Pedro Sánchez adelanta las elecciones generales al 23 de julio

La declaración institucional del presidente del Gobierno se ha producido solo unas horas después de la debacle de la izquierda en las elecciones municipales y autonómicas de este domingo y la desaparición de Podemos de varios parlamentos autonómicos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes la disolución de Las Cortes y el adelanto de las elecciones generales, que se celebrarán el próximo 23 de julio. En una declaración institucional desde el Palacio de la Moncloa ha informado de que esta misma mañana había mantenido un despacho con el rey Felipe VI para comunicarle oficialmente la disolución de las Cortes y la convocatoria electoral.

Tras los resultados cosechados el 28M por el conjunto del PSOE, Sánchez ha asegurado que “el sentido del voto traslada un mensaje que va mas allá” de la convocatoria municipal y autonómica, y que por eso asume “en primera persona los resultados para someter nuestro mandato democrático a la voluntad popular”. 

El presidente del Gobierno ha hecho referencia a la presidencia de la Unión Europea que corresponde a España en el segundo semestre del año, una cita que ha definido como una “responsabilidad muy importante” que, en su opinión, “aconseja una clarificación de la voluntad de los españoles sobre las políticas y sobre las fuerzas políticas que deben liderar esta fase”. “Lo mejor es que los españoles tomen la palabra”, ha concluido.

La declaración institucional del presidente del Gobierno se ha producido solo unas horas después de la debacle de la izquierda en las elecciones municipales y autonómicas de este domingo y la desaparición de Podemos de varios parlamentos autonómicos. Los comicios dibujaron un nuevo escenario territorial en el que el PP ha desbancado al PSOE como primera fuerza del país. En su primera prueba a nivel estatal, el partido de Alberto Núñez Feijóo obtuvo un gran resultado, mejorando todas las expectativas y venciendo incluso las mejores encuestas. Los populares ganaron las elecciones municipales con un 31,5% de los votos, casi 9 puntos por encima que en 2019. Y eso que el PSOE se queda con el 28,2% de los apoyos, solo un punto menos que hace cuatro años.

El fuerte crecimiento del PP se explica por la práctica desaparición de Ciudadanos y por la absorción de todo ese voto que hace cuatro años fue a la formación que se dice “liberal”. No obstante, el escenario es complejo en muchos de los territorios en los que ganan los populares, ya que en todos necesitarán a Vox para poder gobernar. La derecha logra arrebatar así a la izquierda la Comunitat Valenciana, Aragón, Extremadura, Illes Balears, Cantabria y La Rioja. Además, Isabel Díaz Ayuso mejoró notablemente su resultado en Madrid, superando con creces la mayoría absoluta y en Murcia, Fernando López Miras se ha quedado a dos y podrá gobernar con Vox.

Respecto a las ciudades, el popular José Luis Martínez-Almeida logró la mayoría absoluta en Madrid con 29 concejales. Y los populares han arrebatado a la izquierda ayuntamientos tan importantes como los de València, Sevilla, Palma, Logroño o Valladolid. En Barcelona, en cambio, la candidatura de Xavier Trias logra ser primera fuerza con 11 concejales aunque, en un ajustadísimo resultado, las izquierdas de PSC, Barcelona en Comú y ERC sumarían para poder dar el bastón de mando al socialista Jaume Collboni. El fracaso es, en este caso, de la actual alcaldesa, Ada Colau, cuya fuerza política queda relegada a la tercera posición.

Fuente: José Enrique Monrosi en eldiario.es
Foto: Captura del video

.
También podría interesarte