Ayuso despedirá este mes a 6.000 sanitarios contratados como refuerzos para la Covid

La Comunidad de Madrid ha informado a la mesa sectorial de que prescindirá del 60% de los 11.200 médicos con contratos Covid que en muchos casos ya trabajaban para la sanidad madrileña encadenando contratos precarios

La Comunidad de Madrid prescindirá a partir del 1 de abril del 60% de los 11.200 sanitarios que firmaron un contrato Covid en marzo de 2020. En su mayoría son médicos, enfermeros, auxiliares y técnicos de laboratorio que ya formaban parte de la plantilla del Servicio de Salud de la Comunidad de Madrid (SERMAS), pero que no contaban como personal estructural porque encadenaron durante años contratos temporales –y precarios– que les dejaba fuera de la estadística oficial. Estos despidos se programaron para finales de diciembre pero los contratos fueron finalmente renovados por la sexta ola. Ahora, los despidos son inminentes pese a que las listas de espera no han dejado de aumentar los últimos meses y al reclamo de los profesionales por que se amplíen las plantillas.

En esos casi 6.000 despidos previstos, más de 400 son médicos. La Consejería de Sanidad ya ha informado a la mesa sectorial de que a partir del 1 de abril de 2022 el 60% de la plantilla se irá a la calle.

La Comunidad de Madrid mantendrá a 5.000 profesionales sanitarios que firmaron contratos Covid, aunque muchos de ellos ya estaban en la plantilla aunque fuera de manera oficiosa. De ellos, 170 se integrarán en la nueva Unidad de Rehabilitación Funcional que se instalará en el Hospital público Enfermera Isabel Zendal para el tratamiento de pacientes con necesidades de cuidados prolongados, no solo de COVID, sino también de otras patologías, informa la Consejería de Sanidad en un comunicado.

Este recurso estará destinado también a los pacientes atendidos previamente en otros hospitales de la red pública madrileña para hacer rehabilitación después de una cirugía ortopédica, traumatismos y/o patología osteoarticular; después de un accidente cerebrovascular; o pacientes con inmovilismo secundario a una hospitalización reciente por otras patologías.

El Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso aprobó en diciembre su presupuesto de 2022 que recoge un merma de 178 millones de euros menos para Sanidad respecto a lo ejecutado en 2019, el año previo a la pandemia. Todo esto, mientras se aprobaba una rebaja fiscal que beneficia principalmente a las rentas más altas y con la que Madrid deja de recaudar 334 millones de euros al año.

Los recortes de gasto social durante las últimas décadas en Madrid dejan a la Comunidad como la que menor porcentaje de su PIB destina al gasto sanitario. En 2019, últimos datos recogidos por el Ministerio de Sanidad y año precovid, el Gobierno madrileño destinó únicamente el 3,7% a la sanidad. Únicamente Catalunya se situó relativamente cerca de Madrid, al destinar el 4,9%. Estos datos contrastan con los de otras comunidades como Extremadura (8,6%) o Asturias y Castilla-La Mancha (7,6%). La media española es el 5,6%, dos puntos por encima de Madrid.

Fuente: Fátima Caballero en eldiario.es
Foto: Archivo

También podría interesarte