Manifiesto en defensa del transporte público madrileño

35 colectivos y organizaciones sociales, políticas, ecologistas y sindicales madrileñas además de miles de personas a título personal, han firmado un manifiesto en el que se proponen una serie de medidas para impulsar el transporte público colectivo como principal solución de movilidad sostenible en Madrid, al tiempo que se garantice su función con total seguridad.

Los firmantes consideran que “recomendar” el uso del automóvil como alternativa de transporte en tiempos de pandemia es una irresponsabilidad que no tiene en cuenta que el transporte público colectivo es una opción imprescindible para centenares de miles de personas que cada día utilizan el tren, el metro o el autobús, y que además supone cerrar los ojos a los graves problemas que el coche ocasiona: contaminación, ruido, ocupación abusiva del espacio, peligrosidad, ineficiencia energética…, y al hecho de que su uso generalizado haría inviable el moverse por la ciudad.

La reducción drástica de la movilidad y del tráfico de vehículos a consecuencia del confinamiento ha supuesto una mejora sustancial de las condiciones ambientales; una oportunidad para iniciar el camino hacia una ciudad más saludable, segura y resistente ante las crisis, oportunidad que ya han aprovechado muchas ciudades europeas ampliando el espacio urbano para peatones y ciclistas.

En este sentido, el manifiesto denuncia la inacción de las administraciones públicas madrileñas por no preparar ningún plan para reforzar y promocionar el transporte público, para que siga siendo el eje vertebrador de la movilidad metropolitana.

Por todo ello, los firmantes plantean como alternativas:

Disminuir las necesidades de desplazamiento y escalonar las horas punta, fomentando el teletrabajo, flexibilizando horarios, simplificando las gestiones electrónicas con la administración, apostando por el pequeño comercio de proximidad y exigiendo que las nuevas urbanizaciones estén dotadas de todos los servicios públicos y sociales necesarios y de un plan de movilidad basado en el transporte público.

Reforzar la seguridad sanitaria en el transporte público, intensificando la limpieza de vehículos y estaciones, estableciendo protocolos e indicaciones claras de aforos y de distancias de seguridad (especialmente en el metro, que es el medio de mayor capacidad) y dotando a todo los trabajadores de las medidas de protección necesarias.

Mejorar la oferta de transporte público, con el doble objetivo de mantener el distanciamiento social y favorecer el trasvase de automovilistas al transporte colectivo. Para ello, se propone: mejorar las frecuencias de paso de bus y metro, adecuando las plantillas de acuerdo a las necesidades existentes, aumentar los kilómetros de carriles bus en la ciudad y en las carreteras de acceso a la capital, favorecer la intermodalidad bici-TP, mejorar las tarifas mediante la introducción de un billete intermodal y de un abono social para personas desempleadas y sin recursos.

Por último, los firmantes plantean la necesidad de aprobar de una ley estatal de financiación del transporte público y la creación un fondo de compensación con el objetivo de suplir las pérdidas causadas por la emergencia sanitaria a los distintos operadores del transporte público.

Manifiesto

EN DEFENSA DEL TRANSPORTE PÚBLICO MADRILEÑO
¡NO LO DEJEMOS CAER!

Durante la actual pandemia, gracias a la drástica reducción de la movilidad y del tráfico de vehículos, hemos experimentado una mejora sustancial en las condiciones ambientales de la ciudad, como una importante bajada de la contaminación atmosférica y acústica, la ampliación de espacios para caminar y pedalear, o la aparición espontánea de vegetación y fauna autóctona. La recuperación de la deseada actividad cotidiana, supone una oportunidad para iniciar el camino hacia una ciudad más saludable, segura y resistente ante las crisis, tanto sanitarias como ambientales y económicas. Transformación que ya se está llevando a cabo en distintas ciudades europeas al ampliar los espacios destinados a peatones y bicicletas.

Sin embargo, en Madrid vemos con preocupación la inexistencia, no sólo de estas actuaciones, sino también la falta de un plan para impulsar el transporte público, haciéndolo más seguro y eficiente, como una alternativa real a la congestión y contaminación que generan otros medios motorizados.

No hay que olvidar que el Transporte Público Colectivo es una opción imprescindible para la movilidad cotidiana en un área metropolitana de más de 6 millones de habitantes. Ofrecer como alternativa el uso del coche es no tener en cuenta a la mayoría de la población que se desplaza en el transporte público, andando o en bicicleta, y cerrar los ojos a los graves problemas que el coche ocasiona en la ciudad: contaminación, ruido, ocupación abusiva del espacio, ineficiencia energética, peligrosidad… y al hecho de que su uso generalizado haría inviable el moverse por la ciudad.

Cientos de miles de personas dependen cada día del transporte público para realizar sus actividades cotidianas y la Comunidad de Madrid tiene la obligación, a través del Consorcio de Transportes, de poner las herramientas necesarias para que el transporte público continúe prestando un servicio seguro y eficiente, en condiciones de accesibilidad universal y equidad.

