Cambios importantes en las líneas de metro que circulan por Carabanchel: 5, 6 y 11

La línea 5 llegará a Barajas. Los trenes de la línea 6 no tendrán conductores. Cambios medioambientales en la línea 11

treneslinea6

El Consejo de Gobierno ha conocido hoy el proyecto definitivo que unirá con 1,7 kilómetros las estaciones de Alameda de Osuna con las terminales 1, 2 y 3. Beneficiará a los más de 62 millones de usuarios del aeródromo Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en especial a sus 40.000 trabajadores.

La Comunidad de Madrid inicia la adjudicación de las obras para la ampliación de la Línea 5 de Metro para conectar la estación de Alameda de Osuna con la del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas de la Línea 8. El Consejo de Gobierno ha conocido, en su reunión de hoy, el proyecto definitivo que dará paso a la celebración del contrato con un presupuesto de licitación de 209 millones de euros. 

Los trabajos están previstos que arranquen en el primer trimestre del próximo 2025 y con un plazo de ejecución de 36 meses. La prolongación de Metro supondrá la construcción de 1,7 nuevos kilómetros de vías desde Alameda de Osuna hasta el aeropuerto.

El Ejecutivo autonómico potenciará así uno de los grandes ejes del suburbano madrileño como es la L5, que ya cuenta con alrededor de 25 kilómetros y más de 70 millones de usuarios. Con estas obras alcanzará las 32 estaciones y enlazará con hasta 10 líneas y el Ramal Ópera-Príncipe Pío. 

La prolongación beneficiará a los cerca de 62 millones de personas que utilizan el aeródromo cada año y, especialmente, a los más de sus 40.000 trabajadores, dado que muchos de ellos viven en las inmediaciones de esta vía de la compañía metropolitana.

REMODELACIÓN DE LA ESTACIÓN DEL AEROPUERTO

El proyecto de esta obra en Metro, financiado con fondos europeos, recoge la remodelación de la actual estación Aeropuerto T1-T2-T3 de la L8 que se convertirá en un espacio con cuatro andenes, dos vestíbulos y una superficie en planta de 5.000 metros cuadrados. Igualmente, en base al compromiso del Gobierno regional para incrementar la accesibilidad en toda la red de transporte público, la infraestructura contará con ascensores y escaleras mecánicas que faciliten los accesos.

La convocatoria del concurso público se publicará durante los próximos días en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). La L5 se unirá a partir de 2025 a otras ampliaciones ya en construcción dentro del suburbano madrileño, como son las obras de prolongación de las líneas 3 y 11.

La Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras publicará en los próximos días la licitación de las obras que comenzarán en 2025. La conducción automática va a permitir poner en marcha un tren en menos de dos minutos, rebajar los tiempos de espera e incrementar la capacidad de pasajeros por hora. Además, se reforzará el borde de andén de las estaciones para la futura implantación de puertas automáticas y mejorar la seguridad de los viajeros. Los trabajos se desarrollarán en dos fases y los usuarios contarán en ese tiempo con un servicio gratuito de autobuses para cubrir los trayectos.

La Comunidad de Madrid va a invertir 129 millones de euros en las obras de renovación integral de la línea 6 de Metro, trabajos que permitirán introducir la automatización en la circulación de los trenes. Para ello, la Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras sacará a licitación pública en los próximos días esta actuación que se empezará a ejecutar a partir de 2025.

Así, la L6 se convertirá en la primera infraestructura del suburbano que implantará la conducción automática, lo que conlleva una importante mejora en la calidad del servicio que se presta a los usuarios ya que, entre otras ventajas, facilita poner en marcha un tren en menos de dos minutos, rebajar los tiempos de espera en andén e incrementar la capacidad de los pasajeros por hora.

Además, supondrá una reducción en el número de incidencias en vía y en los costes de mantenimiento, ahorra energía al realizar una aceleración y manejo de los trenes más homogéneo y facilita una respuesta más rápida para atender los picos de demanda.

Igualmente, la automatización representa la renovación de toda la señalización de la línea y la colocación de puertas automáticas en andenes para mejorar la seguridad de los usuarios.

El proyecto de transformación integral de la línea 6 supone la modernización de la infraestructura más utilizada de toda la red con más de 90 millones de desplazamientos registrados en los primeros seis meses de 2024 y una media de 400.000 viajeros diarios. Representa el 16% del total de viajes que se realizan en todo Metro de Madrid.  

