El Solar Maravillas invita a los vecinos a la última visita tras su desalojo

El pasado 7 de diciembre el Ayuntamiento de Madrid puso el candado a la puerta de ingreso al Solar Polivalente Autogestionado Maravillas. Se terminaba así el desalojo forzado de un proyecto de 10 años de okupación de esta parcela que la convirtió en un espacio de huerto y jardín para los vecinos del céntrico barrio de Malasaña. El colectivo que gestiona este espacio ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para acompañarles este viernes 8 de enero por la mañana a recoger los enseres, dar un último paseo por el jardín o “adoptar” una de sus plantas.

“El Ayuntamiento echa el cierre, con un desolador candado, no solo al solar ubicado en la calle Antonio Grilo 8, sino también, y lo que es más importante, a una sede de encuentro vecinal, un espacio lleno de cultura, un verde y oxigenante huerto urbano, un foro de debate y pensamiento libre, un cine de verano, un patio de juegos, un jardín, en definitiva, de aprendizaje y de colaboración, que enriquecía las vidas de las vecinas de Malasaña y de todo Madrid”, han indicado en un comunicado.

Desde el Solar Maravillas han cargado contra el Ayuntamiento de Madrid por su actuación “unilateral” y su negativa al diálogo. Según han indicado, han rechazado las múltiples alegaciones de los vecinos y se ha cerrado en banda al diálogo solicitado por los cauces oficiales. Además, han hecho oídos sordos a una petición de “no al desalojo” firmada por más de 15.000 personas.

Consideran que se trata de un “desprecio” por “la gestión y el trabajo voluntario y desinteresado de cientos de personas, numerosos colectivos sociales” que durante estos años han alimentado esta iniciativa. “Nos llaman ‘mala okupación’, en realidad como han calificado a la mayoría de las iniciativas autogestionadas, dejando al descubierto el desinterés de las instituciones gobernantes por cuidar este tipo de espacios de encuentro vecinal”, así como por “todo aquello que no suponga un lucro”, han indicado.

El Ayuntamiento sostiene que el desalojo tiene como fin último la construcción de un nuevo centro de salud en el lugar. El colectivo del Solar Maravillas quiere “dejar claro” que no se opone a este proyecto, aunque tiene muchas dudas que llegue a materializarse. “La promesa electoral del nuevo centro de salud lleva ya casi 20 años sobre la mesa y sigue sin haber un proyecto claro y transparente para la construcción del mismo, ni presupuesto para ello. Tenemos el reciente ejemplo de la promesa incumplida por parte de este equipo de gobierno de dotar al Barrio de las Letras de un centro de salud en el espacio que ocupaba la Ingobernable”, han señalado.

Desde el Solar Maravillas se despiden con un agradecimiento y con la promesa de que conseguirán un nuevo espacio común. “Gracias a todas por hacer este proyecto posible y por darle sentido a toda nuestra lucha durante estos 10 años. Os animamos a acompañarnos el dia 8 de Enero por la mañana, para recoger un recuerdo, dar un último paseo por el jardín y sobre todo adoptar una planta que haga mantener en nuestras casas el espíritu y la lucha del Solar Maravillas, hasta que logremos volver a tener un hogar común y de construcción colectiva”.

Fuente: cuartopoder.es

También podría interesarte