Las claves de la nueva Ley de empleo

La nueva norma marco de las políticas públicas de empleo permitirá disponer de nuevas herramientas para la búsqueda de empleo

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes la Ley de Empleo, “una norma marco de las políticas públicas de empleo que permitirá que las personas trabajadoras puedan disponer de nuevas y más eficaces herramientas para mejorar la orientación y el acompañamiento tanto para la búsqueda de empleo como para mejorar su empleabilidad”.

Para la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, esta ley supone “una gran oportunidad para todas las personas demandantes de empleo y para el conjunto del tejido productivo de nuestro país”.

Principios rectores

La norma da cumplimiento a la Reforma 5 del Componente 23 de Modernización de Políticas Activas de Empleo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Ley de empleo operará bajo los principios rectores de no discriminación en el acceso y consolidación del empleo, transparencia y eficiencia en el diseño y ejecución.

Políticas activas

La nueva norma dotará a las políticas activas de empleo de una dimensión local, estableciendo nuevas fórmulas de colaboración con las administraciones locales.

La Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales podrá formular acuerdos y recomendaciones específicas para atender las necesidades específicas en cada territorio.

Se amplían los colectivos

Se amplían los colectivos de atención prioritaria que incluyen:

*personas con capacidad intelectual límite,
*personas con trastornos del espectro autista,
*personas LGTBI,
*víctimas de la violencia de género,
*personas en exclusión social,
*personas mayores de 45 años,
*personas migrantes,
*personas beneficiarias y solicitantes de protección internacional,
*mujeres víctimas de violencia de género,
*personas gitanas,
*o pertenecientes a otras minorías étnicas. 
*personas trabajadoras provenientes de sectores en reestructuración.

Catálogo de servicios garantizados

El pilar de la nueva norma es el acompañamiento personalizado a las personas que tendrán garantizada una Cartera Común de Servicios.

Se elaborará un perfil individualizado de la persona que recibirá tutorización individual y continuada y para la que se elaborará un itinerario personalizado. Cada usuario o usuaria tendrá un expediente laboral personalizado único.

Cada usuario recibirá formación para el empleo, podrá contar con asesoramiento para el autoempleo y el emprendimiento y una El pilar de la nueva norma es el acompañamiento personalizado con la oferta de una cartera común de servicios Intermediación laboral eficiente.

Estos servicios podrán prestarse presencialmente o de manera telemática.

Usuarios tendrán acceso a trabajos en cualquier territorio del Estado en igualdad de condiciones, a la mejora de la empleabilidad y a la protección social durante la búsqueda de una ocupación.

“La transformación digital y modernización de los Servicios Públicos de Empleo hará posible diversificar los canales de prestación de los servicios del Sistema Nacional de Empleo, impulsando la accesibilidad continua y personalizada”, señala el Gobierno.

Planificar y asegurar el acceso a la Formación Profesional para el Empleo, fortaleciendo su acceso personalizado en base a las demandas del sistema productivo.

Las empresas también tendrán a su disposición un catálogo de servicios garantizados que permitirá la gestión de las ofertas de empleo presentadas a los servicios públicos de empleo, información y asesoramiento en la contratación, identificación de necesidades de formación y apoyo en los procesos de recolocación. Además, podrán recibir información y asesoramiento sobre las ofertas en el ámbito de la Unión Europea a través de la Red EURES.

Agencia Estatal de Empleo

El actual organismo autónomo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se transformará en la Agencia Española de Empleo. Este cambio permitirá mejorar su gestión y funcionamiento sin que suponga un cargo económico al erario público.

Evaluación de las políticas

La eficacia de las políticas de empleo se someterá a un nuevo procedimiento de evaluación. Tanto la Estrategia como el Plan Anual para el Fomento del Empleo Digno estarán, por tanto, orientados a resultados.

Se incorporan tres tasas para medir la mejora de la empleabilidad: la de empleabilidad, intermediación y cobertura.

Red información

Se habilitará una red de información común para todo el sistema de servicios de empleo, integrada con la red europea. El uso de Inteligencia artificial contribuirá a la tutorización individualizada de cada demandante.

La creación de la Oficina de Análisis de Empleo, vinculada al Observatorio de las Ocupaciones permitirá el estudio y el asesoramiento sobre políticas de empleo y mercado de trabajo.

Las empresas, como se ha señalado, podrán contar con un servicio individualizado para orientado a una intermediación efectiva, detección de necesidades formativas y acompañamiento ante el cambio de modelo productivo.

Las empresas usuarias comunicarán las vacantes para que sea posible cubrir sus necesidades de empleo presentes y futuras.

Se crea, por tanto, un Espacio Técnico Colaborativo de Conocimiento, Trabajo e Innovación del conjunto de los Servicios Públicos de Empleo.

Fuente: nuevatribuna.es

También podría interesarte