Los autobuses de la EMT gratis el ‘black Friday’ y el tarifazo del Naviluz son una mala idea

Ayer amanecíamos con la noticia de que viajar en autobús será gratuito el viernes, sábado y domingo del black Friday (26, 27 y 28 de noviembre). Aunque el Ayuntamiento procura venderlo como algo positivo, alegando que se busca reducir la congestión en unos de los días con más tráfico, en realidad es una muy mala noticia. He aquí seis motivos:

1. Porque no es gratis para el Ayuntamiento

Que los viajeros no paguen billete evidentemente no hace que el servicio le salga gratis al Ayuntamiento: el combustible, el mantenimiento y el personal siguen costando lo mismo que siempre. Hacer gratuito el servicio significa ahondar en el déficit de la EMT, más aún tratándose de los días con más movimiento y por tanto en los que la EMT tiene más capacidad de recaudar.

2. Porque no es gratis para quien use abono

Los usuarios de abono mensual o anual, es decir, la mayoría de usuarios de la EMT, no verán ningún cambio porque el abono ya lo tienen pagado. Hacer gratuito el servicio en realidad significa que el abono permite ahorrar menos dinero, perjudicando así al viajero habitual.

3. Porque no es efectivo captando conductores

No nos cansaremos de repetirlo: hacer gratuito el transporte público no sirve para reducir el tráfico porque ir en coche ya es más caro que pagar la tarifa habitual. Por eso, según el Consorcio de Transportes, solo el 2% de la gente que no usa el transporte público habitualmente lo hace por ahorrar dinero. Si lo único que cambia en el servicio es que pasa a ser gratuito, casi ningún conductor dejará el coche en favor del bus.

Motivos para ir en coche y no en transporte público, Encuesta Domiciliaria de Movilidad de 2018

4. Porque no se aumentará el servicio

¿De qué sirve que el bus sea gratuito si pasa cada veinte minutos y cuando pasa por el centro va hasta arriba? Si lo que se quiere es reducir la congestión, lo mejor es aumentar el servicio haciendo del bus una alternativa más atractiva. Si el bus va rápido, es cómodo y es eficaz, la gente pagará alegremente su euro y medio.

5. Porque quienes se van de compras no necesitan ahorrarse tres euros

Es evidente que si una persona va a gastarse cientos de euros en compras de todo tipo, los tres euros de ir y volver en autobús suponen una preocupación mínima. Sin embargo, es a ellos a los que se dirige el Ayuntamiento, en vez de aumentar el servicio de diario.

6. Porque hacer gratuito el transporte público solo cuando la gente se va de compras es parte de un modelo de ciudad nocivo

Este está relacionado con el punto anterior: si ya es mala noticia que se haga gratuito el transporte público, peor es que se haga porque la gente va a consumir. Esta es la misma filosofía por la que se hacen grandes plazas sin bancos pero llenas de terrazas, o por la que las motos de alquiler pueden aparcar impunemente en cualquier parte de la acera. El modelo de ciudad dirigido únicamente a quien consume acaba creando una ciudad peor para todos.

En definitiva: hacer gratuito el transporte público significa no reducir el tráfico, atraer principalmente a peatones, no mejorar la calidad del servicio y mermar las cuentas municipales. Si de verdad se quiere reducir la congestión, sería mucho más efectivo ofrecer mejores frecuencias y poner restricciones al coche. Solo así podemos lograr que el viernes no sea un día negro para la movilidad.

Fuente: Mateo Corral en ecomovilidad.net

separadorjo

Tarifazo en el Naviluz de Madrid: el Ayuntamiento eleva un 50% su precio para 2021

Este jueves, cuando las entradas del bus de la Navidad del Ayuntamiento se pongan a la venta, costarán más que nunca: la subida es del 50% con respecto a 2019 -su último año de celebración- y del triple que cuando se puso en marcha por primera vez, en el año 2016. Cada ticket de adulto saldrá por 6 euros y el de los niños y jubilados 3 euros por 50 minutos de paseo bajo la iluminación del centro de Madrid. Los menores de siete suben gratis, aunque también tienen que reservar su entrada.

El servicio de Naviluz -el nombre del autobús sin techo que hace el recorrido- está privatizado desde la llegada de José Luis Martínez-Almeida a la alcaldía. En 2019 decidió conceder a la empresa Alsa la actividad, a través de la unión de empresas con la que también gestiona el servicio de buses turísticos City Tour. Los tres primeros años la actividad se llevó a cabo a través de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y en 2018, el último en el que se gestionó desde lo público, se vendieron 100.000 entradas.

La idea de disfrutar de la iluminación madrileña desde autobuses panorámicos se le ocurrió al equipo de Manuela Carmena en 2016, cuando lanzaron la propuesta con un enorme éxito de público y todos los tickets agotados en pocos días: entonces costaba 2 euros cada entrada de adulto y 1,5 euros la de jubilados y menores de siete años. El año siguiente subió a tres euros y en 2018 a cuatro. Las tarifas se mantuvieron en 2019 con la privatización y en 2020 se detuvo el servicio municipal por la pandemia, aunque algunas compañías privadas siguieron ofertando propuestas similares con precios que rondaron los 10 euros.

Con la subida de precios de 2021, acudir a la actividad del Naviluz costará 24 euros para una familia de dos padres con dos niños de 10 y 8 años. Unos precios que cada vez se acercan más a los que ofertan las empresas de transportes en las mismas fechas y con recorridos similares y que en algunos horarios serán incluso más caros: la tarifa especial de The Yellow Tours, por ejemplo, a última hora de la jornada, venta por 5,10 euros. La de Experience Travel Tours, por 6 euros.

El Ayuntamiento de Madrid explica que ofrece la actividad “como alternativa de ocio para evitar el uso del vehículo privado en la ciudad para ver las luces navideñas en estas fechas”, indica en nota de prensa.

¿Tendrá el mismo éxito de público el Naviluz que otros años pese al tarifazo municipal? Este miércoles el Ayuntamiento de Madrid anunció que las entradas se pondrán a la venta el jueves 18 de noviembre a partir de las 9.00 de la mañana. Se venderán tickets para un servicio que durará todos los días que estén encendidas las luces de Navidad de Madrid, del 26 de noviembre al 6 de enero.

La duración del recorrido será de 50 minutos aproximadamente, con intervalos de diez minutos entre autobús y autobús. De domingo a miércoles, el horario será de 18.00 a 23.00 y de jueves a sábado y los festivos, de 18.00 a 0.00. Los días 24 y 31 de diciembre y 5 de enero no se prestará servicio. La venta de entradas está disponible en la web de Alsa y podrá ser ampliada “en función de la demanda”.

El recorrido del Naviluz será el habitual durante años anteriores: salida de la plaza de Colón, frente a los jardines del Descubrimiento (parada única), calle Serrano, plaza de la Independencia, plaza de Cibeles, calle Alcalá, Gran Vía, Reyes, Maestro Guerrero, San Leonardo, plaza de España, Gran Vía, calle de Alcalá, plaza de Cibeles, plaza de la Independencia, calle Alcalá, calle Velázquez, José Ortega y Gasset y calle Serrano hasta el cruce de la calle Goya.

Fuente: Diego Casado en eldiario.es

Imagen Portada Monaje fotos archivo

También podría interesarte