“Nuestros hijos han cumplido, ahora que cumplan ellos”: Familias de Carabanchel concentradas en el Parque San Isidro

Familias de Carabanchel convocadas por el AFA del Colegio Lope de Vega han acudido esta mañana a una concentración en el Parque de San Isidro para denunciar una forma de encarar la crisis sanitaria que invisibiliza la infancia.

Familias de Carabanchel convocadas por el AFA del Colegio Lope de Vega han acudido esta mañana a una concentración en el Parque de San Isidro para denunciar una forma de encarar la crisis sanitaria que invisibiliza la infancia y reduce las necesidades de la población en materia de salud a las medidas anticovid, han explicado en un comunicado.

Los convocantes aseguran que, tras haberse sentido paralizados por el miedo en las primeras semanas de la crisis, cuando se produjo el primer cierre de parques y zonas infantiles, esta vez “hemos decidido alzar nuestra voz para que ninguna administración se vuelva a atrever a tirar por ese camino de medidas absurdas” y “ya no va a salir gratis encerrar a nuestros hijos e hijas”.

“Estamos cansadas de que no se reconozcan los derechos de los niños”, ha explicado Rebeca en la concentración a la que ha acudido con sus hijos. Esta madre explica que aunque en este momento el cierre de parques no forma parte de la batería de medidas que ha llegado de la mano de la toma de control en la Comunidad de Madrid, la experiencia de estos meses demuestra que entra en juego de forma arbitraria: “Lo que queremos es que deje de entrar en juego, los parques son necesarios y son irrenunciables”.

La Comunidad de Madrid había establecido el cierre de parques en las zonas básicas de salud a las que aplicó unas restricciones que entraron en vigor 21 de septiembre. Sin embargo, la orden emitida por el Ministerio de Sanidad y que entró en vigor el viernes a las 22h. no incluye la obligación de cerrar los parques infantiles de uso público, a pesar de que sí figuraba en el borrador que llevó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, al plenario del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Las personas concentradas llaman la atención sobre la necesidad de utilizar los parques que supone el hecho de vivir en una ciudad como Madrid, y en un barrio donde la tipología de las viviendas hace que pocas familias puedan disfrutar de una terraza o un patio. Paula recuerda además que el parque es el único lugar donde se puede respetar la distancia social, y el único lugar donde los niños pueden hacer ejercicio. “No podemos esperar más.

Por su parte, Raquel afea a la Comunidad de Madrid que haya “tomado el pelo” a la ciudadanía prometiendo unos rastreadores que no llegan o jugando con los contratos del personal sanitario: “Lo único que se le ocurre a la hora de tomar medidas es restringir la actividad de los niños”.

Las familias piden poner fin a la prohibición de los espacios abiertos a la infancia sin que esta medida está fundamentada en criterios científicos y reclaman, en cambio, una buena atención primaria e inversión en rastreadores, una medida que la Comunidad de Madrid ha dejado en manos del voluntarismo al pedir a los profesioanles que trabajen en sus horas extra de manera voluntaria para detectar los contagios.

En el comunicado que han leído durante la concentración han insistido en que no van a permitir que se echen culpan sobre quienes no la tienen: “Ya no vamos a permitir que en esta crisis se criminalice a nuestros hijos y a nuestras vecinas para que las administraciones puedan lavarse las manos con lo que sí es su responsabilidad por inacción o por mala gestión. Nuestros hijos e hijas ya han cumplido. Es hora de que cumplan ellos”.

Fuente: elsalto.com