Los graves insultos machistas a Irene Montero desatan una ola de solidaridad

LA EXTREMA DERECHA TRASPASA LAS LÍNEAS ROJAS DE LA DEMOCRACIA PARLAMENTARIA

Basta de violencia política. Así respondía Irene Montero, ministra de Igualdad, a la diputada ultraderechista Carla Toscano que desde la tribuna y traspasando todas las líneas rojas, ha proferido graves insultos machistas, “Hay que tenerla de cemento armado para insultar a profesionales que se han pasado años de su vida estudiando derecho y una oposición cuando el único mérito que tiene usted es haber estudiado en profundidad a Pablo Iglesias”, dijo la parlamentaria ultra.

La bancada reaccionaria reían la intervención de su compañera, a la que aplaudieron fervientemente. Enfrente, el grupo parlamentario de Unidas Podemos empezó a corear al unísono “vergüenza” y “no todo vale” para mostrar su enérgica queja por la pasividad de la presidencia de la Cámara ante unas palabras claramente ofensivas hacia un miembro del Gobierno y de la cámara. “Siéntense, señorías”, reaccionó el vicepresidente, el socialista Alfonso Rodríguez de Celis. “Le ruego que retire su alusión”, le pidió a Toscano. Ante la negativa de la diputada, el vicepresidente del Congreso ordenó: “Será retirado del diario de sesiones y le llamo al orden por primera vez”.

La amonestación no frenó a la extrema derecha en sus ataques a la ministra. “Usted quiere a los delincuentes en la calle, quiere que los niños y las víctimas de abusos tengan miedo porque de miedo es de lo que se nutre su ideología y su ministerio. Estos Presupuestos sirven para financiar e imponer la corrupción de menores”, dijo la portavoz de la ultraderecha. En un discurso delirante llegó a acusar a Irene Montero y a su ministerio de ser unos “obsesos sexuales” y a las cuentas del Estado de “corromper a los niños en los colegios, promocionar la pederastia y el sexo de menores”.  

Con unas derechas extasiadas y mientras ovacionaban una intervención que se recordará por los graves insultos machistas, Irene Montero ha pedido la palabra. “Quiero solicitar que se incorpore al diario de sesiones la violencia política que se está ejerciendo en este momento en la sede de la soberanía popular para que no se borre, para que después de mí no venga ninguna, para que todo el mundo pueda recordar la violencia política y quiénes la ejercen, y para que se pueda saber que las feministas y las demócratas somos más y les vamos a parar los pies a esta banda de fascistas con más derechos”, dijo desde su escaño, visiblemente emocionada.

Durante casi dos minutos, la totalidad de los grupos parlamentarios, a excepción de PP y Vox, aplaudieron las palabras de Irene Montero en señal de apoyo tras los ataques sufridos. Ese apoyo ha seguido manifestándose en las redes sociales, Enrique Santiago, Secretario General del PCE y diputado de Unidas Podemos ha declarado “VOX degrada la democracia y las políticas de Igualdad a diario, hoy con el argumento de tildar a la Ministra y al Congreso de obsesos sexuales y pederastas. Son el único partido que votó en contra de investigar la pederastia y los abusos sexuales en la Iglesia

Para la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, “Es intolerable que se profieran insultos y ataques machistas a la ministra Irene Montero en el Congreso de los Diputados. No todo vale en política. Nuestro país es mucho mejor que el partido del odio”. Alberto Garzón, Coordianador General de IU, también ha mostrado su apoyo declarando “Hoy la extrema derecha ha vuelto a demostrar su toxicidad, su odio al feminismo y a los derechos de las mujeres y también su incompatibilidad con los principios básicos de la democracia. Todo mi apoyo a Irene Montero ante este nuevo e infame ataque”.

También se han mostrado su apoyo a la ministra, desde Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno, hasta portavoces de otros grupos políticos como Mertxe Aizpurua, portavoz de Bildu en el Congreso o Gabriel Rufián de ERC. A nivel internacional las primeras reacciones han sido de Alberto Fernández, Presidente de Argentina, quien escribía «La violencia política y machista contra las mujeres es intolerable, y debemos repudiarla con fuerza cada vez que sucede. Toda nuestra solidaridad con la ministra Irene Montero, víctima hoy de crueles ataques». Por su parte, Jean-Luc Mélenchon, tuiteaba «Sorprendido por la violencia de los métodos políticos de la derecha española contra Irene Montero», mientras se preguntaba «¿Qué forma es ésta de hacer imposible el debate en democracia?»

Fuente: mundoobrero.es

spcbnet
También podría interesarte