Ayuso y Almeida quieren construir un aparcamiento en el Retiro sin el visto bueno de la Unesco y con los vecinos en contra

La presidenta aseguró en mayo de 2020 que la obra estaría entregada en 30 meses, pero el concurso fue paralizado por un informe demoledor de un interventor de la Comunidad

En mayo la Comunidad de Madrid adjudicó la construcción y explotación (por 39 años) de un aparcamiento subterráneo de cuatro plantas y 800 plazas bajo el nuevo edificio del Hospital Niño Jesús, incluido en el perímetro del Paisaje de la Luz y frente al Parque del Retiro. La concesión firmada por el gerente del hospital infantil beneficia a la UTE Obrascón Huarte Lain-Tiic 2 Concesiones. Fue la única presentada a la operación valorada en 22,5 millones de euros, que se encargará de las nuevas instalaciones a coste cero para la Comunidad de Madrid, según Isabel Díaz Ayuso. La presidenta aseguró en mayo de 2020 que la obra estaría entregada en 30 meses, pero el concurso fue paralizado por un informe demoledor de un interventor regional. 

El proyecto recibió desde el día de su anuncio protestas vecinales y de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid y parecía que la inclusión del Paisaje de la Luz en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco enterraría la idea. El impacto que supone la construcción del parking en el bien inscrito hace ahora un año exige el visto bueno de la organización internacional. Si el bien es alterado drásticamente, la Unesco retira de la lista la inscripción concedida. 

A Liverpool le ocurrió en la última convocatoria cuando el Comité de Patrimonio Mundial decidió sacar la ciudad portuaria inglesa de la Lista. La razón fue “la pérdida irreversible de atributos que transmiten el valor universal excepcional del sitio”. Antes le sucedió al Santuario del Oryx árabe en Omán y al Valle del Elba, en Dresde (Alemania). El problema para Madrid es que el Ayuntamiento ya está advertido: el informe del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), organismo que asesora a la organización internacional en las candidaturas de la Lista, señala que la polución es el principal factor que afecta al bien, así como la falta de peatonalización. 

Ignorar a la Unesco

El pasado diez de febrero, el Ministerio de Cultura mantuvo una reunión con la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid en el Palacio de Cibeles para coordinar la construcción del aparcamiento subterráneo y no poner en peligro la candidatura recién inscrita. Entonces se acordó que desde Cultura se enviaría el concurso presentado y un informe de impacto patrimonial. La Unesco reclama esta investigación para dar el visto bueno sobre la intervención. En el informe se debería indicar cómo afecta la construcción y explotación del aparcamiento a la conservación del patrimonio (el hospital declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2002 y el Parque del Retiro). 

Desde Icomos aseguran a este periódico que la Comunidad de Madrid no les ha enviado ningún informe de impacto patrimonial y que en su día el equipo de Isabel Díaz Ayuso les prometió que se lo encargarían a “expertos de reconocido prestigio”. Sin embargo, no han vuelto a tener noticias y aseguran que el Ministerio de Cultura tampoco lo ha recibido. Fuentes del Ministerio de Cultura aseguran a elDiario.es que no tienen noticias sobre el informe de impacto patrimonial y que han tomado la decisión de enviar un requerimiento ante la sucesión de los acontecimientos. 

Quienes sí han tenido noticias de la construcción del aparcamiento son los trabajadores del Hospital Niño Jesús, que acaban de recibir un correo electrónico desde la gerencia. Les anuncian el inicio de las obras el próximo 3 de octubre, tal y como ha podido saber este periódico. “Nos reunimos la semana pasada con la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y nos dicen que no saben nada del informe”, avisa Miguel Montejo, concejal de Más Madrid. 

“Esta obra pone en peligro la declaración de Unesco, amenaza la salud de los vecinos, no hay ningún estudio de movilidad que diga que se necesita el parking. Lo que sí se necesita es una ampliación del hospital”, dice Montejo. El único informe de impacto que existe no es independiente, ha sido realizado por la propia constructora para la Comunidad de Madrid. Nadie ha podido leer las conclusiones del mismo. 

Por si fuera poco, desde el Servicio de Actuaciones de Inmuebles Catalogados informan que no se ha tramitado durante los años 2020 y 2021, ni hasta la fecha, ningún expediente de Licencia o Declaración responsable para la demolición de construcciones o edificaciones existentes en la parcela del hospital. Y cuenta con una protección “singular” y está declarado BIC. 

La amenaza de la contaminación 

Aquel informe, adelantado por elDiario.es, tenía fecha del 12 de marzo de 2020 y en el capítulo de los “factores que afectan al bien” se podía leer: “La contaminación atmosférica, provocada principalmente por vehículos privados a motor, es el factor más importante en cuanto a la afección del bien candidato. Esta se concentra en el área que rodea la estación de tren de Atocha y el Paseo del Prado. La ciudad está tratando de mejorar el sistema de transporte público”. 

En el texto también se indicaba la necesidad de responder de urgencia al cambio climático porque repercute en el bien: “Los árboles se ven afectados y se está incrementando el consumo de agua en los Jardines del Buen Retiro y en el Real Jardín Botánico. Es necesario buscar una solución para este problema a corto plazo”, añade. 

Este periódico se ha puesto en contacto con la Dirección General del Espacio Público del Ayuntamiento y ha confirmado que, un año después, no ha puesto en marcha ninguna medida contra la contaminación generada por los ocho carriles colapsos de tráfico a diario, en el Paseo del Prado, que atraviesan el bien. Recuerdan que el propio alcalde, José Luis Martínez Almeida, es partidario de reformar el ámbito Prado-Recoletos “si renueva el mandato”. 

También aclaran desde este Área del consistorio que hasta después de las elecciones municipales el alcalde no abordará la reducción del tráfico. Sin embargo, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso sí pondrán en marcha la creación del parking del Hospital del Niño Jesús, que atraerá más tráfico a la zona y, en consecuencia, más contaminación sobre el bien y sus vecinos. Esto entraría en conflicto con las recomendaciones advertidas desde Icomos y asumidas por la Unesco.

Fuente: Peio H. Riaño en eldiario.es
Foto: Archivo nuevatribuna.es

También podría interesarte