Destrozos en el Parque de las Cruces: Antes de hacer obras, se debería haber protegido el arbolado y su entorno [Vídeos]

A la hora de planificar una reforestación urbana hay que tener en cuenta el entorno, las especies vegetales que lo componen y el sistema vivo en el que se encuentra. Es clave conocer la naturaleza y origen de los daños para poder diseñar medidas de protección efectivas que nos ayuden a minimizar el impacto sobre el entorno del arbolado. Es conveniente proteger la vegetación de cualquier alteración que pueda perjudicarla.

¿Qué puede provocar esos daños?

-Movimientos de tierras.

-El paso de vehículos y maquinaria pesada.

-La compactación del suelo.

-El almacenamiento de materiales y desechos.

-La apertura de hoyos de plantación bajo los árboles

-La apertura de zanjas y otras excavaciones

-El encharcamiento de agua provocado por roturas de tuberías

-Los cambios en el entorno del árbol

-El soterramiento de conducciones eléctricas

La mayoría de los accidentes son debidos a golpes contra los árboles producidos sobre todo por:

-Maquinaria y vehículos de obra.

-El almacenamiento de materiales mal realizado.

-Uso inadecuado de herramientas.

-La dejadez, el descuido y la falta de interés del personal de la contrata.

Las tareas de protección deben de realizarse antes de la entrada de la maquinaria, para ello hay que realizar un Plan de Protección del Arbolado específico para la obra.

En este plan se detallarán la :

*Protección individual

*Protección de la zona radical y zona de seguridad

*Establecer una zona de exclusión ( aqui no se realizaran ningún tipo de intervención).

*Zona de Protección radical por apertura de zanjas y otras excavaciones.

Medidas a tomar por apertura de zanjas próximas a arbolado:

*Nunca deberan abrirse zanjas ni realizar excavaciones dentro de la zona de seguridad radical de los árboles y grandes arbustos.

*No hay que cortan raíces de diámetro superior a 3 cm, por lo que se aconseja realizar las operaciones de forma manual.

*Los cortes de las raíces deben de ser rectos y limpios y deben de realizarse con serrucho o tijeras de podar.

*Hay que proteger a las raices de la desecación y de las heladas con un recubrimiento es fundamental mantenerlas húmedas mientras estén al descubierto.

*Si es necesario debe sujetarse o apuntalar el árbol para evitar su caída.

*Protección contra el vertido de residuos, tierras, cascotes, piedras grandes residuos de hormigón ni otros restos de obra.

Fotos del Parque de las Cruces, aquí concurren muchos de estos daños por la falta de control de las contratas privadas por parte del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid.

Fuente: mesadelarbolcarabanchel.com