CCOO denuncia la negativa de la Consejería de Sanidad de Madrid a devolver profesionales del Zendal al Infanta Sofía

  • Las urgencias del hospital de San Sebastián de los Reyes intenta derivar a pacientes, de una media de 85 años, a otros hospitales como La Paz y Cruz Roja, pero estos centros los rechazan.
  • Más de medio centenar de pacientes con necesidad de hospitalización están en urgencias porque el hospital no tiene personal de Enfermería para abrir más camas.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ignora las reclamaciones del Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes que desde principios de esta semana tiene colapsado el Servicio de Urgencias. El centro no puede abrir camas para hospitalizar porque no tiene profesionales que las atiendan. Este hospital aprobó el cierre de más de una veintena de camas este verano y tiene cerrada desde su inauguración la torre 4, con capacidad para 200 camas y una UCI de 16 puestos para pacientes en estado crítico.

El pasado lunes, 12 de julio, había más de 50 pacientes atrapados en las urgencias del centro, con una media de edad de 85 años, muchos procedentes de residencias de mayores. Cerca de una treintena permanecen en esta situación desde hace cinco días. Necesitan hospitalización y el centro no puede abrir camas porque no tiene personal de Enfermería para ello. Los pacientes no tienen patología asociada al coronavirus, por lo que tampoco pueden ser trasladados al Hospital Isabel Zendal que solo está preparado para atender a pacientes con COVID-19.

Ante esta situación, los responsables del hospital, según informaron a la sección sindical de CCOO en el centro, solicitaron al Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) que permitiera el regreso de los profesionales adscritos al Infanta Sofía que tuvieron que desplazarse a trabajar al Hospital Zendal -sin plantilla propia-. Pero la Consejería de Sanidad se ha negado a reponer en su centro a [email protected] profesionales.

Otra vía para poder hospitalizar a estos pacientes ha sido la de iniciar el traslado a otros hospitales con mayor capacidad o menor presión asistencial, pero el circuito de derivación tampoco funciona. Centros como el Hospital de Cruz Roja ha rechazado la solicitud de traslado y otros como el Hospital La Paz ha admitido algunos, pero otros -ya allí- los ha devuelto al Infanta Sofía.

Al límite

La plantilla de Enfermería en el Infanta Sofía está al limite. La ratio recomendada es de una enfermera por cada 10 pacientes. En la actualidad, un profesional de Enfermería atiende a 14-15 pacientes y muchos de ellos están doblando turno voluntariamente para mantener al máximo rendimiento la hospitalización.

Elena Cabrerizo, responsable de CCOO en el centro, explica que los doblajes ya están amortizados y no se pueden estirar más. Expone que el cansancio entre los/as profesionales es mayúsculo, por todos los meses que han estado sufriendo una presión asistencial sin precedentes, debido a la pandemia. Y, advierte: “No vamos a permitir que los profesionales se queden sin vacaciones porque esto traería también consecuencias en su salud”. Reclama al SERMAS que amplíe sin dilación la plantilla estructural para poder contratar más personal interino, y que permita el regreso inmediato de los/as profesionales del centro desplazadas al Zendal.

Fuente: tercerainformacion.es

También podría interesarte