En Carabanchel se prueban desde hace una semana las nuevas barredoras eléctricas cero emisiones

  • Estos vehículos se están probando desde hace una semana en los distritos de Puente de Vallecas, Villa de Vallecas, Moratalaz, Vicálvaro, Carabanchel, Villaverde y Usera
  • El Ayuntamiento está testando diferentes tipos de maquinaria eléctrica para incorporar las características técnicas de los que mejores resultados arrojen a los nuevos pliegos de limpieza
  • La flota total de vehículos se incrementará en un 16 % con el nuevo servicio, que obligará a las empresas adjudicatarias a que la mayor parte de la maquinaria sea CERO y ECO

El Ayuntamiento de Madrid está probando desde hace una semana en los distritos de Puente de Vallecas, Villa de Vallecas, Moratalaz, Vicálvaro, Carabanchel, Villaverde y Usera (lotes 5 y 6 del actual contrato de limpieza) unas nuevas barredoras 100 % eléctricas.

El Consistorio lleva más de seis meses testando distintas barredoras eléctricas de cara a incorporar las especificaciones técnicas de las que mejores resultados arrojen en los nuevos pliegos de limpieza que se licitarán antes de que finalice el año. La Dirección General de Servicios de Limpieza y Residuos ha de asegurarse previamente de que esta maquinaria cumple con todos los requisitos para satisfacer las exigencias de los nuevos contratos.

El nuevo servicio de limpieza con el que contará Madrid desde junio de 2021 hará que la flota se incremente un 16 % también para las barredoras. La ciudad dispone en la actualidad de 90 máquinas de este tipo, todas ellas diésel, y desde el año que viene superará el centenar, siendo buena parte de las mismas tecnología CERO emisiones y ECO, en consonancia con la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360. El 90 % de los medios mecánicos de los servicios de limpieza de Madrid son contaminantes y con una antigüedad media de 20 años, una realidad que hay que mejorar para cumplir con la directiva europea de calidad del aire.

Las principales ventajas de las barredoras eléctricas se centran en que son más sostenibles, cero emisiones a la atmósfera, emiten menor nivel de ruido, permiten una conducción más confortable, más fiable y suponen menores costes de mantenimiento. Su punto débil es la duración de la recarga, no obstante el modelo que se está probando permite su uso durante dos turnos de trabajo con una recarga parcial de tres horas, algo que el Ayuntamiento valora positivamente.

La limpieza que merece Madrid

Como avanzó el alcalde de Madrid en el último Pleno municipal, la capital licitará próximamente sus nuevos pliegos de limpieza con un  45 % más de presupuesto que el contrato anterior, pasando de los 194 millones de euros a los 282 millones. Contará con más medios humanos y mecánicos, mejores instalaciones, más prestaciones y frecuencias, más tecnología y mayor control de las actuaciones realizadas para garantizar la eficacia de la prestación.

El nuevo contrato, que mantiene los seis lotes (integrando Argüelles en Moncloa, en vez de en Centro como hasta ahora), exige a los adjudicatarios incrementar en cerca de 2.000 operarios los efectivos en la vía pública; además, habrá un aumento de las prestaciones y sus frecuencias, con mayor control sobre las mismas. Como novedad añadida, estos pliegos de duración de seis años (prorrogables otros dos), establecen la obligación de cubrir las vacaciones de los trabajadores, lo que permite mantener un importante número de operarios en la calle durante todo el año.

Las empresas adjudicatarias incorporarán a todos los vehículos diversas tecnologías para la identificación, localización, almacenamiento y transmisión de datos, comunicación y control como, por ejemplo, un dispositivo global de localización y de posicionamiento (GPS/GPRS) que haga posible llevar un seguimiento de la flota en tiempo real por parte del Ayuntamiento. Este sistema georreferenciado permitirá realizar un seguimiento real de las actuaciones, así como localizar y ubicar sobre cartografía a todas de las unidades equipadas desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

Se creará un servicio de atención al ciudadano las 24 horas para atender las incidencias vecinales y una oficina de control de calidad de limpieza para contribuir a garantizar el buen funcionamiento del servicio y el buen estado de la ciudad.

Fuente: madrid.es

También podría interesarte