AMYTS califica como “histórico” el seguimiento de la huelga de médicos de familia en Madrid

Este lunes arranca la huelga médica en los centros de salud con un seguimiento “mayoritario”, según el sindicato médico AMYTS. Al mismo tiempo, y durante los fines de semana, el personal que trabaja en las urgencias de atención primaria mantiene unos paros convocados por el sindicato MATS y SUMMAT

Un apoyo, “histórico”, “espectacular” y “mayoritario”. Así califica el inicio de la huelga de médicos y médicas de familia el sindicato médicos AMYTS, convocantes del paro, que ha sondeado el estado de las consultas y ha llegado a estas conclusiones, pese a la complejidad para contabilizar el seguimiento de los servicios mínimos por la inmensa red de centros de salud que hay en toda la región, aseguran. Percepción que contrasta con los datos emitidos por la Comunidad de Madrid, que ha cifrado el seguimiento en un 31%. “Los profesionales han dicho basta a la sobrecarga asistencial que están viviendo los centros de salud y ante el altísimo riesgo de destrucción de un nivel asistencial clave”, declaran desde AMYTS. 

Los 4.240 médicos y médicas de familia y 720 pediatras están llamados a una huelga indefinida en los centros de salud. Un paro que ha arrancado con una nutrida concentración frente a la Gerencia de Atención Primaria al grito de: “No despacharte, queremos atenderte”. Con el objetivo de frenar la “sobrecarga” en las consultas, en las que se atiende a entre 50 y 60 pacientes al día, piden a la Consejería de Sanidad soluciones para esta situación “insostenible”. Exigen un “plan de choque” que evite la saturación diaria y el éxodo masivo de médicos y médicas de este nivel asistencial. Calculan que un 20% de las consultas se encuentra sin profesional.

Una huelga que ha sido apoyada por todos los directores de más de 160 Centros de Salud, también un hecho histórico. En un comunicado advierten de que es “urgente” y “necesario” incrementar el gasto sanitario en Atención Primaria, siguiendo las directrices de la OMS, que fijan un 25% del total del gasto para este nivel asistencial. Porcentaje muy alejado del que destina la Comunidad de Madrid en la actualidad, un 11%, cifra que la sitúa a la cola del resto de Comunidades Autónomas. “Suscribimos, que la insuficiencia presupuestaria mantenida genera una escasez de recursos humanos y materiales que dificulta la adecuada gestión de los Centros de Salud para garantizar una asistencia de calidad a la población”, avisan.

Unos servicios mínimos “razonables”, lejos del 100% fijados en anteriores ocasiones, permitirán seguir el paro convocado, según valora este sindicato

Servicios mínimos “razonables”

En esta ocasión, unos servicios mínimos “razonables”, lejos del 100% fijados en anteriores ocasiones, permitirá seguir el paro convocado, según valora este sindicato. Estos indican la presencia de un médico y un pediatra por turno en aquellos centros con menos de cuatro en plantilla, y dos médicos de familia y un pediatra por turno para aquellos que cuenten con más de cuatro.

También en otro cambio de proceder, la Consejería citaba al comité de huelga antes de que comenzara el paro, el pasado jueves 19 de noviembre, detalle que no tuvo en la anterior huelga en los servicios de urgencias de primaria. Aunque pocos acuerdos se alcanzaron. “Nos hemos encontrado lo que nos venimos encontrando desde hace muchos años en Atención Primaria: excusas”, expresaba la secretaria general de AMYTS, Ángela Hernández Puente. “Estamos en una situación que viene de antes de la pandemia”, añadía.

Así, en septiembre de 2020 un conato de huelga fue apagado con la firma de unos acuerdos. Unos acuerdos que han quedado en papel mojado. “Hemos pasado unos momentos un tanto abochornantes en la reunión en los que la propia directora general no recordaba que ella misma había firmado ese acuerdo de salida de huelga. Por supuesto nada de lo recogido ahí, como los 400 euros al mes o la limitación de pacientes por agenda, se cumplieron”, añadía Hernández Puente.

En esta ocasión los acuerdos esperados pasan por un máximo de 31 pacientes por consulta, un mínimo de 10 minutos por paciente, establecimiento de una única agenda sin pacientes de otras agendas y la consolidación de horarios que permitan la conciliación. Exigen también mejoras retributivas, una agilización en los procesos de selección y una solución a la escasez de personal en el área de Pediatría.

Huelgas durante los fines de semana en urgencias

En la noche del pasado jueves 18 de noviembre este sindicato médico alcanzaba un acuerdo con la Consejería de Sanidad para poner fin a la huelga médica que estaba teniendo lugar en los dispositivos de urgencias de atención primaria, conocidos como PAC.

Hablan de un acuerdo “insuficiente”, que pivota en torno a la apertura con plantilla médica de solo 10 PAC urbanos y 39 rurales

Un acuerdo que no convence a profesionales pertenecientes a la Plataforma SAR y a otros sindicatos como MATS y SUMMAT, que mantienen un paro intermitente durante los fines de semana en estos dispositivos de urgencias, con el apoyo de organizaciones como AFEM, AME y CSIF. Hablan de un acuerdo “insuficiente”, que pivota en torno a la apertura con plantilla médica de solo 10 PAC urbanos y 39 rurales. “Lo que recoge este acuerdo es peor que lo que la consejería ofreció en agosto: que era abrir 17 PAC, 10 con médico y 7 con enfermería y se mantenía la dotación, ubicación y horario de funcionamiento de los SAR. Los otros 27 centros urbanos según declaraciones del Consejero se abrirán con plantilla de enfermería”, aseguran.

Es por eso que mantienen sus paros de fin de semana, el próximo para el 25-28 de noviembre, con el objetivo de exigir “la apertura de todos los SUAP con la dotación de personal acorde a la actividad que desempeñan y que, en muchos casos, supone un aumento de plantilla. Como mínimo, la apertura debería realizarse en la situación previa a su cierre”, avisan.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com
Foto: Convocatoria de médicos y médicas de familia frente a la Gerencia de Atención Primaria | @apsemueve

spcbnet
También podría interesarte