Colectivos LGTBI+ denuncian la “lona del odio” de Vox en Madrid y llaman a movilizarse

La comunidad LGTBI+ ha levantado su voz de protesta ante la presencia de una impactante lona publicitaria desplegada por Vox en la calle Alcalá de Madrid, la cual consideran portadora de un mensaje de odio. En dicha pancarta de grandes dimensiones, se observa una mano con una pulsera de España desechando en la papelera los símbolos del movimiento feminista, la Agenda 2030, el partido comunista, así como la bandera independentista y la propia bandera LGTBI y trans, bajo el lema “decide lo que importa”.

Diferentes organizaciones LGTBI han declarado que no van a permitir que ningún partido de ultraderecha amenace a dicha comunidad. Se ha instado a la ciudadanía a manifestarse de manera masiva en las diferentes marchas del Orgullo, programada para los próximos días.

El ascenso de regímenes autoritarios plantea un grave riesgo para los derechos humanos de todas las personas, incluyendo aquellas que forman parte del colectivo LGBTI. Estos regímenes se caracterizan por su intolerancia, discriminación y represión sistemática hacia cualquier forma de diversidad, y especialmente hacia las minorías sexuales y de género.

Bajo un régimen de ultraderecha, las personas LGBTI se enfrentan a amenazas constantes a sus derechos fundamentales. Estas amenazas pueden manifestarse de diversas formas, como la criminalización de la homosexualidad o la identidad de género, la imposición de tratamientos de “conversión” forzada, la negación del acceso a la atención médica y a los servicios sociales, la marginación y estigmatización social, la violencia física y psicológica, y en casos extremos, incluso la persecución y la pena de muerte.

La ultraderecha busca imponer una visión homogénea y excluyente de la sociedad, basada en la supremacía de determinados grupos y en la negación de la diversidad. La discriminación y la opresión de las personas LGBTI son parte integral de su ideología, que busca anular la identidad y los derechos de estas personas. Fomenta la intolerancia, la persecución y la violencia como mecanismos para imponer su agenda y mantener el control sobre la sociedad.

En un contexto donde las derechas prevalecen, es esencial resistir y defender los derechos humanos conquistados. Esto implica un trabajo conjunto de la sociedad civil, las organizaciones defensoras de los derechos humanos, los colectivos de activistas para denunciar y oponerse a estas ideologías y prácticas discriminatorias. La promoción de la igualdad, el respeto a la diversidad y la defensa de los derechos fundamentales son fundamentales para contrarrestar los peligros que representa un régimen autoritario para las personas del colectivo LGBTI y para la sociedad en su conjunto.

Es importante destacar que la amenaza que representa la ultraderecha para los derechos de la comunidad LGTBI trasciende las declaraciones de las dirigentes de las organizaciones, generando preocupación y la necesidad de una respuesta colectiva en defensa de la igualdad y la diversidad.

Fuente: kaosenlared.net

También podría interesarte