Entre las actuaciones de mejora que se van a acometer destaca la sustitución de las actuales traviesas por otras nuevas hormigonadas y la introducción de la última tecnología; o la instalación de catenaria rígida en las cocheras de Ciudad Universitaria, entre otras. También se contempla la optimización del trazado y geometría de vía y la implantación de novedosos sistemas de atenuación de ruido y vibraciones. De esta manera, la L6 se prepara para la llegada de los nuevos trenes, cuya fabricación ya ha sido adjudicada recientemente, y supondrá la renovación total de los convoyes que cubren la línea.

INTERRUPCIÓN DEL SERVICIO EN DOS FASES

En el transcurso del tiempo que duren los trabajos, se producirá la interrupción del servicio en dos fases. La primera se llevará a cabo entre junio y septiembre de 2025 en el arco suroeste, entre Moncloa y Méndez Álvaro. En la segunda, de septiembre a diciembre, se verá afectado el tramo noreste, entre Moncloa y Legazpi.  

Durante todo este periodo, la Comunidad de Madrid pondrá a disposición de los ciudadanos alternativas de transporte gratuito que cubran los trayectos afectados, y para cuya definición el suburbano contará con la opinión de los propios usuarios a través de una encuesta que realizará próximamente a pie de andén.

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al contrato derivado de la modificación del proyecto para su construcción. La nueva inversión supondrá una menor afección arbórea en el entorno de las estaciones de Comillas, Madrid Río, Palos de la Frontera, Atocha y Conde de Casal. La prolongación de casi siete kilómetros de esta infraestructura, con un presupuesto de 517 millones, comunicará el norte y el sur de la capital y conecta toda la red del suburbano. El trazado completo unirá Cuatro Vientos con Valdebebas, 33 kilómetros con una veintena de apeaderos que enlazarán con la T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

La Comunidad de Madrid aumentará en 17,1 millones de euros su inversión de la ampliación de la Línea 11 de Metro para minimizar el impacto ambiental de las obras, reduciendo la superficie ocupada y la afectación de los árboles del entorno de las estaciones de Comillas, Madrid Río, Palos de la Frontera, Atocha y Conde de Casal, en la capital. 

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el contrato derivado de la modificación del proyecto constructivo que contempla cambios en la ubicación de la subestación eléctrica, fuera de los Jardines de Palestina, y la alteración del sistema de extracción de tierras. También se acometen variaciones en la maquinaria requerida para llevar a cabo los trabajos en los cinco apeaderos de este tramo. Estas medidas han conseguido que el número de árboles apeados se haya reducido más de un 50% del millar previstos inicialmente. Además, a lo largo de los próximos cuatro años el Ejecutivo autonómico repondrá 14.000 ejemplares arbóreos que serán ubicados en espacios verdes municipales. 

Los trabajos de ampliación de la Línea 11 del suburbano cuentan con el informe de impacto ambiental favorable de la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura e Interior. Con esta inversión, el Gobierno madrileño refuerza el presupuesto destinado a la prolongación de esta infraestructura hasta los 517 millones. El plazo de actuación de las obras, que arrancaron en noviembre de 2022, es de 60 meses.

UN PROYECTO QUE CONECTA TODA LA RED DE METRO

La Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras lleva a cabo estas actuaciones en casi siete kilómetros que abarca el trayecto comprendido entre Plaza Elíptica y Conde de Casal y contempla dos nuevas estaciones ubicadas en Comillas y Madrid Río. Con esta extensión, se crea un nuevo eje transversal que permitirá descongestionar la Línea 6 al facilitar el intercambio con un gran número de líneas de Metro, descargando éstas y generando rutas alternativas para la comunicación con las radiales. 

Además, cuenta con una conexión con la L1 que enlazará con los trenes de Cercanías y de Media y Larga Distancia en la estación de Puerta de Atocha, de igual forma que en Palos de la Frontera con la L3 y en Conde Casal, donde se emplazará un nuevo intercambiador con la L6. Todas estas paradas serán plenamente accesibles.  

El proyecto completo de esta prolongación incluye la unión de Cuatro Vientos con Valdebebas Norte y supone un crecimiento del suburbano madrileño en 33 kilómetros y una veintena de estaciones que enlazarán con la T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas. La actuación atravesará la ciudad de sur a norte facilitando los desplazamientos a miles de ciudadanos y contribuyendo al objetivo de reducir el 90% de las emisiones antes del año 2050 gracias al acceso a un transporte público inteligente, sostenible y eficaz.

Fuente: metromadrid.es

.
También podría interesarte