Desvelando la cara oculta de Enagás. Las finanzas del gas. [Informe] 

Las consecuencias energéticas derivadas de la guerra han puesto de manifiesto la gran dependencia europea y del Estado español de los combustibles fósiles, en especial del gas fósil. La cuestión del gas es, además, inseparable de la lucha contra la emergencia climática.



La relación existente entre los Estados y las empresas multinacionales es la que ha permitido la configuración de políticas y legislaciones favorables a estas segundas, lo que se denomina “arquitectura jurídica de la impunidad” para asegurar los negocios de las multinacionales y blindar sus “derechos”, pasando por encima de los derechos fundamentales de las mayorías sociales, la soberanía de los pueblos y la propia democracia.

Así, en el contexto actual se puede observar cómo las compañías gasistas se han beneficiado de la crisis de los precios y de la energía, mientras la ciudadanía cae cada vez más en la pobreza, ya que como indica el informe de Ecologistas en Acción ‘A vueltas con el gas’, el gas fósil tiene un impacto indirecto en el coste de la vida, por ejemplo, a través del precio de la electricidad, el precio de los fertilizantes y de los productos industriales, que también dependen del gas.

En este sentido, Enagás, la Operadora del Sistema Gasista (TSO por sus siglas en inglés), es la empresa más importante del sector gasista español. A pesar de ello, ha conseguido pasar desapercibida del ojo mediático y social. Sin embargo, si observamos detenidamente, nos permitirá entender mejor cómo funciona la industria fósil y su relación con el poder político y económico.

Analizar una corporación como Enagás desde el punto de vista económico nos permite entender mejor cómo funcionan las estructuras de poder e imposición colonial del modelo capitalista. Echando un vistazo a las finanzas de Enagás observaremos como un servicio -el del transporte, almacenamiento y gestión del gas- que debería ser público y ser una herramienta para evitar la pobreza energética, acaba beneficiando a unos pocos.

En el presente informe, desvelaremos los mecanismos financieros de Enagás, desde las puertas giratorias, hasta su nueva apuesta por el lavado verde de la industria fósil, con el denominado “hidrógeno verde”.

El informe rescata, además, el historial de activos varados y de cuestionables proyectos de evaluación de viabilidad económica e impacto ambiental que han derivado en desastres, como el sonado caso Castor (1.350 millones de euros), el controvertido PIM en México, relacionado con violaciones de los Derechos Humanos, y los nuevos proyectos MidCat/BarMar/H2Med, así como el caso de la regasificadora de El Musel, que no ha entrado nunca en funcionamiento y ya ha costado más de 283 millones de euros.

También analiza el enorme trabajo de lobby que ha ejercido Enagás sobre las instituciones europeas y estatales. El gasto en lobby de la empresa ha ido aumentando significativamente a lo largo de los años, llegando al máximo histórico de 200.000 euros coincidiendo con las negociaciones del paquete Fit for 55 y el RePowerEU.

A través de este informe invitamos al lector a reflexionar y cuestionarse si este modelo energético y financiero, que sólo revierte beneficios para las empresas del oligopolio energético, es viable y rentable para el conjunto de la ciudadanía. O si, por el contrario, otra forma de gestión de la energía, más democrática, transparente y sostenible es posible.

Ver Informe a Pantalla Completa
Fuente: ecologistasenaccion.org

.
También podría interesarte