6-M: una huelga estudiantil “contra la violencia machista y la educación franquista”

  • El Sindicato de Estudiantes ha decidido convocar el 6-M debido a que este año no se convoca huelga feminista a nivel estatal por el 8-M
  • Demandan una asignatura obligatoria y evaluable de educación afectivo-sexual, la pohibición del pin parental y la derogación de la LOMCE, entre otras cuestiones

El Sindicato de Estudiantes y su plataforma feminista, Libres y Combativas, han llamado este 6-M a una huelga estudiantil en todo el país. La protesta exigirá la prohibición del polémico “pin parental” aprobado por la derecha y la extrema derecha en Murcia por considerarlo una “brutal agresión” contra la enseñanza pública. La crítica se incluye dentro de una reivindicación más amplia “contra la violencia machista y la educación franquista”, el lema de la convocatoria.

Los alumnos y alumnas de educación secundaria y universitaria saldrán a la calle a las 12 del mediodía del 6 de marzo en más de una treintena de ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Sevilla o A Coruña. “Nos quieren amordazar imponiéndonos el mensaje fascista y embrutecedor que nuestros padres y abuelos tuvieron que soportar durante 40 años de dictadura”, advierten desde el Sindicato de Estudiantes.

Entre las principales reivindicaciones de la jornada se encuentra la demanda de una asignatura obligatoria y evaluable de educación afectivo-sexual. “Escuchamos constantemente que la educación debe ser un eje central para luchar contra el machismo, pero no se toma ninguna medida. Queremos una asignatura que se base en la igualdad, en el ‘solo sí es sí’ o el respeto a la comunidad LGTBI para que ningún niño o niña tenga que sufrir esa discriminación en su infancia o adolescencia”, explica a cuartopoder Coral Latorre, secretaria general del Sindicato de Estudiantes.

Otro de los puntos que recoge la jornada de movilización, ante la queja de muchas alumnas, es que se recoja en el régimen interno de los institutos el respeto a la libertad sexual y a vestir como se quiera. “Muchas compañeras nos han dicho que en los centros se les dice a las chicas cómo deben ir vestidas o que no pueden ir en tirantes”, explica Latorre.

La convocatoria también arremete contra el papel de la Iglesia en la educación publica y la financiación pública de la educación privada concertada. “No podemos tener una educación basada en la Igualdad si la jerarquía católica, los mismos que segregan por sexos, tienen ese importante peso”, explica Latorre. “No se les puede regalar ni un euro más a quienes son los firmes aliados de Vox”, añade.

Esta protesta del Sindicato de Estudiantes entronca con “la derogación de la LOMCE”, una ley que “solo ha favorecido la emergencia social” del sistema educativo. “El Gobierno de PSOE-Unidas Podemos debe derogar inmediatamente la LOMCE y acabar con los recortes educativos ya, contratar a los más de 20.000 profesores despedidos, y asegurar la gratuidad de la educación pública desde la Escuela Infantil hasta la Universidad”, se exige en el manifiesto de la convocatoria.

Una huelga estudiantil antes de un 8-M sin huelga

La plataforma Libres y Combativas, que forma parte de la Comisión 8M encargada de organizar la protesta del Día Internacional de la Mujer, lamenta que este año no se opte por el modelo de paro feminista a nivel estatal. Esto, reconocen, ha motivado su propia convocatoria de huelga estudiantil feminista para el 6-M.

La huelga feminista es la mejor herramienta que tenemos y para nosotros lo mejor hubiese sido una huelga general feminista un día laboral, el 6M o el 9M”, explica Latorre. “Quienes dirigen el 8M, muy ligadas a sindicatos o a partidos que ahora están en el Gobierno, han puesto encima de la mesa una serie de motivos para que este año no hubiera una huelga feminista. Pensamos que es un error”, explica la líder estudiantil. Dicha herramienta no debería ser concebida como una crítica al Gobierno, sino que es un instrumento para conseguir que se escuchen las reivindicaciones de los últimos años, añade.

El ataque de la extrema derecha

Las organizaciones que agrupan al profesorado y a las madres y padres han decidido no sumarse a la convocatoria. No obstante, organizaciones como UGT, CGT, CCOO, Stes o CEAPA, FELGTB o Arcópoli han apoyado a Libres y Combativas ante la “campaña de acoso, insultos y amenazadas” que han denunciado tras anunciar esta convocatoria contra el “pin parental”.

Un tuit de Vox contra esta huelga desató una oleada de «mensajes ofensivos y amenazantes» contra las portavoces del Sindicato de Estudiantes, denuncian ellas. Por ello, anunciaron la presentación de una querella contra el partido. Sin embargo, “hemos recibido mensajes de apoyo de muchas organizaciones, un calor muy gratificante. Nos animan a seguir luchando”, explica la secretaria general.
Fuente: María F. Sánchez en cuartopoder.es