CCOO denuncia el ‘despido político’ de Jesús Cintora de ‘Las Cosas Claras’ y pide referéndum sobre la dirección de RTVE Noticias

El pasado mes de junio, tras más de medio año en antena, se anunció el fin definitivo de emisión del programa de análisis de actualidad Las Cosas Claras de la cadena pública RTVE y el despido de su conductor, Jesús Cintora, que se hará efectivo el próximo 22 de julio. El anuncio, cuya decisión recae en el presidente de la cadena, José Manuel Pérez Tornero, no ha sido explicada públicamente.

El pasado 16 de julio, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) publicó un comunicado denunciando que las motivaciones del despido de Jesús Cintora obedecía a cuestiones políticas. “Se va a perpetrar un despido político, el de Jesús Cintora”, denuncian en el comunicado. “Las presiones del PP, de Atresmedia y de una parte del PSOE, van a surtir efecto”.

Así, desde el sindicato argumentan que existen presiones políticas desde el PP, el grupo Atresmedia (Antena 3, La Sexta), el sindicato UGT e incluso desde el propio PSOE, el principal partido del Gobierno de España, para poner fin al programa y sacar a Jesús Cintora de la cadena pública. No en vano, PP y Vox ya se habían mostrado contrarios en más de una ocasión a la creación de Las Cosas Claras.

El pacto entre PP y PSOE

En febrero de 2021, PP y PSOE llegaron a un acuerdo para la renovación de la dirección de RTVE, que quedó en manos de José Manuel Pérez Tornero en sustitución de Rosa María Mateo, quien había sido señalada desde su nombramiento en 2018 repetidas veces por los grupos de la oposición.

Este pacto pronto auguró futuros cambios en la cadena pública. Una de las primeras tareas del nuevo presidente era resolver los pobres datos de audiencia que venía arrastrando la cadena desde el acceso de Mariano Rajoy al Gobierno de España en 2011. Respecto a Las Cosas Claras, a finales de abril, José Manuel Pérez informó en la comisión mixta que una de sus decisiones sería eliminar el formato de “infoshow” o “infoentrenimiento” porque suponía una “banalización del periodismo”, aludiendo al tipo de formato de dicho programa.

Por otro lado, criticó la forma de contratación del programa. José Manuel Pérez anunció que la parrilla de la cadena pública sería producida íntegramente, sin contratar a otras productoras para la creación de contenidos. Y es que Las Cosas Claras es producido mediante un contrato con una empresa externa cuyo contrato acababa en junio, siendo renovado finalmente hasta el 23 de julio.

Sin embargo, en su comunicado, CCOO advierte que la empresa que lleva a cabo el programa seguirá manteniendo su franja horaria, es decir, que se mantendrá la externalización del espacio. Por lo tanto, el objetivo está lejos de ser el de la producción interna. “Se felicitaban ayer nuestros compañeros de UGT por el despido de Jesús Cintora. Nuestros compañeros, siguiendo la flauta hacia Hamelín, ocultaban que el programa continuará en emisión y continuará en las mismas condiciones que en la actualidad, salvo el despido de su presentador”, denuncian.

“Lo que tendría que hacer Pérez Tornero y el Consejo de Administración es contratar a Jesús Cintora, y el resto del personal, íntegramente, que sean de TVE”, han pedido desde CCOO. “Despido político y despido para favorecer los intereses de Atresmedia en La Sexta”.

Las Cosas Claras, un programa con audiencia

Habiendo quedado respondido al argumento sobre la externalización del programa, desde CCOO han aportado datos sobre el buen funcionamiento de Las Cosas Claras y sobre su coste en un intento de defender la calidad del programa.

Por ejemplo, en su comunicado, exponen que el coste del programa es de 327 euros el minuto, mientras que La hora de La 1 es de 576 euros o Aquí la Tierra es de 809 euros. Por otro lado, también dicen que el coste por punto de share es de 2.938 euros, mientras que en Aquí la Tierra es de 5.143 euros.

También exponen que, por cada mil espectadores, Las Cosas Claras tiene un coste de 62 euros, mientras que el de sus programas predecesores era de 90 euros.

La media de los espectadores, por otro lado, es de 400.000 espectadores para el programa de Cintora, mientras que La hora de La 1 es de 250.000 y en La noche 24 h es de 190.000. Además, indican que la audiencia de los informativos territoriales de las 14:00h ha subido casi 2 puntos desde el comienzo de la emisión del programa.

Referéndum en RTVE

Además de estas denuncias, el sindicato CCOO ha señalado la incoherencia de que se despida sin motivos reales a Jesús Cintora pero que, sin embargo, se haya contratado a Enric Hernández como Director de RTVE Noticias sin haber “convocado un referéndum en los términos que señala el Estatuto de información de CRTVE”.

“¿Por qué Enric Hernández, desde hace mes y medio Director de RTVE Noticias, no ha tenido que someterse al referéndum que sí se someten el resto de responsables editoriales de nuevo nombramiento en base al artículo 52 del Estatuto?”. Así, califican el nombramiento de Enric como un “contrato político”.

Unidas Podemos y ERC piden explicaciones al Congreso

Coincidiendo con el comunicado de CCOO, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha presentado una solicitud de comparecencia del presidente de RTVE en el Congreso de los Diputados para que explique el por qué del despido de Jesús Cintora. A esta solicitud se ha sumado también Unidas Podemos, coincidiendo ambos grupos parlamentarios en que el despido de Cintora es arbitrario y político.

“Pérez Tornero está llevando a cabo una cruzada contra un periodista junto con el PP”, argumentan desde Unidas Podemos, que aseguran además que ese hecho tiene incluso “más gravedad” porque “se trata de la televisión pública y de un programa que está funcionando en audiencia y gusta a los espectadores”. Este jueves, el programa registró un share del 8,7%, unas décimas por encima de la media de TVE.

Estos hechos coinciden en el tiempo además con el despido de Javier Ruiz del programa dirigido por Ana Rosa Quintana tras hablar del crimen homófobo de Samuel y con la filtración de los audios del empresario Florentino Pérez donde se asegura que su influencia fue clave para colocar a determinados periodistas, como Eduardo Inda del medio ultraderechista y difusor de bulos OkDiario, en tertulias políticas de máxima audiencia.

Todo esto pone en entredicho, una vez más, la imparcialidad de los grupos mediáticos y las principales cadenas españolas, aparentemente vulnerables a injerencias políticas y presiones de según que personalidades. “Las injerencias políticas, al contrario de lo que comprometió, le obligan [a José Manuel Pérez Tornero] a tomar medidas en una y otra dirección. Decepcionante”, aseguran desde CCOO en su comunicado.

Fuente: Adrián Juste en aldescubierto.org

También podría interesarte