La Fundación Tomillo inicia su ‘Escuela de Verano’ para paliar las consecuencias de la Covid19

La Fundación Tomillo es una entidad privada, sin ánimo de lucro, no confesional e independiente que nace en 1984 con el propósito de la inserción escolar, laboral y social de personas y colectivos en riesgo de exclusión o de entornos socialmente desfavorecidos.


En Carabanchel se encuentra en la Calle José del Rio 2, como podeis ver en el mapa.

Este año ha creado la «Escuela de Verano», iniciativa que continuará durante un año a través de la ‘Escuela de Oportunidades’

El programa ‘Escuela de Oportunidades’, está encaminado a paliar las consecuencias de la Covid-19 y se desarrollará a lo largo de los próximos 12 meses. Su objetivo es claro: luchar contra el absentismo y el abandono escolar de los jóvenes entre 6 y 18 años, una tendencia que se ha acentuado notablemente debido a la pandemia del coronavirus.

La Escuela de Verano tendrá una duración de 5 semanas comenzando el próximo 29 de junio y tendrá como beneficiarios a unos 300 jóvenes y sus familias. Contemplará tanto la educación en línea como la presencial, combinando ambas en la medida que lo permita la situación sanitaria. La Escuela contará con la colaboración de unos 50 centros educativos de la periferia sur de Madrid, situados en los distritos de Usera, Villaverde, Carabanchel, Latina, Vallecas y San Blas, área de influencia de Fundación Tomillo.

A través de la Escuela de Familias se ofrece este verano un programa de acompañamiento y desarrollo para los padres y madres. Con hijos desde 0 hasta 18 años y después de una situación de confinamiento, las familias necesitan más que nunca generar un espacio educativo en casa, a través de hábitos, rutinas y trabajo en competencias socioemocionales. Este desarrollo competencial es la clave para que el núcleo familiar sea un espacio positivo y estable. Gracias a un equipo especializado de orientación socio-laboral, podrán recibir acompañamiento aquellas familias que hayan quedado en situación de desempleo como consecuencia de la crisis.

Ángel Serrano, director general de la Fundación, señala que la Escuela de Verano de Tomillo va mucho más allá de una serie de actividades en un momento puntual al final del curso escolar. Es el inicio de una verdadera Escuela de Oportunidades, que durante un año entero acompañará a estos jóvenes entre 6 y 18 años desde un modelo de intervención integral, en el que los educadores, orientadores, profesores, centros educativos y familias forman una verdadera comunidad de aprendizaje, que provoque una educación y una escuela diferente, más justa y más equitativa para [email protected].

Tras el verano comenzará la Escuela de Oportunidades propiamente dicha, que se desarrollará hasta junio de 2021, también con formato educativo ‘blended learning’, es decir, combinando la educación virtual con la presencial. La Escuela de Oportunidades atenderá a más de 400 jóvenes y sus familias durante la totalidad del próximo curso escolar, implicando a unos 100 centros del Sur de Madrid.

Con estas iniciativas, Fundación Tomillo aspira a superar los obstáculos que para la educación ha supuesto la Covid-19 y afianzar así la conexión con los más de 1.600 usuarios que, desde diversos programas, tanto en formación reglada como no reglada, forman parte en estos momentos de la institución.

La Escuela de Verano contará con un equipo formado por unos 50 educadores/as y más de 60 voluntarios/as que trabajarán de manera coordinada en un modelo de intervención semi presencial que parte de la colaboración para el diseño de contenidos, la programación de actividades, el apoyo al profesorado en el aula y el acompañamiento de los menores en sus tareas diarias. Si estás interesado en participar como voluntario rellena el siguiente formulario aquí.

Esta iniciativa es posible gracias al apoyo de instituciones como la Comunidad de Madrid y empresas colaboradoras habituales de Tomillo como J.P. Morgan y la Fundación “la Caixa”, a través del programa CaixaProinfancia, comprometidas con la mejora de la calidad de vida de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad y Generali cuya colaboración permitirá poner en marcha la ‘Escuela de Familias’, dirigida a apoyar a los hogares con niños de entre 0 y 6 años golpeados por esta crisis sanitaria y social.

Fondo de Emergencia

Desde que comenzó la pandemia de la Covid-19, Fundación Tomillo ha puesto en marcha su programa ‘Tomillo Online’, para luchar contra la brecha digital, y ha creado un Fondo de Emergencia gracias al cual se ha mejorado la situación de 526 familias. Este fondo ha hecho posible que 337 niños y jóvenes hayan recibido un dispositivo digital (portátiles, tablets y móviles), que se hayan proporcionado 228 nuevos accesos a internet y, por último, que se repartan 109.000 euros en ayudas para paliar necesidades inmediatas de familias en situación precaria.

El objetivo de todas estas acciones es seguir luchando por cerrar la brecha académica de los niños y jóvenes de la periferia sur de Madrid, a la que ahora se ha sumado la brecha digital, que profundiza todavía más las carencias sociales y laborales que sufren estas familias. Frente a unas estadísticas relativamente aceptables para la población española en general, en la cual solo el 5 por ciento de alumnos no tiene un ordenador en casa, en el caso de los chicos y chicas vinculados a Fundación Tomillo esa cifra asciende hasta el 50 por ciento.

Por lo que respecta al abandono escolar temprano, Madrid tenía una tasa del 31,2 por ciento de abandono entre los hijos de madres sin formación o, como máximo, con estudios primarios, cifra que ha descendido un 5 por ciento en los últimos años a nivel general, pero que paradójicamente ha aumentado más del 7 por ciento entre las familias más desfavorecidas. Nada menos que el 70 por ciento del absentismo escolar de la Comunidad de Madrid se concentra en los barrios del sur de la capital. España, de hecho, es el país de la UE con la mayor tasa (17%) de abandono escolar temprano.

Los 230 profesionales y más de 529 voluntarios que integran la Fundación Tomillo forman parte del denominado ‘sector social’, que en España integran unas 30.000 organizaciones, comprometidas en la tarea de luchar contra la desigualdad en todos sus aspectos, algo especialmente importante en momentos difíciles como este. Fuente: tomillo.org