabla de actuación de los protocolos frente al covid-19, emitidos por el Ministerio de Sanidad. “Somos una pieza más del equipo asistencial, pero no se nos valora como tal”, expresan en el texto.

Además, reiteraron otra de sus reivindicaciones más urgentes, la de una formación profesional: “Consideramos que nos están desaprovechando no dándonos nuestro sitio con una formación reglada que nos validara. Nos hacen sentir profesionales de segunda dejándonos en el último puesto en el nivel de riesgo”.

Antes de leer el comunicado, las personas concentradas recordaron con un minuto de silencio a sus seis compañeros fallecidos —según ha contabilizado la Plataforma— en particular, a Carmen Recio, la víctima más reciente, que murió en soledad en su casa.

La Plataforma Reconocimiento para el Celador Ya continuará sus movilizaciones para seguir presionando a las administraciones para que hagan caso a las reivindicaciones de este gremio sanitario olvidado hasta ahora. La siguiente cita será el próximo 3 de octubre frente a las puertas del Ministerio de Sanidad en Madrid, donde se espera la presencia de personal de todo el territorio español.

Fuente: Susana Albarrán en elsaltodiario.com
Foto: @ParaCelador