Enfermeras en hospitales: “Plantillas diezmadas, sobrecarga asistencial y unas condiciones inaceptables y precarias”

SATSE denuncia que las enfermeras y enfermeros que desarrollan su labor en los hospitales de nuestro país reciben una compensación económica “absolutamente insuficiente”.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado el incumplimiento de los compromisos adquiridos por las distintas administraciones sanitarias durante la pandemia del Covid-19 de reconocer y mejorar la situación de las enfermeras y enfermeros que trabajan en los hospitales de nuestro país, ya que siguen manteniendo “unas plantillas diezmadas, una gran sobrecarga asistencial y unas condiciones laborales y retributivas inaceptables y precarias”.

Una vez superado lo peor de la pandemia del Covid-19, SATSE ha analizado el grado de cumplimiento de las iniciativas comprometidas para mejorar la situación de los hospitales y sus profesionales sanitarios, y ha concluido que las enfermeras y enfermeros siguen sufriendo los mismos problemas estructurales y de medios que antes de la crisis sanitaria y no pueden, por ello, ofrecer la atención y cuidados con las garantías de seguridad y calidad que merecen los pacientes y el conjunto de la ciudadanía.

En lo que respecta a las plantillas, mientras las listas de espera se han incrementado sustancialmente por la pandemia para consultas externas, pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas, los enfermeros y enfermeras contratados como refuerzo durante la crisis empiezan a ser despedidos en algunas autonomías y la sobrecarga y presión asistencial es excesiva y preocupante, especialmente en áreas y servicios tan sensibles, como las Urgencias.

Asimismo, SATSE destaca que las enfermeras y enfermeros siguen teniendo que atender y cuidar hasta 20 y 25 pacientes cada una de ellas y ellos, con repercusiones graves en la calidad y seguridad asistencial y en la propia salud laboral de los profesionales, cuando la ratio segura y adecuada está entre 6 y 8 pacientes, según todos los estudios y análisis científicos nacionales e internacionales realizados al respecto.

condiciones-inaceptables-y-precarias

El Sindicato recuerda también que las enfermeras y enfermeros que prestan sus servicios en los hospitales trabajan a turnos, de noche y durante los domingos y festivos, lo que conlleva un innegable desgaste físico, psíquico y emocional, al tiempo que se dificulta enormemente la conciliación de la vida personal y laboral. En el caso de las noches, por ejemplo, una enfermera puede llegar a trabajar hasta 15 noches en un mes con jornadas de diez y doce horas seguidas.

Unos profesionales que reciben, según SATSE, una compensación económica “absolutamente insuficiente”, al tener un sueldo base medio mensual de entre 1.200 y 1.300 euros y recibir por cada noche una media de tres euros la hora, cantidad que se reduce aún más si trabaja más de 70 horas al mes de noche. Al respecto, apunta que la media en otros muchos trabajos no sanitarios, como, por ejemplo, los relacionados con el motor y la mecánica supera los 40 euros cada hora o los del ámbito de la limpieza y el hogar que están entre los 12 y 15 euros.

Otros problemas que sufren las enfermeras y enfermeros que trabajan en los hospitales, y que depende de la comunidad autónoma en que ejerzan su labor asistencial y de cuidados, es que no tienen reconocido el ‘solape de jornada’; siguen teniendo una jornada laboral de 37,5 horas a la semana o no se ha desarrollado como debería la carrera profesional.

Además, uno de cada tres profesionales encadenan contratos temporales que precarizan su labor y la conciliación con su vida personal, recalca SATSE, afirmando que esta penosa situación laboral sigue provocando la emigración forzosa de miles de enfermeras y enfermeros a otros países que les ofertan puestos de trabajo con una mayor estabilidad y mejores condiciones.

“Estamos constatando que las distintas administraciones han optado por mantener las mismas políticas continuistas, cortoplacistas y cicateras que claramente perjudican a las enfermeras y enfermeros, a sus pacientes y, en definitiva, a los más de 47 millones de ciudadanos que en distintos momentos de su vida requerirán de su atención y cuidados. Una situación que SATSE rechaza frontalmente y contra la que trabajará firmemente con el claro objetivo de revertir esta falta de respeto laboral y profesional a las enfermeras y enfermeros de los hospitales en nuestro país”, concluye. Fuente: satse.es

También podría interesarte