Los terapeutas explican 5 formas de recuperarse de una experiencia traumática

Muchas personas viven una experiencia traumática pero escapan relativamente indemnes con el tiempo. Sin embargo, otros desarrollan condiciones de salud mental como ansiedad, depresión o trastorno de estrés postraumático (TEPT) como resultado.

Puede conectar TEPT con soldados que regresan de la guerra. Y ese puede ser el caso. Pero algunas personas desarrollan la condición de ser víctimas de un delito violento, presenciar un accidente o incluso la pérdida de un ser querido. Profundizaremos en varias de las razones por las cuales las personas desarrollan TEPT.

LO QUE DICEN LOS EXPERTOS SOBRE CÓMO AFRONTAR UNA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA

«Hay verdaderas consecuencias neurobiológicas del trauma que están asociadas con el TEPT», dijo el Dr. Farris Tuma, quien dirige el programa de investigación de estrés traumático, según los Institutos Nacionales de Salud.

Cuando estás en peligro, tu cuerpo responde en un modo de lucha o huida que puede ayudarte a salir de situaciones peligrosas. Sin embargo, si estuvo expuesto a una situación estresante o peligrosa durante un tiempo prolongado, puede tener problemas crónicos. Estos incluyen problemas para dormir, flashbacks y ansiedad.

Si sus síntomas duran más de un mes, su médico podría diagnosticarlo con un trastorno de estrés postraumático o TEPT.

LA DEFINICIÓN DE UNA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA

¿Qué es un evento traumático? Una experiencia o desarrollo traumático es un momento alarmante y angustiante en la vida que produce una fuerte respuesta emocional. Al principio, se produce una conmoción, pero los problemas futuros pueden ser recuerdos y emociones graves o incluso dolores de cabeza.

Si bien muchos pueden asociar TEPT con soldados y veteranos, el trauma y sus síntomas relacionados pueden ocurrir entre muchas personas diferentes a lo largo de sus vidas.

Cualquier persona que haya sufrido abuso físico o sexual es probable que sufra síntomas asociados con el trauma. Muchas personas pueden tener TEPT que han pasado por un desastre natural como un terremoto o un huracán. Además, el estrés postraumático es frecuente entre quienes han estado en accidentes automovilísticos graves u otros accidentes.

«La mayoría de las personas asocian los síntomas de estrés postraumático con los veteranos y las situaciones de combate», explicó el Dr. Amit Etkin, un experto en salud mental financiado por los NIH en la Universidad de Stanford. «Sin embargo, todo tipo de trauma ocurre durante la vida que puede conducir al trastorno de estrés postraumático como síntoma».

EL ESTUDIO AURORA: LA BIOLOGÍA DETRÁS DE UN EVENTO TRAUMÁTICO

Los científicos creen que sería útil descubrir qué pone a las personas en riesgo de trastorno de estrés postraumático. El Dr. Samuel McLean , un experto en trauma de la Universidad de Carolina del Norte, y su equipo han estado intentando descubrir cómo reacciona el cerebro ante el estrés y el trauma.

El estudio AURORA analizó la depresión, el dolor físico, el estrés postraumático y el síndrome post-conmoción cerebral entre aquellos que enfrentaron una experiencia traumática . Estos investigadores persiguieron a 5,000 sobrevivientes de trauma durante un año para comprender mejor sus problemas mentales y físicos.

«Estamos inscribiendo a personas que visitan centros de trauma inmediatamente después del trauma porque la evidencia sugiere que muchos de los cambios biológicos importantes que conducen a síntomas persistentes ocurren en las primeras secuelas del trauma», afirmó McLean.

Los investigadores están:

-mirando la historia de la vida antes del trauma

-recolectando datos genéticos y biológicos

-realizando escáneres cerebrales para ver cualquier cambio en el cerebro,

-tomando registro de síntomas postraumáticos.

Además, los relojes inteligentes y las aplicaciones móviles se están utilizando para evaluar las respuestas corporales de los sobrevivientes al trauma. Estos datos pueden ayudar a los científicos a comprender mejor cómo cambian los estados de ánimo, los patrones de sueño y las actividades de las personas debido a un trauma.

«Nuestro objetivo es que haya un momento en que los sobrevivientes de traumatismos vengan a recibir atención y reciban exámenes de detección e intervenciones para prevenir el TEPT, de la misma manera que se les realizarán exámenes de rayos X para reparar los huesos rotos», aclaró McLean.

El estudio AURORA siguió a un gran número de sobrevivientes y realizó pruebas que van desde autoinformes hasta fenotipos digitales, neuroimágenes y análisis genómicos. Esta prueba comenzó en las primeras etapas después de una experiencia traumática y continuó durante un año.

5 MANERAS DE RECUPERARSE DE UNA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA

Si bien los científicos continúan descubriendo la biología detrás del trauma, hay algunos pasos que los sobrevivientes pueden tomar para recuperarse de una experiencia traumática. Cinco formas de recuperarse de un trauma incluyen:

-Hablar con amigos y familiares como estrategia de afrontamiento;

-Asistir a un grupo de apoyo y / o hablar con un profesional de salud mental;

-Utilizando aplicaciones de autoayuda, libros o sitios web como los creados por el Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos;

-Considerar la estimulación cerebral no invasiva si no responde al tratamiento;

-Emprender la musicoterapia como una posible solución.

A continuación analizamos cada una de estas más de cerca

1 – HABLAR CON SERES QUERIDOS PARA TRABAJAR A TRAVÉS DE UNA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA

Descubrirá que necesita una buena estrategia de afrontamiento para superar las experiencias traumáticas. Muchos recurren a formas negativas de afrontamiento, como beber alcohol o incluso tomar drogas. Sin embargo, hablar con sus amigos, familiares y otras personas importantes puede ayudarlo a superar algunos de los recuerdos y emociones asociados con su trauma.

