Denuncian el lamentable estado de la jardinería en Ciudad Universitaria

  • Ecologistas en Acción señala la creciente mercantilización, el lavado verde o greenwashing y falta de mantenimiento del Real Jardín Botánico Alfonso XIII.

  • Recalcan la agresividad y la poca profesionalidad de las podas a los plátanos de la Avenida Complutense.

  • Señalan que la ausencia de desbroces en los herbazales próximos a la Dehesa de la Villa genera incendios forestales.

Ecologistas en Acción ha realizado varias visitas al campus de Ciudad Universitaria y ha podido comprobar que un espacio que debería ser ejemplo de calidad y excelencia ambiental se encuentra desatendido y profundamente mercantilizado.

Un Jardín Botánico mercantilizado y sin mantenimiento

En los últimos años el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la Universidad Complutense de Madrid ha sido testigo de una sucesión de espectáculos que distan mucho de las labores de conservación y educación ambiental en las que se debería centrar todo Jardín Botánico.

Entre el 25 de noviembre de 2022 y el 8 de enero de 2023 tuvo lugar el evento “El Manantial de los Sueños”. Buscando disfrutar de una Navidad sostenible, se acuñó el eslogan “sostenavilidad” y se puso la temática del uso responsable del agua en el centro. Se instalaron desfiladeros, pistas de hielo y la marca de agua mineral Solán de Cabras (actualmente perteneciente a la cervecera Mahou-San Miguel) patrocinó el evento, con la colaboración de Cocacola. Además, el certificado de calidad Q sostenible avalaba el espectáculo.

Tal y como ha hecho en otras ocasiones, Ecologistas en Acción denuncia que este tipo de eventos, más propios de un recinto ferial que de un Jardín Botánico, distan mucho de una verdadera sostenibilidad. Más bien, contribuyen al lavado de cara verde (o greenwashing) de grandes empresas. Y, además, tienen un gran impacto en la fauna y flora del Jardín.

La asociación ecologista reprocha a la universidad que sus esfuerzos deberían ir encaminados a la protección de este refugio de biodiversidad situado en Ciudad Universitaria, en vez de a la organización de eventos descontrolados y masivos que generan contaminación sonora y lumínica.

Y es que el evento que abanderaba la “sostenavilidad” supuso la amputación y sobrecarga de raíces de varios ejemplares de árboles y arbustos (por el paso de camiones), bocas de riego fracturadas, arquetas rotas, éxodo de pájaros, etc. Especialmente afectada se vio la zona del bancal y la huerta, donde se instalaron el pasado invierno las pistas de hielo. En esa misma zona se prevé colocar algunos camerinos y escenarios para el festival de música, aparentemente sostenible de la séptima edición de “Las noches del Botánico”, que acogerá a más de 135.000 personas.

Ecologistas en Acción lamenta que el Jardín Botánico cuente tan solo con cinco empleados para sus cinco hectáreas de extensión, lo que dificulta enormemente las labores de mantenimiento que el Jardín necesita. No obstante, no existe seguimiento científico del Jardín, por lo que hay especies vegetales sin identificar y en algunos carteles la identificación de especies es incorrecta. A ello hay que sumar el impacto del temporal Filomena, tras el cual no se ha ordenado la reposición de ejemplares. Lo que sí ha hecho la Universidad, a tres meses vista de la época estival, es contratar a una empresa de jardinería externa con el fin de abonar las praderas para “Las Noches del Botánico”.

Podas abusivas y ausencia de desbroces

En el puente de la Constitución del pasado diciembre comenzó la poda de terciado alto de los plátanos de la Avenida Complutense. Este tipo de podas se vienen sucediendo a lo largo de varios años, tal y como lo revelan la pluralidad de brotes observables en el ejemplar de la derecha de la fotografía.

Poda de terciado alto de los plátanos de la Avenida Complutense

Poda de terciado alto de los plátanos de la Avenida Complutense

Ecologistas en Acción califica este tipo de podas de agresivas y poco profesionales. Recuerda que este tipo de prácticas degradan los árboles, exponiéndolos a infecciones por hongos y aumentando el riesgo de pudriciones. Además de debilitarlos, ya que las ramas intervenidas de los ejemplares emiten una pluralidad de brotes o chupones.

Especial atención deberían merecer los herbazales linderos con la Dehesa de la Villa que, por la ausencia de mantenimiento, generan incendios en la época estival. La organización ecologista aconseja una limpieza y desbroce entre finales de primavera y principios de verano, con el fin de minimizar el riesgo de estos incendios recurrentes en la zona.

Incendio en la Dehesa de la Villa

Incendio en la Dehesa de la Villa

En virtud de todo lo anterior, Ecologistas en Acción exige que una institución científica y pública de prestigio como la Universidad Complutense de Madrid se haga cargo de estas problemáticas y apueste por un modelo de verdadera sostenibilidad.

Fuente: ecologistasenaccion.org

.
También podría interesarte