El Ayuntamiento de Madrid aprueba una nueva rebaja de impuestos que mermará las cuentas en 173 millones de euros

El Gobierno de PP y Ciudadanos espera contar de nuevo con el apoyo de Vox, al que Almeida ha calificado de “socio preferente”, pero con el que asegura que aún no se ha sentado a negociar. Mientras, Villacís se abre a al resto de los grupos de la oposición.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han presentado este viernes las balanzas fiscales que servirán de base de los nuevos Presupuestos para la capital y que se centrarán en una bajada “generalizada de impuestos, por tercera vez consecutiva, que beneficiará a todos los madrileños”, según han destacado los dos regidores, que han estado acompañados en la rueda de prensa por la concejala de Hacienda, Engracia Hidalgo. La principal medida es la reducción del IBI para las viviendas, locales comerciales, oficinas y locales de ocio, que, según han adelantado tanto Almeida como Villacís, pasará del 0,456% al 0,428% y supondrá un ahorro de más de 60 millones de euros para las familias; así como la exención del Impuesto de Actividades Económica (IAE) durante los dos primeros años a las empresas que inician ahora su actividad. El Gobierno municipal ha cifrado en 500 millones “el ahorro” que en estos tres años ha supuestos para los madrileños “las reiteradas bajadas de impuestos”, de los que 300 son por la reducción del IBI, pero Hidalgo ha reconocido que con esta política el Ayuntamiento dejará de recaudar este año 173 millones de euros.

Almeida ha preferido destacar los beneficios que cree que va a tener esta rebaja impositiva: “Planteamos un marco fiscal competitivo y atractivo para que Madrid pueda seguir creciendo”, ha destacado el regidor, que ha calificado a la capital de “la locomotora de la recuperación económica de España” después de estos años de pandemia. “Estas Ordenanzas Fiscales para 2022 buscan el beneficio de todos los madrileños y consolidan la recuperación económica. Madrid es determinante para que esa recuperación se produzca en el conjunto de España”. “Continuamos en ese esfuerzo presupuestario que permite combinar una buena gestión y bajar los impuestos”, se ha jactado antes de contraponer “el modelo político” del Consistorio de Madrid con el del Gobierno de Pedro Sánchez, que prefiere “subir impuestos” cuando, a su juicio, “no es el momento” para hacerlo.

El alcalde ha adelantado que esperan contar con Vox como “socio preferente” para sacar de nuevo adelante las cuentas municipales, aunque ha reconocido que todavía no se han sentado a hablar con el grupo de la extrema derecha. “Sabemos que esto no es lo que quiere la izquierda, pero confiamos en llegar a un acuerdo con Vox. No sabemos cuándo, porque las negociaciones con Vox siempre son complicadas y largas” ha afirmado. Pero Villacís, que ha destacado que el suyo es “un gobierno liberal”, ha matizado luego que ampliarán las conversaciones a los grupos de la oposición con la esperanza de que alguno les dé su apoyo.

Otra de las medidas que incluyen estas estas ordenanzas fiscales, que se someterán a la aprobación del Pleno Municipal, es la exención del pago de del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) durante los dos primeros ejercicios impositivos a las empresas. Prorrogarán además la bonificación del 50% de la cuota municipal durante los periodos impositivos tercero, cuarto y quinto.

Por otro lado, se eliminan las tasas a las terrazas COVID, pero se mantendrán las de los mercadillos, que afectarán a 226 puestos que ya han retomado la normal actividad tras meses de parón. Esto, según han explicado los regidores municipales, supone unos cinco millones de los 65 que los madrileños ahorrarán.

“Como ve, se pueden bajar los impuestos manteniendo los servicios públicos y gestionando mejor”, ha afirmado Villacís, que ha calificado este viernes como “un día muy feliz para todos los madrileños a los que se les va a aliviar la presión fiscal” por tercera vez consecutiva, algo que sitúa además a Madrid una de las trece capitales de España que menos impuestos paga. Especialmente en cuanto a IBI, dado que este impuesto, según ha dicho, es mucho menor en Madrid que “en Sevilla, Barcelona o Valencia”. La vicelacaldesa ha cifrado en 2,2 millones los recibos del IBI que se beneficiarán de la bajada, de los cuales 1,5 millones de recibos corresponden a viviendas; 96.200 a locales comerciales; 30.000 a oficinas, más de 11.000 a naves industriales y 7.200 a locales de ocio. “Esta es una magnífica noticia”, ha añadido la vicealcaldesa, sobre todo teniendo en cuenta las dificultades que atraviesan las familias especialmente por “imparable subida de la luz” del Gobierno de Sánchez. “Cuando todo sube, el Ayuntamiento baja impuestos”, ha sentenciado.

Fuente: Carmen Moraga en eldiario.es

Ampliación @carabanchelnet

También podría interesarte