Querrá buscar el apoyo de sus amigos y familiares o de aquellos que han pasado por situaciones similares. Aquellos que puedan relacionarse y estar a su lado lo ayudarán a sentirse menos solo. Pedirle apoyo a su familia es vital. Si bien sus seres queridos pueden no saber qué decir, puede que le resulte liberador hablar sobre lo que sucedió.

También necesitarás tiempo para recuperarte. Comprenda que puede llevar semanas o meses superar su trauma o tragedia. Hablarlo con otros o pasar tiempo con personas cercanas puede ayudarlo a sanar. Toma las cosas con calma y permítete sentir esas emociones, incluso si lloras.

2 – ASISTA A UN GRUPO DE APOYO O HABLE CON UN PROFESIONAL DE SALUD MENTAL

Por lo general, hablar con familiares y amigos puede ayudarlo a superar el trauma. Sin embargo, si continúa, debe buscar un profesional de la salud mental. ¿Cuándo debe buscar asesoramiento profesional? Busque terapia cuando:

-Te sientes abrumado por la tristeza y la ansiedad.

-No puedes dormir y tener pesadillas.

-Tu vida no vuelve a la normalidad después de seis semanas.

-Abstenerse de pasar tiempo con los demás.

-Tu trabajo te hace sufrir.

-Está usando alcohol o drogas para hacer frente a sus sentimientos.

Cuando aprenda a sobrellevar mejor y a recuperarse de sus experiencias traumáticas, se beneficiará de hablar con un profesional de la salud mental. Hablar con otras personas en un grupo de apoyo también puede ayudarlo. Deberá programar una cita con un terapeuta capacitado en terapia centrada en el trauma cuando experimente síntomas de estrés postraumático.

«Para aquellos que comienzan la terapia y la atraviesan, un gran porcentaje mejorará y obtendrá algo de alivio», explicó el Dr. Farris Tuma, del NIH.

El trastorno de estrés postraumático puede tener una variedad de síntomas diferentes entre las personas, por lo que algunos tratamientos pueden no funcionar para usted, mientras que otros pueden hacer el truco. Es esencial probar varias terapias para ver qué tipo de tratamiento funciona mejor para usted.

3 – UTILICE APLICACIONES DE AUTOAYUDA, LIBROS O SITIOS WEB

Si eres un veterano o un soldado que sufre un trauma, te beneficiarás al usar las herramientas, las aplicaciones móviles y el sitio web de autoayuda que creó el Departamento de Asuntos de Veteranos de EE.UU hay aplicaciones para la atención plena, y una llamada entrenador de TEPT para brindarle más orientación.

Existen innumerables libros de autoayuda para ayudar a los sobrevivientes a recuperarse de su trauma. Un libro con muchas recomendaciones positivas se llama Curación del trauma: una guía para sobrevivientes para comprender sus síntomas y recuperar su vida. Está escrito por Jasmin Lee Cori, y parece haber ayudado a muchas personas.

Con la ayuda de libros y aplicaciones de autoayuda, puede volver a encarrilar su vida, especialmente si no se siente cómodo hablando con un terapeuta. También querrás entrar en una rutina. No olvides comer y tener comidas saludables y equilibradas. Incluso puede comenzar a participar en algunos ejercicios simples y suaves.

Su rutina debe implicar pasar tiempo con otros haciendo cosas además de centrarse en su trauma. Por ejemplo, salga a cenar con amigos o vea una película con su pareja.

4 – ESTIMULACIÓN CEREBRAL NO INVASIVA PARA AQUELLOS QUE NO RESPONDEN AL TRATAMIENTO

Los profesionales médicos han utilizado la estimulación cerebral no invasiva para ayudar tanto a los veteranos como a otras personas que padecen el trastorno de estrés postraumático. Este proceso solo se usa cuando los pacientes no responden a ningún otro tratamiento.

En 2014, investigadores de Los Ángeles, California, utilizaron la estimulación cerebral profunda para ayudar a los veteranos a superar sus síntomas de estrés postraumático. El ensayo clínico encontró una reducción del 30 por ciento en la puntuación total de la Escala de TEPT administrada por el médico (CAPS) después de someterse a una estimulación cerebral profunda.

La investigación descubierta en la prueba piloto puede ayudar a otros científicos a crear estudios que puedan determinar mejor las ventajas de la estimulación cerebral profunda para soldados, veteranos y otras personas que enfrentan TEPT resistente al tratamiento.

5 – LA MUSICOTERAPIA PUEDE SER TU SOLUCIÓN

Muchas personas también se benefician de la musicoterapia. Descubrirá que la musicoterapia se está utilizando actualmente para ayudar a personas de diversos orígenes. Esto incluye a aquellos que sufren de depresión y también a aquellos en el espectro del autismo.

La terapia musical puede incluir hacer música, moverse al ritmo de una canción, cantar o escuchar música. Esto puede ayudar con la rehabilitación física, enseñar métodos de afrontamiento para el estrés, motivar a las personas y disminuir el dolor.

REFLEXIONES FINALES SOBRE CÓMO SUPERAR UNA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA

Si ha pasado por una experiencia traumática, puede intentar hablar con un terapeuta o grupo de apoyo. O puede beneficiarse de probar la musicoterapia y un libro de autoayuda.

Cualquiera de estas cinco estrategias que elija, hay formas claramente probadas de ayudar a los sobrevivientes de trauma a superar, recuperarse y sanar de su tragedia.

Fuente: ecoportal.net Artículo en inglés