Encierro en una Escuela Infantil de Leganés

La escasez de profesorado y la ausencia de reposición de la plantilla está llevando a las Escuelas Infantiles y Casas de Niños de Leganés, de gestión municipal, hacia el colapso, tal y como asegura la comunidad educativa. Hoy han escenificado un encierro en la Escuela Infantil El Rincón para reclamar al ayuntamiento que no deje morir estos centros.

A las 18:00 horas una hilera de familias hacía cola a las puertas de la Escuela Infantil El Rincón, en Leganés (Madrid). Iban a participar en la protesta, convocada por el grupo de acción conjunta de madres y padres de las Escuelas Infantiles y Casas de Niños municipales de la ciudad. La comunidad educativa denuncia que la falta de profesorado y la ausencia de reposición de bajas está haciendo que su viabilidad penda de un hilo. El cierre amenaza ya a algunas de ellas y en la que nos encontramos faltan tres educadoras. Bajas sin cubrir desde el curso 2019/ 2020. “Si alguna se pone mala tienen que cerrar la clase y tienes que hacer malabares para conciliar”, explica Olga, presidenta del AMPA de esta escuelita a El Salto.

“Aquí estamos intentando reivindicar de alguna manera una educación digna para nuestros niños porque aunque sean pequeños y pequeñas creemos que es básico que desde estas edades tengan una educación de calidad”, explica Olga. Mientras tanto, la cola fluye, toma de temperatura e hidrogel mediante, y las peques se van sentando en círculo. Primero habrá una sesión de cuentacuentos para dar el pistoletazo de salida a este encierro. 

“Hace una semana se cerraron dos aulas. Llegamos a las 9:30 y la directora estaba en la puerta esperando diciéndonos que no nos podía coger a los niños”

“Hace una semana se cerraron dos aulas, entre ellas la clase de mi hijo. Llegamos a las 9:30 y la directora estaba en la puerta esperando diciéndonos que no nos podía coger a los niños”, cuenta la presidenta del AMPA del Rincón.

Mientras, el murmullo del cuentacuentos al que asisten atentos medio centenar de peques acompaña a la oscuridad que va cayendo poco a poco. En las calles y en la situación de estas dependencias, que hoy resisten panza arriba gracias a la lucha de estas familias.

El Ayuntamiento se compromete a contratar a seis educadores para un total de 16 centros. Y esto podrá ser una realidad “no más allá de principio de marzo”.

“Parches” para la plantilla

Una situación que ha confirmado el propio Ayuntamiento de Leganés. En un compromiso firmado ante las directoras y directores de los centros, al que ha tenido acceso El Salto, reconocen falta de personal. Y se comprometen a contratar a seis educadores para un total de 16 centros. Aseguran que esto podrá ser una realidad “no más allá de principio de marzo”.

Por el momento recurren a una medida provisional “que no soluciona los problemas estructurales de la plantilla”, tal y como reconoce el propio consistorio. Como llevan haciendo durante estos últimos años, utilizarán los Programas de Empleo del SEPE, unos planes de trabajo provisionales que suministran personal. Personal que solo puede trabajar seis meses y no puede ser recontratado. En esta ocasión se contratará a 12 maestros mayores de 30 años y a 20 menores de 30. Se incorporarían en diciembre.

Esta misma tarde el Ayuntamiento de Leganés expresaba en un tuit que lamenta los problemas de gestión que se han producido esta semana en las Escuelas Infantiles de gestión directa. “El próximo 1 de diciembre se incorporarán a la plantilla 12 maestros para reforzar el servicio”, aseguran. “Estos días se han producido cuatro bajas médicas de las que únicamente se han podido cubrir dos. Estamos tramitando la cobertura de las otras dos bajas”, afirman.

Pero la comunidad educativa habla de “parches” porque es personal que no formará parte de la plantilla de manera estructural. “Estos son parches, eso no nos cubre nuestras bajas que tenemos ya de base, porque vienen seis meses, seis meses que están aquí y se van. Luego vamos a tener el mismo problema”, asegura Olga.

¿Futuro privatizador?

Desde el grupo municipal de Unidas Podemos del municipio explicaban a El Salto que es una situación difícil de entender en un municipio que en los últimos años ha contado con superávit. De hecho, cerraba 2020 con 48 millones guardados en las arcas . “Este año cuentan con un presupuestos de 205 millones de euros y no se van a gastar ni 135. Puede que queden 50 millones sin ejecutar. No es un problema de dinero, es un problema de gestión y de voluntad política”, relata Óscar García, concejal de esta formación.

“Quieren acabar con la educación pública que les supone un problema porque son gente que protesta. Quieren pasar a un modelo concertado que es un posible negocio para amiguetes y van hacia ahí”

Y, entre las causas, van más allá. “Quieren acabar con la educación pública que les supone un problema porque son gente que protesta. Quieren pasar a un modelo concertado que es un posible negocio para amiguetes y van hacia ahí”, concluye el concejal de Unidas Podemos.

“Esperábamos que alguien viniera a este encierro. Que alguien del ayuntamiento nos diera alguna respuesta, pero de momento no está siendo así”, se lamenta la presidenta del AMPA de la Escuela Infantil El Rincón. De fondo, un cuentacuentos explica a las peques allí reunidas que hay lobos peligrosos. Especialmente los que lo quieren privatizar todo.

Fuente y Foto: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com