Varios cientos de personas dan vida a las marchas por la recuperación del Manzanares Sur

Éxito rotundo en las marchas al Manzanares celebradas el pasado sábado 22 de enero a iniciativa de la FRAVM y de asociaciones vecinales de Usera, Villaverde, Puente y Villa de Vallecas y Perales del Río. Varios cientos de personas participaron en las cuatro caminatas organizadas para reclamar la recuperación del río y su entorno desde el nudo Supersur de la M-30 hasta Getafe.

Las marchas partieron desde desde cuatro puntos: Perales, El Pozo del Tío Raimundo, Usera-San Fermín y el Parque de La Gavia, en el Ensanche de Vallecas, para confluir, a las 11:30 en la Casa del Peón de la Cuarta Exclusa del antiguo Canal del Manzanares, un conjunto de edificaciones cuya rehabilitación demandan las asociaciones vecinales desde hace tiempo.

Las dos columnas vallecanas recorrieron el tradicional Camino de la Magdalena, que corre paralelo al arroyo de La Gavia, hasta el río Manzanares, y pudieron comprobar su profundo abandono. Los manifestantes se encontraron a su paso con todo tipo de escombros, basura, vertidos tóxicos y construcciones abandonadas.

Las otras dos marchas sirvieron también para conocer el mal estado que presenta el río y sus orillas, así como infraestructuras que, como las depuradoras que se hallan en el entorno, causan enormes molestias en la población debido a sus olores, ruidos y plagas de insectos.

A su término, el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, recordó las demandas vecinales que dieron origen a las marchas:

– la recuperación del río Manzanares, lo que pasa por la eliminación de la contaminación de sus aguas y la limpieza de sus márgenes. En los últimos años, el cauce y los terrenos que lo rodean se encuentran en una situación medioambiental muy alarmante.

– la recuperación de afluentes como el arroyo de La Gavia y el arroyo de La Abulera

– la recuperación del Camino de la Magdalena, lo que incluye el fin de los usos indebidos y la eliminación de las escombreras ilegales, entre otras actuaciones.

– la eliminación de los malos olores y contaminación del río procedentes de las depuradoras existentes en la zona, que pasa por cerrar o soterrar las instalaciones más viejas y molestas.

– el terreno liberado por este tipo de intervención debería servir para promover usos culturales, sociales e incluso económicos, con el impulso de iniciativas sobre energías renovables y de investigación y desarrollo.

– la recuperación y conservación del patrimonio histórico y cultural de la zona, como es el caso de los vestigios del Real Canal del Manzanares o las trincheras de la Guerra Civil española existentes.

– el impulso de la agricultura periurbana con el fomento de huertos comunitarios y familiares

– la firma de un acuerdo de acciones concertadas entre los tres ayuntamientos del Manzanares Sur: Madrid, Rivas y Getafe.

Todas estas medidas y otras actuaciones que afecten a la zona deberían debatirse y acordarse en un espacio de participación ciudadana en el que tomen parte las asociaciones vecinales junto a los responsables de la Administración.

Fuente: FRAVM

También podría interesarte