El movimiento No a la tala pide a la ministra de Sanidad una legislación que proteja el arbolado urbano por su impacto en la salud

Representantes de la FRAVM, la Asociación Vecinal Pasillo Verde Imperial, la Asociación de Familias del Alumnado (AFA) del CEIP Perú, la plataforma Salvemos Nuestros Parques y los presidentes de la Asociación Española de Arboricultura y la Asociación Española de Paisajistas se reunieron en la tarde de ayer martes 27 de febrero con la ministra de Sanidad, Mónica García.

ReunionNoalatalaMonicaGarcia
Reunión del movimiento No a la tala con la ministra de Sanidad, Mónica García, en la sede del Ministerio

Los representantes vecinales expusieron a la ministra las consecuencias para el medio ambiente y la salud de la pérdida de arbolado maduro y de zonas verdes por el proyecto de ampliación de la línea 11 de Metro, y, de manera más específica, el impacto directo que tienen sus obras, en especial las del pozo de ataque de la tuneladora, que se están ejecutando en el parque de Comillas y junto al colegio público Perú. Los más de 500 niños y niñas que cursan estudios en el centro educativo sufren a diario los ruidos, humos y trasiego de maquinaria y camiones de gran tonelaje de los trabajos de ampliación del suburbano.

La delegación vecinal solicitó a la ministra que se garantice la protección de la salud del vecindario durante obras de gran calado en un entorno urbano consolidado, como es el caso, mediante una serie de medidas obligatorias de vigilancia ambiental llevadas a cabo por un organismo de salud pública.

En el encuentro también abordaron la necesidad de conservar el patrimonio verde urbano, tanto los árboles maduros como los suelos naturales, cuyos beneficios para la salud son incuestionables. No importa tanto el número de árboles como su calidad y la superficie de las copas, recalcó Mariano Sánchez, presidente de la Asociación Española de Arboricultura. En ese sentido, el movimiento vecinal espera que la nueva Ley de Restauración de la Naturaleza, aprobada este lunes en el Parlamento Europeo, permita desarrollar las directrices europeas en una legislación nacional.

Por último, las y los representantes vecinales valoraron positivamente la iniciativa de la ministra de Sanidad de avanzar hacia una Evaluación de Impacto en la Salud que afecte a todas las políticas públicas.

Fuente: aavvmadrid.org

.
También podría interesarte