El Gran Wyoming: «Hoy día basta con que no seas racista para que te consideren rojo”

“Si los gobernantes se hubieran empleado contra la corrupción con la milésima parte de la fuerza desplegada contra los independentistas, ya no habría corruptos”, indicó el presentador.

El presentador de El Intermedio de la Sexta El Gran Wyoming, en la presentación de su nuevo libro, La furia y los colores (Planeta), se despachó a gusto con la actualidad política.

Parece que Wyoming se siente más cómodo y libre alejado de las cámaras y del prime time. Un ejemplo de ello es su opinión sobre el conflicto por la sentencia del «procés» en Catalunya: “si los gobernantes se hubieran empleado contra la corrupción con la milésima parte de la fuerza desplegada contra los independentistas, ya no habría corruptos”.

El presentador se empleó a fondo contra la extrema derecha de Vox. Los dirigentes de esta formación “no están en contra de la inmigración ilegal sino de que los inmigrantes se conviertan en ciudadanos y haya que pagarles la Seguridad Social”, según indica.

Wyoming señala que lo que quiere la extrema derecha es “esclavizar” a estas personas, de forma que los campos del sur de España se conviertan “en los nuevos campos de algodón de Georgia”. «Porque si esos alcaldes de Vox quieren poner orden enviarían a la Guardia Civil por la mañana a detener a los inmigrantes que están trabajando. Porque ninguno tiene papeles», ha añadido.

“La sociedad se ha escorado a la derecha de manera brutal”, continúo el presentador con el tema Vox. El resultado es que hoy día “basta con que no seas racista para que te consideren rojo: un calificativo que antes requería la condición de marxista», añadió.

En La furia y los colores Wyoming repasa como «testigo privilegiado» su paso por la universidad, donde la policía se infiltraba para controlar a los estudiantes, la llegada de la democracia, un pacto que supuso «el desembarco del fascismo en la democracia», y el carácter «festivo, divertido y rompedor» de la movida madrileña. ¿Pero, por qué ahora? «Uno no puede entregarse a la masturbación 24 horas al día», ha explicado. «Hay que hacer proyectos». Por eso, y porque no coincide con el relato generalizado del tardofranquismo y la Transición, ha decidido escribir este libro.

Fuente: contrainformacion.es

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of