El Ecofeminismo apoya las movilizaciones del 8 de marzo

  • El área de Ecofeminismo de Ecologistas en Acción se suma y apoya las reivindicaciones feministas del próximo 8M, que también son reivindicaciones en defensa de un planeta más justo y habitable.
  • Cuerpos, fronteras, violencias, empleo, cuidados y sostenibilidad siguen siendo preocupaciones y ejes de trabajo que articulan el movimiento feminista y de los que el ecofeminismo participa.

En un momento crítico para el futuro del planeta, ante las amenazas de políticas y de negocios que acaparan y esquilman los bienes naturales necesarios para sobrevivir, Ecologistas en Acción manifiesta su apoyo a las movilizaciones feministas del 8M para seguir avanzando en los derechos conquistados.

Desde su área de Ecofeminismo, la organización ecologista se suma a las movilizaciones feministas que este año se concretan en acciones muy diversas en los diferentes territorios promovidas por barrios, municipios y colectivos en lucha. El objetivo: seguir encontrando puntos de unión entre las propuestas feminista y ecologista y hacer hincapié en que la lucha feminista tiene que incorporar la defensa de la sostenibilidad del planeta.

Ecologistas en Acción participará en las manifestaciones que se convocan en los diferentes territorios, desde el respeto al movimiento feminista autónomo y sumando a este las denuncias y reivindicaciones ecofeministas. En esta ocasión estas reivindicaciones se centran en el acceso de las mujeres a los recursos necesarios para la supervivencia (energía, agua y alimentos) en condiciones de equidad y sostenibilidad, y en la participación de estas en los espacios donde debe diseñarse y gestionarse una salida justa a la crisis ambiental.


Por una comunicación inclusiva y no sexista

  • Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer el domingo 8 de marzo, Ecologistas en Acción presenta dos documentos para incorporar la mirada feminista en el lenguaje y la agenda comunicativa.
  • Ambos documentos son una herramienta para avanzar en la equidad de género dentro de la organización ecologista, que pueden ser utilizados en otros colectivos y organizaciones sociales. 

«El lenguaje construye realidad, tiene un alto poder de socialización e identificación y podemos afirmar que “lo que no se nombra, no existe”». Así arranca el Manual de estilo para una comunicación inclusiva y no sexista que Ecologistas en Acción ha presentado coincidiendo con la semana de la Revuelta Feminista 2020. Se trata de uno de los dos documentos que la organización ecologista ha creado para incorporar la equidad de género a su comunicación interna y externa.

Ecologistas en Acción quiere apostar por un lenguaje inclusivo en la elaboración de todos sus documentos internos y materiales de difusión porque así «se contribuye al cambio en nuestro imaginario sobre mujeres, hombres y personas diversas y se contribuye a la equidad entre unas y otras». Con este pequeño manual, la organización ofrece algunas recomendaciones y herramientas sencillas que puedan facilitar la tarea de escritura y anima a sus activistas a utilizarlo en su día a día.

Asimismo, Ecologistas en Acción ha presentado Claves feministas para una nueva agenda comunicativa, un documento que invita a insertar en el terreno de la comunicación muchos de los avances que ya se están realizando en la propia cultura organizativa.

«Si en el ámbito del ecologismo social las mujeres son coprotagonistas a todos los niveles o si las mujeres a nivel global son quienes padecen de manera especial los efectos de la crisis climática, pero también quienes tienen muchas propuestas para combatirla desde la ciencia o el activismo, ¿por qué no hablamos de ellas o reflejamos sus propuestas?», afirma la organización.

Este documento parte de un análisis de género que reconoce que en el terreno comunicativo las mujeres siguen siendo invisibilizadas y estereotipadas. Las mujeres (y especialmente las mujeres rurales, mujeres racializadas o mujeres del Sur global) no suelen ser sujeto de la noticia, no suelen ser portavoces, ni aparecer como voces expertas. Cuando lo hacen, suele ser de manera estereotipada y victimizada. «Esto es algo que ocurre en líneas generales en los medios generalistas pero que también en muchas ocasiones replicamos en nuestras organizaciones sociales. Por ello, hay que poner atención a algunos elementos sencillos para cambiar malas prácticas y avanzar hacia la equidad de género».

El documento Claves feministas para una nueva agenda informativa propone poner atención en aspectos tales como equidad en las portavocías, en la visibilización de mujeres como sujetos de la noticia o en calidad de expertas, científicas, activistas, etc. Asimismo propone contextualizar las situaciones de injusticia, conectar las causas con las consecuencias y responsables, así como ofrecer alternativas. Esta es una manera de fomentar una representación no estereotipada de mujeres y grupos humanos que suelen tener un tratamiento mediático más cerrado, como personas de entornos rurales o del Sur global.

Fuente: ecologistasenaccion.org