No existe alternativa al Transporte Público Colectivo
como eje de la movilidad metropolitana en Madrid

Por ello, tanto en la fase de desescalada como en la fase posterior, cuando la situación se haya normalizado, es necesario tomar una serie de medidas que garanticen que el transporte público cumpla su función con total seguridad:

  • Disminuir las necesidades de desplazamientos y escalonar las horas punta
    • Fomentar y consolidar el teletrabajo.
    • Flexibilizar el horario de entrada y salida en los centros de trabajo.
    • Facilitar que todas las gestiones electrónicas de las distintas administraciones sean más accesibles y sencillas.
    • Fomentar las compras de proximidad apoyando al pequeño comercio local frente a las grandes superficies.
    • No autorizar la urbanización de zonas periféricas que no dispongan de los servicios administrativos, educativos, socioculturales y comerciales necesarios, y que no cuenten con un plan de movilidad sostenible que contemple el transporte público en su planificación.
  • Mejorar la oferta de transporte público
    • Asegurar una adecuada oferta de transporte público, dimensionando la red actual (cobertura y frecuencias) de acuerdo con las necesidades reales de movilidad de la población. Para ello, es esencial la contratación de trabajadores de base, primando las áreas de explotación y mantenimiento.
    • Mejorar la información pública en tiempo real sobre opciones de transporte público, tiempos de espera, alternativas existentes, etc., para distribuir la demanda de la forma más adecuada.
    • Aumentar los kilómetros de carriles bus en la ciudad y dotarlos de prioridad semafórica.
    • En todas las principales carreteras de entrada/salida a la capital madrileña convertir uno de los carriles de circulación motorizada en carril-bus.
    • Ampliar la conexión entre los intercambiadores de transportes y los espacios productivos (polígonos industriales y empresariales) mediante autobuses lanzaderas de gran capacidad que circulen por carriles reservados.
    • Introducir un abono social para personas desempleadas y sin recursos.
    • Introducir un billete intermodal que permita cambios entre todos los medios de transporte con el mismo título.
    • Impulsar por parte de las administraciones locales un plan de mejora de la red de Cercanías de Madrid.
    • Facilitar el acceso ciclista a las estaciones e intercambiadores de transporte público, creando zonas de estacionamiento seguro, y promover la intermodalidad Bici-TP.
  • Reforzar la seguridad sanitaria en el transporte público
    • Intensificar las tareas de limpieza y desinfección de vehículos y estaciones.
    • Disponer de informaciones e indicaciones claras en las estaciones y vehículos para asegurar que no se supere el aforo recomendado y las distancias de seguridad (vestíbulos de entrada y salida unidireccionales, pegatina en asientos, indicaciones en los andenes, etc.).
    • Dotar a las distintas plantillas del transporte público (conductores, personal de estación y mantenimiento) de las medidas de prevención y protección necesarias.
  • Garantizar la financiación adecuada para mantener un transporte público de calidad
    • Aprobar una Ley estatal de financiación del transporte público.
    • Reducir las millonarias inversiones previstas para nuevas infraestructuras viarias, reasignándolas en mejorar los servicios e infraestructuras del transporte público y para poner en práctica planes de movilidad sostenible.
    • Crear un fondo de compensación por parte de todas las administraciones competentes con el objetivo de suplir las pérdidas causadas por la emergencia sanitaria a los distintos operadores del transporte público que, además de seguir prestando servicio, han tenido que asumir gastos extraordinarios.
    • Recuperar la gestión pública de actividades derivadas a empresas privadas, y que ha supuesto en un empeoramiento tanto del servicio como de las condiciones laborales del personal contratado. Esta internalización podría empezar por los equipos de limpieza de emergencia, imprescindibles en esta crisis y que actualmente no son suficientes.

SÓLO UN TRANSPORTE PÚBLICO DE CALIDAD
PUEDE GARANTIZAR UNA MOVILIDAD SOSTENIBLE

Madrid, 2 junio 2020.

Suscriben este manifiesto (además de más de 1.500 personas) los siguientes colectivos, por orden alfabético:

Asamblea de Marea Verde Comunidad de Madrid, Asociación de Vecinos Barrio de Las Letras, Asociación de Vecinos Palomeras Suroeste, Asociación de viandantes A PIE, Asociación Pedalibre, Asociación Vecinal Sol-Barrio de Las Letras, CCOO Madrid, Colectivo Carajo, Ecologistas en Acción de Getafe, Ecologistas en Acción Madrid, Ecologistas en acción de Villaviciosa de Odón, EQUO Madrid, Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), La Vecinal del barrio de Bilbao y Pueblo Nuevo, Madres por el Clima, Madrid en Transporte Público (MTP), Más Madrid (Grupo Municipal Ayto. Madrid), Mesa Medio Ambiente San Blas Canillejas Foros Locales, Observatorio de la Movilidad Urbana Sostenible de Madrid (OMUSM), Parla Obrera y Popular, Partido Comunista de España en Madrid, PF Seguridad Vial SL, Plataforma Sindical Independiente, Plataforma Carril Bici Castellana, Plataforma de Educación Pública de Arganzuela-Lavapiés, Plataforma del tren C4 Parla y los 2 Torrejones, Plataforma en Defensa de Madrid Central, Plataforma Sindical EMT Madrid, Podemos Madrid, Sección Sindical de la CNT en la EMT, Sección Sindical de Metro de Solidaridad Obrera, Solidaridad Obrera, Surcos Urbanos, Tatira Espectáculos Y Eventos, Yayoflautas Madrid.
 

Todavía puede firmarse (como colectivo o individualmente) en este enlace.

Fuente: tercerainformacion.es