Ciudadanos entre la desconfianza y el mal rollo en sus alianzas

  • Pese a la hostilidad manifiesta entre Aguado y Ayuso, descartan la moción de censura en Madrid, porque “no nos fiamos del PSOE de Sánchez”
  • Fuentes de la formación naranja aseguran que “son decisiones que toma su jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, que no se caracteriza por su templanza»
  • Entre la dirección de Ciudadanos de Madrid sí existen voces que apuestan por dar por finalizada su etapa de cogobierno con el PP de Díaz Ayuso

En el Gobierno de la Comunidad de Madrid ya no disimulan sus discrepancias. La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado se contradicen en público, la presidenta no mantiene al vicepresidente informado de asuntos de tanto calado como el recurso interpuesto por el Gobierno autonómico y éste manifiesta abiertamente su opinión contraria a las decisiones de Ayuso. Fuentes de la formación naranja aseguran que “son decisiones que toma su jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, que no se caracteriza por su templanza ni buen tino y que lleva desde que llegó a su cargo intoxicando contra nosotros”.

Llegados a este punto, la opción de la moción de censura y el hecho de que el candidato del PSOE de Madrid, Ángel Gabilondo, insinuase recientemente la posibilidad de dejar que Aguado presidiese la Comunidad de Madrid si se avenía a participar en la operación de sacar a Ayuso y al PP de la presidencia del Gobierno, suena con fuerza en los pasillos de la Asamblea de Madrid y con más fuerza en la sede local de C´s. Pero la cúpula que preside Inés Arrimadas sigue frenando la opción de la moción de censura, porque en palabras de un dirigente de la formación naranja, «si nos ponemos en manos de Sánchez, estamos muertos”.

Consideran los miembros de la cúpula de C´s consultados por cuartopoder que “si estamos tratando de volver a la situación que llevó a C´s a ser la tercera fuerza política en este país, no debemos cometer el error de ponernos en manos del PSOE de Pedro Sánchez, porque no es de fiar y podría matarnos cuando quisiese”.

Según estas mismas fuentes, en la formación naranja son conscientes de que tienen que hacer valer su condición de bisagra y tratar de negociar los

presupuestos con el Gobierno de Sánchez, sí, pero sin depender de sus votos ni en la Asamblea de Madrid ni en ninguna otra Comunidad, porque eso les convertiría en rehenes de Pedro Sánchez, del PSOE y de las necesidades del Gobierno.

Entre la dirección de Ciudadanos de Madrid sí existen, sin embargo, voces que apuestan por dar por finalizada su etapa de cogobierno con el PP de Isabel Díaz Ayuso, tras los últimos episodios que han evidenciado una vez más la inexistente sintonía entre ambos socios de Gobierno y que en la formación naranja consideran que son ya demasiados agravios. Pero Arrimadas y su entorno frenan esa posible vía . Fuentes de Ciudadanos aseguran que, hasta que no se sepa cuál es el resultado de las negociaciones de los próximos Presupuestos Generales del Estado, no habrá ningún movimiento en la Asamblea de Madrid para propiciar una moción de censura contra Ayuso. Uno de los consultados, de hecho, afirma que “el PSOE ya nos la jugó cuando decidimos aprobarle la prórroga durante el Estado de Alarma: nosotros pendientes de si pactaban o no la prórroga con ERC y, cuando ya nos dijeron que no había nada que hacer con ERC, decidimos apoyarla nosotros. Lo que se les olvidó contarnos es que tenían cerrado otro acuerdo por otro lado con Bildu”.

De aquellos y otros polvos, vienen estos lodos. El caso es que en Ciudadanos Madrid ya no se soportan con el PP de Ayuso, pero la líder Arrimadas no se fía un pelo de Sánchez y así se debate Ciudadanos, entre la hostilidad y la desconfianza. Ni con el PP ni con el PSOE tienen sus males remedio.

Fuente: Esther Jaén en cuartopoder.es